Blog de la actriz Ana Cuesta

Mis noches de bocadillo de mortadela

Confesiones: Me siento mortadela

Mis noches de bocadillo de mortadela

Mis noches de bocadillo de mortadela.

 

¿Dónde esta el emoticono de sentirse como una loncha de mortadela? Seguro que no soy la única mamá que cada noche se siente mortadela en un bocadillo. Loncha estratégica en un sandwich, entre pan y pan. Sin ella no sería un sandwich, pero a ojo solo vemos el pan.

Pues yo cada noche me convierto en mortadela metida entre mis panecillos. De un lado una bebé enganchada en la teta y del otro un niño abrazado a mi espalda. Ocupando solo media cama porque en la otra media está papá y toda la orquesta sinfónica versionando a trompeta una melodía celestial.

He de confesar que me encanta. Mi plan de sandwich y música celestial es uno de mis favoritos los viernes después de una semana frenética. Yo disfruto de mi cama llena de amores. Me gusta el colecho en todo su esplendor.

Y es que aquí, en mi más íntima faceta de mortadela me siento mía y de ellos al mismo tiempo. ¡Y a mí me gusta! Duermo como una bendita y ellos también. Mamá y niños contentos.

El colecho es un tema muy controvertido. Tiene tantos defensores como detractores. Todo el mundo se cree con derecho a opinar. Y no. Es una elección de la mamá, de la pareja, de la familia y de nadie más.

Con Carmen, no coleché, no di el pecho, no portee. Muchos “no” por oír consejos y opiniones. No seguí mis instintos, no confié en mí y como ya os conté, sufrí una depresión postparto grande (os lo enlazo). Aprendí entonces a oírme a mí solamente, a la mamá que soy y que quiero ser.

Y cada día que me acuesto y me siento mortadela me regocijo en el placer que me supone dormir apretada entre mis amores. ¡Qué sabe nadie!

 

Manuel en plena operación pañal off

Quitar el pañal a tu bebé

 

Manuel en plena operación pañal off

Manuel en plena operación pañal off

 

Desde que me convertí en mamá, he podido descubrir que la maternidad es una experiencia maravillosamente escatológica. Cacas, pedos, pis, mocos y demás líquidos gástricos han sido mis compañeros de viaje en numerosas ocasiones. Quitar el pañal a tu bebé es un hito importante en esta travesía que te dará un poco de libertad una vez esté superado.

Si tienes un bebé que acaba de cumplir los dos años, ¡es tu momento! Y si además es verano, ¡aprovecha! Ha llegado la hora de la operación pañal off. Tú bebé se hace mayor, asúmelo. Tienes tres meses por delante sin cole y con calor para conseguirlo. Confía en tu hijo y ten a mano siempre varias mudas y un paquete de toallitas grande. Te aconsejo que compres ropa interior barata para poder tirar sin miedo después de algún escape gordo.

Es importante una actitud positiva. No nos enfademos si se escapa el pipí o la caca, no pasa nada. Piensa que no lo hace queriendo, que tiene que aprender a anticiparse a la naturaleza y eso no es fácil. Lo está intentando. Los dos primeros días son los peores. Si puedes hazlo coincidir con un fin de semana largo que no trabajes fuera de casa, así es más cómodo para todos.

Prepara la casa para la ocasión: si tienes alfombras quítalas, pon empapaderas en el sofá, en la silla del coche y en el carro hasta que la cosa esté controlada la operación pañal off. Y ten siempre a mano la fregona y un rollo de papel de cocina.

A algunos niños les da impresión el water y no quieren sentarse en él. Podemos usar un reductor de taza o un orinal. Hay uno genial que sirve de ambas cosas y además es plegable para poder llevarlo en el carro y funciona con bolsas de plástico desechables. Un gran invento. Es el que yo tengo, se llama Potette Plus.

Cada vez que nosotros vayamos al baño podemos pedirle que nos acompañen y así hacemos pipí juntos, eso les encanta. Para la caca, lo más cómodo es buscar una hora que nos venga bien y sentarlos siempre a la misma hora un rato a leer un cuento por ejemplo y que intenten hacerla. Así evitamos que se estriñan o se le escape en la calle. Al principio no les saldrá, pero poco a poco empiezan a acostumbrarse, su cuerpo se regula y funciona.

El refuerzo positivo es imprescindible en esta etapa. Recompénsalo con cosas de mayores como ir al cine o acostarse un poco más tarde, así tendrán mayor motivación. Lo importante es que ellos quieran y crean que pueden.

Mis niños y sus amigos de excursión en la playa.

Hacer amigos nuevos

Mis niños y sus amigos de excursión en la playa.

Mis niños y sus amigos de excursión en la playa.

 

Con la cantidad de veces que nos hemos mudado, mis niños y yo nos hemos hecho expertos en hacer amigos. Carmen, a sus siete años ha vivido en más de 5 casas y ha ido a dos guarderías y cuatro colegios diferentes. Se ha graduado en ser “la nueva”. De hecho, ella da por sentado que lo normal es cambiar de colegio cada año. Manuel, por el momento, lleva dos guarderías en su haber. Y para el próximo curso todo parece indicar que ¡volveremos a cambiar de casa, de colegio y de país!

 

Nuestro cartel para buscar amigos en Valencia

Nuestro cartel para buscar amigos en Valencia

La opción mas fácil y rápida para hacer amigos es conocer a los vecinos del bloque o la calle. Para esto, nosotros, usamos un cartel que ellos mismos decoran invitando a los futuros amigos a merendar. Lo pegamos en el ascensor o la portería y ¡nos vamos a casa a hacer bizcocho y galletas! Tener de amigos a tus vecinos es lo más parecido a tener a la familia cerca cuando estás lejos. Nosotros siempre hemos tenido mucha suerte, tenemos vecinos maravillosos en varios sitios del mundo a los que seguimos queriendo muchísimo.

La siguiente fórmula, que ya os la he recomendado en otro post, es ir al parque. Si sales al parque todos los días sobre la misma hora acabarás coincidiendo con los mismos niños y sus mamás o papás con los que podréis hacer amistad. Hablar de los niños, la lactancia, los colegios y la maternidad en general es fácil cuando te sientas en el parque junto a otras mamàs que comparten una misma etapa de crianza. Y además nuestros niños se lo pasan pipa y se cansan para luego dormir como angelitos.

Hay una cosa más que podemos hacer para terminar de integrarnos en un nuevo barrio o ciudad, las actividades extraescolares. Siempre hay algún centro de ocio, ludoteca, biblioteca o centro de actividades donde podemos ir a practicar alguna habilidad como pintura, teatro, música, gimnasia o danza y de paso conocer gente.

Como pasa con la fama, lo difícil no es conseguirla, sino mantenerla. Y la amistad es un regalo que debemos cuidar cada día para que crezca. Los amigos son un tesoro y hay que mimarlos. Tener amigos sin importar la clase, raza o religión es algo que nos enriquece enormemente y que debemos enseñar a nuestros niños desde muy pequeños. La tolerancia, la empatía y el amor son valores imprescindibles y los papás debemos dar ejemplo.

Viajar_ninos

Viajar con niños en avión low cost

 

 

Viajar_ninos

Si vuelas sola con niños o bebés en una compañía low cost, prepárate para hacer el equipaje más compacto de tu vida. Lo bueno es que suelen ser vuelos cortos. Lo malo es que no hay nada incluido, ninguna facilidad. Ahora vas a saber el verdadero significado de economizar y sacar rentabilidad a algo. Tu lema ha de ser “menos es más”. Tranquila que parece peor de lo que es. Te cuento algunos trucos que te salvarán de vivir una pesadilla en las alturas.

Viajar_ninos

Vamos por partes:

Si llevas un bebé necesitas un carrito. Olvídate de llevar tu supercarro en esta ocasión, no tenemos manos para plegarlo y empaquetarlo en la puerta del avión mientras todos te miran con asombro y tus otros hijos se suben por los sillones y saltan por encima de los pasajeros. Por no hablar de los controles previos en los que tendrás que desmontarlo y montarlo a toda velocidad porque siempre hay prisas.

Necesitas un carro compacto que pliegue en una pieza y con una mano. Porque en la otra llevarás las tarjetas de embarque, tu maleta y el bolso y el bebé, y el abrigo y si tuvieras más manos más cosas llevarías. Para mi, la mejor opción es la Yoyo de Babyzen, cumple todos los requisitos y además puedes meterla en el avión contigo evitando así que la destrocen y manchen o pierdan. Todas las aerolíneas permiten llevar un carro de bebé gratis.

Ana Cuesta con sus hijos
Una vez dentro del avión, lo primero es ubicarte en tu sitio. Si llevas bebé de menos de dos años ya te habrán asignado una fila específica e incluso te pueden permitir embarque prioritario, aunque no siempre. Cuando ya estéis todos sentados y preparados seguro que alguno quiere ir al baño. ¡Ve! Porque si no vas ahora, ya tendréis que esperar a que se apaguen las luces del cinturón una vez alcancéis la altura de vuelo. En ese momento puedes relajarte y empezar a sacar golosinas, bocadillos, pinturas, juguetes y todo lo que se te haya ocurrido llevarte para pasar el viaje.

¡Justo ahora te darás cuenta de que has olvidado en casa tu pijama, por ejemplo! No te preocupes, seguro que puedes comprar uno en tu destino o dormir con la ropa del día siguiente. Poco te has dejado teniendo en cuenta que has hecho la maleta mientras tus niños jugaban al escondite dentro de ella.

Una mamá viajando sola con sus tres hijos, de Sevilla a Cambridge

Y hablando de maletas, ¿qué echamos en ella? Lo imprescindible. Nada más. Nada de “porsiacasos” o necesitarás un gachetobrazo para cargar con todo y no perder a un niño por el aeropuerto. De hecho, para prevenir, por si esto ocurre, es muy útil etiquetar a los niños con unas pulseras de seguridad en las que apuntas un número de teléfono al que llamar para localizarte en caso de que se extravien. Llegado el caso te ahorraras un disgusto. Las venden en tiendas de bebé y cuestan unos 3€.

Una mamá viajando sola con sus tres hijos, de Sevilla a Cambridge

Volviendo al equipaje. Pon la maleta en la cama. Al lado ve amontonando las cosas y una vez esté todo, lo metes. Así repasas y aprovechas más los huecos. Incluso puedes haber hecho una lista con cosas imprescindibles para asegurarte de que no se te olvidan. Aunque vayas 10 días no necesitas mucha más ropa que para 3 días si puedes lavar y si viajas con niños busca alojamiento con lavadora. Pañales para un par de días solo y luego compras en el destino y un antitérmico que después según el país no es facil comprar medicinas sin receta. Haré un post específico explicando qué medicinas llevo yo siempre.

A no ser que vayas a un sitio muy precario, todo puede comprarse luego si ves que es imprescindible y pocas veces lo es. Como es equipaje de mano, jabones y demás en botes pequeños y si puedes no los lleves. Comida y bebida para niños y bebés sí puedes llevar todo lo que necesites, pero vete con tiempo porque pasan más controles que el resto de maletas.

Viajar_ninos

¡Ya solo te queda rezar a la virgen de tu pueblo para que no haya retrasos ni cancelaciones y prepararte a disfrutar de tus vacaciones!

cohecho_bebe

COLECHO ENTRE HERMANOS

 

cohecho_bebe

Voy a empezar este post por la definición de “colecho”. He de reconocer mi asombro cuando busqué en el diccionario de la Real Academia Española y no encontré el término. Con lo habitual y antiguo que resulta su uso entre las familias con bebés, ¿cómo puede ser que no exista oficialmente? De cualquier manera, aunque el término no esté reconocido, la práctica si que lo está y no exenta de controversias. En mis ocho años de mamá he escuchado tantas opiniones enfrentradas al respecto que me moría por escribir un post sobre el tema.

Ya sabeis que mi posición como mamá es que cada uno en su casa haga las cosas como mejor le parezcan y que cada madre sabe mejor que nadie lo que necesitan sus hijos. Amor y respeto por encima de todo. Lo demás son detalles. En nuestro caso el cohecho es una práctica habitual y que considero muy positiva, sobre todo para mí y en el primer año de vida del bebé.

Aunque no haya encontrado la palabra en la RAE, sí que he encontrado muchísimos estudios científicos sobre los beneficios e inconvenientes del “colecho”. En todos ellos se ciñen a estudiar el colecho  entre los padres y el bebé. Pero no he encontrado ninguno que hable del colecho entre hermanos. Y es que a partir del año, cuando nuestro bebé ya es mas autónomo, a mí me parece que es una posibilidad que puede ser de lo mas oportuna. ¡Aunque ya sabéis que yo soy una mamá-mortadela!

cohecho_maternidad

Ya sea para defender el colecho o para criticarlo, todo el mundo opina. Cada vez que me dicen algo al respecto se me pasa la misma idea por la cabeza: Este es un tema muy íntimo, no hay lugar a opiniones. Además, la mayoría de la gente que opina en contra nunca ha colechado. Yo pienso que si el cohecho no se alarga excesivamente no tiene porqué afectar a la intimidad ni a la sexualidad de la pareja. Ya sea colechando o no la pareja esta criando. No solo cría la madre. Deberían los dos estar igual de involucrados en la crianza y cuando se acaba de tener un bebé, duermas donde duermas dormirás poco y mal.

cohecho_maternidad

Y con respecto a la vida sexual de la pareja, no creo  que sea el colecho lo que se interpone entre ambos, sino la maternidad y la paternidad en sí. Ambos padres están en otra cosa. Es así naturalmente. Es así en los animales. Un bebé humano es bebé dos años. No digo que vayamos a estar dos años sin tener sexo, pero si que éste se ve eclipsado por el niño, coleche o no. Os enlazo un post genial de una amiga sobre sexo después de la maternidad.

Entre las ventajas mas conocidas del colecho están: que favorece la lactancia materna, que mejora la adaptación del bebe al sueño nocturno, que hace que se reduzcan los despertares y los llantos, que mantiene al bebe calentito y seguro y que favorece el apego. Y para paliar el posible inconveniente de la intimidad cuando la vida de pareja ya empieza a volver a su ser en mi casa hemos dado con la solución perfecta. Hemos descubierto el COLECHO ENTRE HERMANOS.

 

Gloria y Manuel duermen juntos casi todas las noches, de forma natural, por ellos mismos. Disfrutando así de las ventajas del colecho y dejando a sus papis un espacio de intimidad si quieren tenerla y no llegan exhaustos a la cama.