Blog de la actriz Ana Cuesta

viajar_niños_portugal

Portugal: Islas del Algarve, Armona y Culatra con niños.

Afianzando esta sección del blog sobre destinos, trucos y consejos para viajar con niños comparto este lugar que para mí tiene un significado muy especial. Fue el primer sitio al que viajamos después de convertirnos en padres. ¡Carmen tenía tan solo un mes cuando nos aventuramos como nuevos padres hacia Armona, una pintoresca isla en el Algarve portugués.

Así que fuera miedos, porque viajar con niños o bebés es una experiencia muy enriquecedora. Sobre todo a destinos poco estereotipados en los que la aventura forma parte del atractivo.

Puedes llevar el carrito en el barco y las maletas o mochilas que necesites, pero asegúrate de poder cargar con ello ya que tendrás que llegar a pie hasta tu destino. El paseo desde el embarcadero hasta el final de la isla está asfaltado por lo que tanto el carro como las maletas pueden llegar sin problema. Aún así y después de ir varias veces, me parece más cómodo portear al bebé y que cada uno lleve una mochila con sus cosas.

Y es que, hemos vuelto a ir varias veces desde aquel entonces, porque nos parece un destino ideal para viajar con niños. Tanto Armona como Culatra, son islas a las que solo se puede llegar en barco y a pie, quiero decir, no puedes llevar ningún vehículo motorizado. Lo más común y lo que nosotros hacemos es coger un Ferry desde el embarcadero de Olhao y en 15 min y por unos 4€ llegas al paraíso.

Es como viajar en el tiempo, tal y como bajas del barco solo hay arena, playas vírgenes y un caminito que atraviesa la isla de un lado a otro franqueado por las típicas casitas bajas portuguesas, algún restaurante y un par de supermercados. No hay tpv, no hay wifi, no hay estress. Ya que en la isla no hay médico ni farmacia, es importante llevar un botiquín con lo basico para viajar con niños, os enlazo el post donde os cuento que suelo llevar yo. Y aún así, no hay que dejar de ir por miedo a lo que pueda pasar, que en caso de urgencia siempre podemos coger un barco-taxi y en tres minutos estamos en el consultorio.

Como único alojamiento en armona encuentras un camping de bungalows a unos 200metros del embarcadero por la única calle que hay. Es el camping Orbitour. Construido como todo lo demás respetando por completo el paisaje y la naturaleza sobre la misma arena de la playa. Se puede reservar por Booking.com o en su propia página web. En Culatra hay más casa para alquila por Airbnb y también es una buena opción, aunque nosotros hemos preferido siempre Armona.

Para los niños es toda una aventura. Una isla desierta. Una isla pirata, una isla sin coches ni peligros, donde pasarse el día descalzos y jugando con la arena. Y para los papás un lugar en el que relajarse y desconectar, el el que dejar que los niños sean libres sin miedo y disfrutar en familia.

En el camping hay una red para jugar al bolley playa, unos columpios para niños y unas barbacoas de uso común para hacer a la brasa algún pescado estupendo que puedes comprar por la mañana en la lonja en Olhao. También se puede cocinar en la cocina del bungalow o comer en uno de los pocos restaurantes o chiringuitos que hay: Un par de ellos en la playa del embarcadero, otro a mitad de camino frente al parque público y uno más, al final del camino, donde se acaba la isla. Este último hace conciertos de música en directo por las tardes/noches y es el único en el que puedes pagar con tarjeta si se te acaba el efectivo.

viajar_niños_portugal

Comprar en la isla no es barato, Nosotros llevamos de casa lo básico para desayunar y hacer un par de comidas y luego combinamos entre restaurantes y cruzar a Olhao al mercado. A los niños les encanta ir al mercado y ver las fruterías y pescaderías. ¡Y montarse en el barco de vuelta con nuestro carro de la compra lleno para hacer una barbacoa y cocinar es una motivación extra! Tanto el mercado como el paseo y el cengtro del pueblo son bonitos para visitarlos y dar un paseo.

Si tienes alguna duda sobre cómo organizar tu viaje o has ido y quieres compartir tu experiencia deja aquí tu comentario. Si te ha gustado comparte! Gracias

sintra viajar niños portugal

Portugal, sierra de Sintra con niños.

La sierra de Sintra es un destino ideal para niños y mayores, en general, para toda la familia. Portugal es un destino genial para viajar con niños, es un país donde se cuida mucho el turismo familiar. En cualquier restaurante tienen tronas y cambiadores, menús para niños o habitaciones familiares en los hoteles.

Nosotros hemos conocido Sintra en verano, y nos ha encantado. El clima maravilloso, fresquito y soleado, la comida espectacular, el paisaje verde y frondoso, la cercanía a la playa y los muchos castillos y palacios que se visitan lo hacen un destino muy completo.

Para ir con niños os recomiendo alojaros en el hotel Vila Galé Sintra. Fantástico. Un hotel nuevo, con spa y servicio de animación incluido en el precio. Habitaciones familiares con dos estancias y dos baños y  opción de media pensión para no tener preocuparte de nada. Los niños estaban entusiasmados con la cantidad de actividades y juegos que tenían. ¡Había camas elástica, piscina con toboganes, sala de juegos y cine e incluso un tiovivo!

¡Y mientras ellos disfrutaban de sus vacaciones, los papis descansábamos felices en las piscinas con vistas a la sierra y a sus palacios!

Hicimos varias excursiones para visitar palacios, os enlazo todos los que se visitan y sus precios y horarios. Nosotros vimos solo algunos de ellos porque fuimos 5 días y no quisimos hacer excursiones muy largas y que los niños se cansaran. Los que estaban mejor preparados para ir con niños según nos aconsejaron en la oficina de información y turismo. Os cuento algunos trucos interesantes si viajáis con niños pequeños.

El palacio más famoso de todos es el Palacio da Pena. Está dentro de un parque, un bosque-jardín, id es una auténtica maravilla. Con la misma entrada puedes ver el palacio, los jardines y el chalet de la Condesa de Elda.

El tráfico para subir hasta la entrada principal del Palacio da Pena es imposible, ya que se juntan en un solo carril: autobuses turísticos que vienen desde Lisboa, autobuses con tours que salen desde Sintra, Tuk-Tuk privados que también puedes alquilar en Sintra, taxis y los coches particulares como nosotros. Decidimos entrar por la entrada de detrás, la que da al chalet y no al palacio. Y fue todo un acierto. Lo mejor, aún así, es ir muy temprano para no pillar tanta bulla. Pero nosotros fuimos a media mañana y pudimos aparcar sin problemas por la puerta de la entrada del chalet. No os recomiendo llevar carrito a esta visita, mucho mejor portear.

Vimos el chalet, que nos pareció magnífico, era como la casita de la bruja del cuento de Hanzel y Gretel.  Los niños estaban convencidos de que era una casa de cuento. Y tiene una zona de rocas y grutas al lado donde pasamos un buen rato buscando gnomos y elfos. Desde allí hay un Hop on hop off gratuito que cada media hora sale hacia el Palacio da Pena dando una paseo por todos los jardines, donde vimos lagos, cabras, y unos árboles tan altos como edificios. Ir andando con niños se hace largo y pesado, es un camino de una hora aproximadamente, mientras que en el autobús tardamos 10 minutos y fuimos muy cómodos.

El palacio tenía una cola de al menos dos horas para poder entrar. Había muchísima gente. Pero al ir con dos niños y un bebé, tuvimos paso preferente, así que entramos directamente. Esto es muy común en todas las actividades y atracciones de Portugal en general, las familias con niños tienen preferencia, ¡solicítala!

El palacio es espectacular, está perfectamente conservado, amueblado hasta el más mínimo detalle y tiene unas vistas infinitas.

No se puede comer dentro ni llevar carrito, por eso es mejor portear y comer antes o después. Hay un restaurante, pero tantísima gente que fue imposible pedir. Menos mal que llevábamos unos bocadillos y pudimos un picnic en el inmenso jardín.

Otro día fuimos a ver al Palacio de Moserrate. Nosotros también fuimos en coche pero se puede llegar en bus. Estaba mucho más tranquilo, lo cual agradecimos. Tampoco aconsejo llevar el carro ya que la bajada hasta el palacio es empedrada y nada confortable, mucho mejor portear. No es un camino muy largo, pero sí no te apetece andar hay un hop ón hop off que te lleva desde el parking hasta el palacio por un par de euros. Los jardines son también una maravilla y el palacio tiene un aire indú que no te dejará indiferente, un trozo de la India en Sintra. Precioso. Se pueden ver las cocinas, la biblioteca, las estancias y el salón principal. No está tan amueblado como el Palacio da Pena, pero merece la pena verlo. Tiene también una cafetería muy agradable justo al lado de la parada del hop ón hop off donde sí se puede consumir sin esperar dos horas de cola.

No nos dio tiempo de ver más palacios, pero prometo volver y completar el post!

Lo que sí fuimos a ver es el Cabo da Roca, el punto más occidental del continente. Desde donde se puede ver una sublime puesta se Sol y respirar aire puro. Las vistas son preciosas. Es un sitio con una energía muy particular al que merece la pena ir pese a las muchas curvas que hay en la carretera.

A la vuelta, camino del hotel paramos en un restaurante muy pequeñito en un lateral de la carretera, con un acceso a pie complicado porque no había acera, pero con mucho encanto. Y fue un acierto. Se llama O Lavrador. El plato típico es ternera hecha a la plancha, pero te la haces tú mismo. A los niños es de lo que más les gusto del viaje. Ponen en la mesa una plancha de mármol con una especie de infiernillo debajo y una bandeja con una carne extraordinaria y muchas patatas fritas. Cenamos muy bien y muy entretenidos. Lo recomiendo.

Me quede con muchas ganas de ver el Palacio de Queluz, la playa de Estoril y su castillo, un pueblito precioso que se llama Azhenas do mar y de comer en la famosa pizzería Tiffosi, que dicen quienes han ido que hace las mejores pizzas del mundo. Os contaré cuando vuelva. O cuéntame tú si ya has tetado y quieres compartir tu experiencia.

Si tienes alguna duda sobre cómo organizar tu viaje deja aquí tu comentario. Si te ha gustado comparte! Gracias

etiquetas_niños_vuelta al cole

Etiquetas para la vuelta al cole

 

niños_etiquetas_vuelta al cole

El curso pasado, en la operación vuelta al cole, hice un pedido de etiquetas a tres empresas distintas para poder comparar y comentar mis impresiones este año. Antes de elegir el tipo de etiqueta hice un exhaustivo estudio de mercado, ya que la oferta es bastante amplia y variada. Finalmente me decidí por las etiquetas termo adhesivas, descartando las adhesivas sin más, las de tela personalizables para coser o los sellos para ropa también personalizables.

En mi caso no elegí las de tela porque no tengo máquina de coser y con tres niños iba a tardar muchísimo en marcarlo todo, ni el sello para ropa porque la tinta es negra y en las prendas oscuras no se ve bien. El uniforme de mis hijos es polo blanco y jersey y falda o pantalón oscuro. Así que me he decanté por las termo adhesivas de las marcas Ludilabel, Petit Fernand y Stikets. Mis primeras impresiones fueron las siguientes:

Las tres ofrecen packs combinados con varios tipos de pegatinas (para ropa, para zapatos, para material escolar) que salen más económicos que cogiéndolas por separado. De igual manera que mientras más cantidad encargas más rentable sale cada unidad. Además las tres marcas ofrecen accesorios como cantimploras, llaveros o tuppers personalziados. Todas las webs son bastante sencillas e intuitivas y tienen mucha variedad de colores y motivos. Y todas traen papel vegetal para poder plancharlas en la ropa.

etiquetas_niños_vuelta al cole

 

Petit Fernand tiene una aplicación muy intuitiva con muchas opciones para elegir. Es la única en la que puedes elegir hasta el color de la letra. Las demás son blancas por defecto. En su versión mas económica solo permite una linea de texto, por lo que si quieres poner nombre y teléfono, por ejemplo, tienes que elegir una opción más cara. Tarda una semana en llegar por correo ordinario sin número de seguimiento. Esto para mí es un punto negativo, ya que la primera vez que lo pedí el paquete se extravió y tuve que volver a pedirlo. Viene presentado en un talonario con unas instrucciones muy bien explicadas. Otra característica que destacaría es que cuesta muchisimo separar las etiquetas del plástico en el que vienen presentadas. A primera vista me pareció que son de buena calidad, fieles a la lo que encargué, el color queda perfecto y la imagen sin pixelar. No se deforma aunque el tejido sea de canalé o rugoso. En general buena impresión.

Ludilabel tiene unos packs muy completos pero no cabe el nombre y el teléfono si tienes un nombre largo o compuesto ya que tiene un límite de caracteres máximo corto por línea. Viene también presentado en un talonario y llega por correo ordinario sin numero de seguimiento. Son, en precio, muy similares a Petit Fernand pero, en mi opinión, de peor calidad . El color de fondo esta pixelado y el material es más rígido y menos adaptable. Se deforma más al planchar y no responde tan bien a tejidos de canalé o rugosos como la lana. Sin embargo es muy fácil de despegarlas del talonario. A mí personalmente no me han convencido.

Stikets sí que me ha sorprendido muy positivamente. En cuanto a precios es la más rentable. Lo cogí casi a la mitad de precio que las otras dos y además trae más cantidad de pegatinas. Otro punto a favor es que envían con paquetería privada en 48 horas. Permite poner nombre y teléfono en todas las etiquetas en la opción básica. Y ofrece también packs y mucha variedad de colores y motivos. La calidad es bastante buena. Viene presentado en una carpeta archivadora tamaño cuartilla muy cómoda y fácil de usar, aunque sin instrucciones.

Una vez expuesta mis primeras experiencias, os cuento que después de su uso en la vida diaria de lavadoras y secadoras durante el curso pasado sin lugar a dudas las que mejor han aguantado son las de Stikets, siendo además las más económicas y las únicas que llegaron por mensajería 48horas, todas siguen pegadas y con el mismo aspecto que el primer día, tanto en tejidos de algodón, como lana. Las de Ludi se han despegados casi todas y las que quedan están como encogidas, endurecidas. Y las de Petit Fernand en polos y jerseys están cuarteadas aunque siguen pegadas, el resto también están bien. Aquí podéis ver de cada marca fotos después de un curso de uso:

Personalmente, por relación calidad/precio y rapidez yo me quedo con Stikets para este curso. Aunque esto es sólo mi experiencia y mi opinión personal. Os invito a comentarme las vuestras.

protección_solar_niños

¿Qué protección solar es la mejor para mi bebé?

 

protección_solar_niños

Llevo un año leyendo mucho acerca de los protectores solares. De mis tres hijos, las niñas son muy blanquitas y se queman con facilidad y Manuel, que es muy moreno, tiene la piel muy sensible y cualquier cosa que le pongas le da reacción. El verano pasado compré una protección solar típica de farmacia que me recomendaron expresamente para él y pasamos un verano horrible con la piel de Manuel. No se quemó nada, ni él ni las niñas, eso es cierto, pero no dejaban de salirle erupciones y heridas por más crema que yo le echaba. Pasado el verano deduje que quizás era la propia crema la que le estaba sentando mal.

Desde entonces he estado investigando y leyendo articulos sobre protección solar. Lo primero que he descubierto es que hay dos tipos de cremas según el tipo de filtro solar que utilicen. Las cremas de filtro químico y las de filtro físico o mineral. Estas últimas son las naturales y ecológicas. Y en mi opinión y la de muchos expertos las únicas recomendables. Y por supuesto, y en cualquier caso, evitar el sol directo en las horas centrales del día, ¡porque milagros no hace ninguna!

Aquí ocurre como con las sillas acontramarcha, la desinformación es muy osada y los intereses comerciales muy crueles. Hay que mirar más allá e informarse. No nos conformemos con lo primero que nos vendan, con lo que la vecina nos recomienda o con lo que “más se lleva”.

Os voy a hacer un breve resumen con las principales diferencias entre las cremas de filtro químico como pueden ser las de Isdin, Roche Posay o Avene y las de filtro mineral, como por ejemplo Alphanova, Vea, Anthillys o Eco Cosmetics:

Los filtros químicos reaccionan con la piel para protegerla del sol, mientras que los filtros físicos o minerales se interponen entre el sol y la piel. Por esta razón los filtros químicos tienen riesgo de relaciones en la piel y de contaminación ambiental, mientras que los filtros físicos no presentan efectos secundarios ni intolerancias y no son contaminantes. Para que se entienda mejor, los filtros químicos absorben la radiación UVA y UVB mientras que los filtros minerales las reflejan y protegen actuando como uno espejo contra radiaciones UVB, UVA, UVC y rayos infrarrojos. Además los filtros químicos actúan después de 20 o 30 minutos desde su aplicación y los minerales son instantáneos. Lo único que puede ser incómodo, aunque es algo meramente estético, es que los filtros minerales pueden dejar la piel un poco blanquecina los primeros minutos después de su aplicación.

Sabiendo todo esto, os preguntaréis: si hay tanta diferencia de beneficios entre una y otra, ¿porqué se venden en las farmacias las de filtro químico y no al revés? Me imagino que, como todo en esta vida, por razones económicas y de intereses comerciales. Igual que se vende carne hormonada y no ecológica, sillas a favor de la marcha de grupo 1 y mil productos más que no son beneficiosos en absoluto y que consumimos diariamente.

Hay que ir creando conciencia y poco a poco y el mercado se irá adaptando a las necesidades del público. ¡Lo mejor no es lo que se anuncia por la tele. Esto ya lo sabemos!

Os enlazo algunas web comprometidas con la salud de la piel de nuestros bebés donde podéis tanto comprar las cremas solares como otros productos de higiene respetuosos y responsables. Además incluyen información detallada de sus productos, ingredientes, diferencias entre unas marcas y otras, ventajas e inconvenientes y consejos de uso.

Idun Nature

My natural baby box

¡Nosotros este verano nos cambiamos al bando físico y bio! ¿Y tú?

bugaboo_bee_5

REVIEW BUGABOO BEE 5

bugaboo_bee_5

Hoy quiero haceros un análisis a fondo del nuevo Bugaboo Bee 5, comentando sus principales características y las mejoras que ofrece frente a su antecesor el Bee 3.

En el video podéis encontrar toda la información.

Si tenéis cualquier duda no dudéis en dejarme un comentario. Gracias

 

 

La actriz y blogger Ana Cuesta embarazada de su tercer hijo.

Quiero ser mamá blogger

La actriz y blogger Ana Cuesta embarazada de su tercer hijo.

La actriz y blogger Ana Cuesta embarazada de su tercer hijo.

 

La vida es un camino maravilloso lleno de trampas. Hay que aprender a adaptarse a cada etapa y exprimirla al máximo. Nunca olvidemos que cada día que se va ya no vuelve. Alimentemos al niño que llevamos dentro con ilusiones y sueños porque solo ellos saben disfrutar sin más.

Los últimos diez años mi vida han sido una auténtica montaña rusa que en momentos me ha hecho perder el norte y sentirme realmente desorientada y sola. Desde mi perspectiva actual, pasados diez años que dejé la casa de mis padres para sumergirme de lleno en el mundo adulto, puedo ver que hasta de los malos momentos siempre se puede sacar algo positivo y aprender algo bueno.

Hace poco mas de 10 años entraba en la Escuela de Arte Dramático de Sevilla para cumplir mi sueño: ser actriz. Cuando estaba en segundo curso rodé mi primera película, Déjate caer de Jesús Ponce. Ahí empezó mi carrera como actriz profesional. Rodé otras películas como Rivales de Fernando Colomo o series como Arrayán para Canal Sur televisión.

También por aquel entonces monté mi propia compañía de teatro con nuestra ópera prima Apuntes para una copla bajo la magnífica dirección de Estrella Távora. También en esos años de descubrir el mundo conocí al que hoy es mi marido y decidí probar suerte e irme con él a México, a la aventura, aprovechando un proyecto que le había surgido en DF. Pero volví a Madrid en unos meses para rodar con Emilio Aragón su primera película Pájaros de papel, acompañada por grandes compañeros como Carmen Machi, Imanol Arias o Lluis Homar. Iba de una cosa a otra como arrastrada por una maravillosa marea que aún me permitía coger aire entre ola y ola.

Justo después de rodar Pájaros de papel y en mi mejor momento como actriz, nació Carmen, mi primera hija. Ella le dio a mi vida un nuevo sentido. Sin dejar nunca mi esencia de aventurera y apasionada, todo cambió de lugar. Ahora ella era lo más importante. Sinceramente lo era y lo es. Pero ello no impidió que siguiera trabajando. Grabé Los Hombres de Paco y El Barco en 2010, o La soledad del triunfo en 2011 dirigida por Álvaro de Armiñán entre otras. Incluso me licencié en Arte dramático después de varios años de paréntesis. Fueron unos años de mucha exigencia en los que crecí a marcha forzada.

En este momento, y como madre treintaañera de tres niños, después de haber vivido en varias ciudades, estudiado una carrera, hacer un master, trabajado como actriz en el cine y la televisión española, de montar mi propia compañía de teatro, de ser profesora de teatro para una compañía adolescente… siento la necesidad de retomar mi vida laboral, de ampliar mi mundo personal. De esta necesidad surge este blog.

El mejor papel de mi vida es, sin duda, el de MAMÁ, y ahora mamá blogger.

¿Por qué ahora? Y ¿por qué bloguera? Pues porque sí. ¿Por qué no?

Porque ser mamá es una experiencia apasionante y porque ser actriz es una vocación incontenible. Y así, metiendo ambas cosas en una coctelera surge este proyecto que arranco hoy lleno de ilusión y ganas. Que me permite seguir siendo una mamá implicada y dedicada, compartir mis experiencias sobre la maternidad, hablar sobre lactancia, embarazos, plantear dudas y resolver otras.

Ahora tengo tres hijos, vivo en Sevilla, mi marido vive y trabaja África y yo me encargo de ellos 24 horas al día 7 días a la semana sin ayuda. Necesitaba una actividad que supusiera una vía de escape y una forma de enriquecimiento personal más allá de la maternidad, que fuera flexible en horarios y que no estuviera supeditada a un lugar físico concreto. Este blog cumple todos los requisitos y suma algunos otros. Me parece muy enriquecedor poder compartir lo que en estos años como madre he podido aprender y seguiré aprendiendo.

Me gusta ser una madre aplicada y dedicada, disfruto de la crianza y sé que es algo que se agota, que el tiempo se lleva consigo y que no vuelve atrás. Pero soy una mente inquieta y quiero más. Quiero mi parcela de intimidad, mi momento de soledad, de placer. Y para ello creo este blog que espero que os guste y os ayude a resolver dudas, a entreteneros, a desconectar, a reír y a disfrutar, también, tanto como yo. La vida es el camino y hay que vivirla como viene. Intentemos aprender a disfrutar de lo bueno y a afrontar lo malo de la mejor manera posible.

Ana Cuesta con su hija Carmen de bebé

Mamá, actriz, estudiante y ama de casa con 26

Ana Cuesta con su hija Carmen de bebé

Ana Cuesta con su hija Carmen de bebé

 

Pues así, recién cumplidos los 26 y sin pensarlo ni planearlo, me vi de un año para otro sumergida en una vorágine de actividades absolutamente desbordantes. Quería acabar mis estudios, tenía que atender mi casa, no pensaba renunciar a mi carrera como actriz y por supuesto tenía y quería criar a mi hija Carmen. Había que hacerlo todo y bien y el día no tenía más horas por más que yo lo desease.

Como podéis ver no morí en el intento, aunque me costó mas de una amistad y media melena… ¡como poco!

Desde luego que no soy la primera mamá que trabaja y cría a un bebé, admiro a cada mamá que cada día da lo mejor de ella misma en su casa y fuera de ella.

El día que decidí irme a México, supuso un claro punto de inflexión en mi camino del que hablaré detenidamente en el próximo post. Pasé de vivir en casa de mis padres sin tener más ocupación ni preocupación que sacar adelante mis estudios a ser yo la madre y tener todas las ocupaciones y preocupaciones sobre mi espalda. Un cambio demasiado brusco. Mucho en muy poco tiempo. Hoy veo con claridad que las razones por las que la lactancia no funcionó en mi primer embarazo. Entiendo que sufriera depresión postparto y que mi matrimonio pasara por su primera y peor crisis.

Si pudiera volver atrás seguramente pensaría algunas cosas dos veces y planificaría con más cabeza y menos corazón. O no, seguramente, volvería a hacerlo igual. Me movía la pasión por mi profesión, el amor romántico, las ansias de conocer el mundo. Definitivamente me gusta tirarme a la piscina sin pensarlo mucho.

Siempre he sido buena estudiante, metódica, muy autoexigente y excesivamente organizada. Precisamente, estas cualidades fueron las que me salvaron en mi recién estrenada maternidad.  Confeccioné un horario en el que cuadraba todas mis tareas y del que no podía salirme. En función del horario de la Escuela de Arte Dramático  y de la Guardería en la que matriculé a Carmen, fui rellenando los días con tiempo de ensayos, de estudio, de ir a la compra, de lavar la ropa, de estudiar textos, de llevar a Carmen al parque y demás actividades que llenaban mis semanas sin espacios en blanco.

¡Un panal elaborado y complejo donde todo cupo, hasta dormir de vez en cuando!

Lo que recuerdo más doloroso de aquella etapa es la soledad. Lo he entendido con el tiempo, pero entonces no sabía porqué amigos de toda la vida iban desapareciendo de mi lado. Me dejaban sola. Tampoco me sentí apoyada por mi marido. Él tardó más tiempo en hacerse cargo de aquellos cambios y en asumir la nueva etapa. Por suerte aparecieron nuevas amigas, mamás todas como yo, con las que compartir tardes de parque y charla y echarnos una mano.

Aconsejo a todas las mamás que siempre que puedan lleven a sus bebés al parque. Es una actividad de lo más completa, para los niños es genial porque aprenden a socializar, a compartir, practican la motricidad, el lenguaje, les da el sol y el aire… Y para las mamá es la mejor terapia. Ponemos en común nuestras dudas, criticamos a las suegras, nos reímos juntas y sosegamos nuestro estrés. Media hora de parque al día con tu bebé es la mejor terapia postparto al alcance de todos. Yo tengo grandes amistades forjadas en el parque que hoy en día son una parte insustituible de mi vida.

Fueron dos años en los que no me daba tiempo a pensar mas allá, solo a sobrevivir a cada día. Pero pasó, todo pasa. Aprobé mis estudios con nota, rodé varias películas y series, aprendí a llevar una casa economizando el tiempo al máximo y me convertí en la mejor madre que supe ser para Carmen.

 

Alejandro y Emiliano, mis vecinos de mexico

La aventura mexicana

Alejandro y Emiliano, mis vecinos de mexico

Alejandro y Emiliano, mis vecinos de México

 

Mi aventura en México fue corta pero intensa. Dejó huella. Era la primera vez que me iba de casa y la primera vez que iba a convivir con mi entonces novio. Primeras veces del otro lado del océano a miles de kilómetros de mi familia.

Recuerdo despidiéndome de mis padres y de mi tía en el aeropuerto con las tarjetas de embarque ya en la mano, las emociones a flor de piel y las lágrimas amenazando con salir a raudales. De repente suena el teléfono:

– Ana, mañana tienes un casting para la nueva película de Emilio Aragón.

Era una oportunidad de oro. Por megafonía llamaban para embarcar mi vuelo. Tenía que decidir en segundos. Se me hicieron horas. Me fui, no sin dudas. Había hecho ya muchos castings durante el año que viví en Madrid sola y ahora quería vivir mi aventura Mexicana. Una vez más fue mi corazón quien eligió el camino.

Cuando las cosas tienen que ocurrir, ocurren. Así lo creo yo. Y esa película tenía que ocurrir.

Aterricé en un país nuevo, otro mundo distinto al que yo conocía. Tenía mucho que ver, que probar, que aprender, que descubrir. La mejor manera , la más sencilla y rápida de conocer gente y de integrarte en un sitio nuevo es apuntándote a talleres. Me inscribí en un taller de interpretación profesional en la escuela de interpretación de Patricia Reyes Spíndola. Estuve un mes trabajando interpretación para televisión allí. Conocí los estudios de Televisa e hice buenos amigos que aún conservo.

También allí conocí a una mamá como yo ahora, Luzan, mi primera amiga mamá antes de que yo pensara en embarazos y bebés. Mi primera vecina. Con ella me sentía como en casa. Los niños hacen hogar. Alejandro y Emiliano colmaban mi nostalgia de familia. Fue con ellos, viéndolos jugar en los columpios, cuando empecé a imaginar mi maternidad, a tener ganas de ser mamá, de tener mi propia familia. Algo empezaba a cambiar en mi forma de ver la vida.

Finalmente mi oportunidad volvió a presentarse. Me preparé la prueba para Pájaros de Papel desde México, la grabé con mi cámara de turista y la envié a España en un CD. Fue una experiencia única y muy motivadora. Casi dos meses después de haberme despedido de mi familia para irme a vivir a México, volvía a Madrid para rodar una película con grandes actores. Me sentí muy afortunada y disfruté cada segundo de aquel rodaje. Fue el último que hice antes de ser mamá. Carmen nació justo 9 meses después. El día del estreno yo estaba embarazada y a punto de dar a luz. Comenzaba mi etapa de maternidad.

 

 

 

Mama_desesperada

CONFESIONES : ¡Desesperada!

bebe_embarazo_maternidad

 

Desesperada. Hay días en los que estoy desesperada. No se si quiero desaparecer yo o que desaparezcan ellos, mis hijos. Normalmente ésta es una sensación que me va invadiendo a lo largo del día y cuando dan las 8 de la tarde se apodera de mi un “yoquesé que queseyo” que me comería a un niño si pudiera. La maternidad, a veces, se me hace cuesta arriba.

Mama_desesperada

Son días en los que ya me despierto con cansancio acumulado, porque no he llegado a desconectar del anterior. Normalmente los jueves, que son los peores días porque llevo ya el cansancio de toda la semana encima. ¡Aunque los fines de semana que paso sola con mis tres hijos no se quedan atrás!

Suelo hacer planes con ellos cada tarde. Cuando los recojo del colegio tengo prevista una actividad que les guste y casi siempre con alguna amiga que me acompañe, así los niños se divierten y yo tengo vida social adulta: parque, merienda, piscina, cine, Ikea o bolas.  Y si es fin de semana pues excursión, teatro, parque de atracciones o bricolages y tareas domésticas por ejemplo. ¡Les encanta!

Pero, claro, para tener las tardes y los fines de semana libre, tengo que exprimir las mañanas a tope y hacer la comida, la compra, la colada, bancos, recados, plancha y ¡qué os voy a contar!  con mi bebé siempre conmigo. Y ahora además buscar tiempo para escribir mi blog y estudiar oposiciones. ¡Vuelven a faltarme horas! Soy especialista en equilibrios y malabares con tres niños.

En conclusión, que la maternidad es dura, requiere de grandes dosis de paciencia e imaginación, y tiempo. Y la rutina diaria de nuestra sociedad nos lleva a vivir deprisa, acumulamos cansancio y estrés que va mermando en nuestras ganas de ser mamá y así, llegan los jueves y podemos cantar “desesperada” a voz en grito a la hora de la ducha para reírnos un poco de nosotras mismas y conseguir un plus de energía hasta que se acuesten.

 

¡Ánimo mamás!