TRUCOS Y CONSEJOS. Aunque nadie escarmienta en cabeza ajena, quizás mi experiencia te pueda servir como ayuda

medicinas_niños_viajar

Botiquín para viajar con niños en avión

medicinas_niños_viajar

Os cuento lo que llevo en mi botiquín básico en los viajes con mis hijos. En concreto esto fue lo que lleve en nuestro viaje a Cambridge el pasado verano. Como viajaba sola con los tres y con Ryanair, lo llevaba como equipaje de mano, ya que no embarcamos la maleta. Por si también os interesa, enlazo mi post sobre cómo volar con niños en avión low cost.

Lo primero que debéis saber es que, viajando con niños, en general, puedes llevar líquidos y comida sin demasiado problema, aunque como ya os cuento en el post de volar con niños, debéis ir con tiempo de sobra al aeropuerto porque pasan más controles que un equipaje normal. Pero al viajar con tus hijos te está permitido llevar su comida, bebida y medicinas. Si van en una maleta embarcada en el maletero del avión no debéis tener ningún problema, en principio. Pero si lo lleváis como equipaje de mano, entonces sí deberéis tener en cuenta mis consejos.

medicinas_niños_viajar

Tened una cosa presente: Según la normativa de cada aeropuerto y/o pais, os pueden pedir las recetas de los medicamentos que lleváis para permitiros pasarlos por la aduana o el control de equipajes. De hecho, en nuetro viaje a Cambridge, yo no llevaba las recetas y tuve que dejar varias cosas allí. Me permitieron entrar con ello pero no salir. ¡Cosas de aeropuertos! Yo os recomiendo que pidáis una receta de todos los medicamentos que vayáis a llevar en vuestro botiquín para evitar contratiempos y retrasos en el control.

Por otro lado. ¿Cómo decidir qué medicamentos llevar? Yo llevo casi siempre lo mismo, y si viajo a un sitio con menos recursos añado un botiquín de primeros auxilios con tijeras, vendas, esparadrapo, yodo y alcohol y repelente de mosquitos. Y además algun antibiótico genérico ya que a veces no es facil encontrar medicinas en según que sitios. ¡O un médico!

En mi experiencia, aunque vayas a viajar a un destino “civilizado” es mejor llevamos el botiquín preparado desde casa. Que haya de todo no quiere decir que puedas comprarlo. En Alemania, por ejemplo, no te venden ni un paracetamol sin receta. Y cuando vas pocos días de turismo y no conoces el sitio o el idioma puede resultar complicado conseguirlo.

medicinas_niños_viajar

Por supuesto, si se nos pone un niño malo y no sabemos lo que tiene, o no le baja la fiebre o la cosa es grave, debemos acudir al médico cuanto antes. Los seguros privados cubren tres meses en el extranjero por turismo, y la sanidad publica española también tiene un servicio de asistencia fuera del país, que si no me equivoco tienes que solicitar que te activen antes de salir de viaje.

Como en este caso iba a un destino europero, a casa de una amiga y en Ryanair, viajé con lo básico que yo suelo usar en casa, que ya las mamás sabemos en general tratar un catarro, una urticaria o una fiebre por virus.  Además nuestro pediatra tiene una plataforma de consulta on-line, por lo que viajo muy tranquila de que llegado el caso vamos a poder contar con su diagnóstico y asesoramiento. Os lo he enlazado por si necesitáis usarlo alguna vez.

Teniendo todo esto en cuenta, os enumero lo que llevamos en nuestro botiquín de viajes básico: Antitérmicos, aerosoles porque mis niños son propensos a que se les coja el pecho, mucolítico, cremas antibióticas, antifúngicas y de corticoides por si les pica algo, antihistamínico, un antitusivo, gotas antibióticas para los ojos, y gotas de corticoides orales, un probiótico, suero nasal, spray para las llagas, spray de vitamina E y poco más.

¡Lo mejor es que casi nunca lo necesitamos usar, pero mamá tiene que estar preparada para todo!

¿Qué llevas tú en tu botiquín? ¿Tienes alguna anécdota para compartir? Te animo a dejar tu comentario a continuación.

 

embarazo_bebe

TRUCOS Y CONSEJOS PARA EMBARAZADAS

embarazo_bebe¡Déjate querer, mujer déjate querer… como canta José Manuel Soto!

Si estás embarazada déjate querer y disfruta lo máximo que puedas, aunque parezca que no, pasa muy rápido y luego lo echarás de menos.

En el primer trimestre de embarazo, y en mi caso también en el segundo, las protagonistas fueron las naúseas y el cansancio. Me iba durmiendo por las esquinas y tenía durante todo el día unas ganas tremendas de vomitar. Es horrible, pero afortunadamente no dura todo la vida, antes de que te des cuenta se te habrán olvidado y tendrás a tu bebé en brazos..

embarazo_bebeOs puedo contar que cuando me quedé embarazada de Gloria, Manuel tenía año y medio y estaba en plena etapa de descubrimiento, no paraba quieto. Y yo no podia tirar de mi alma. Además papi estaba trabajando en África y no podía ayudarnos. Un día fuimos a una actividad en el cole de Carmen y ¡me quedé dormida en la clase! Las otras mamás cuidaron mientras de mis niños. ¡Qué desastre!

embarazo_bebePara las naúseas el mejor remedio es la paciencia. Pasarán antes o después. Y mientras tanto hay algunos trucos que pueden sernos de mucha ayuda. Además del conocido Cariban, por ejemplo, puedes tomar remedios naturales como el jengibre (os enlazo un artículo específico de sus beneficios y posología). Viene genial para levantar el ánimo y aplacar el estómago. Lo hay en polvo, fresco, infusión o caramelizado y se encuentra en herboristerías. Comer poca cantidad y cada poco tiempo alimentos que no sean pesados para el estómago e intentar no estar nunca en ayunas son otras formas de sentirnos algo mejor.

embarazo_bebePor supuesto hay que comer sano y variado. Esto siempre, pero embarazadas más. Toma hierro y ácido fólico, no solo en pastillas sino en alimentos que lo contengan, como espinacas, lentejas o ternera. A mí los complejos de vitaminas para embarazadas me daban más naúseas aún porque contienen aceite de pescado, así que no los tomé. Pero tuve mucho cuidado de comer bien y variado todo el embarazo.

embarazo_bebe

Desde el principio y hasta después del parto ponte muuucha crema hidratante por todo tu cuerpo, pero sobre todo en la barriga y en el pecho antes de nacer el bebé. Puedes usar la crema que prefieras, no tiene porqué ser para embarazadas. Yo, por ejemplo, usé Lipikar, que es mi crema habitual. Me daba menos calor y no olía a manteca como las antiestrías, que no podía soportarlas. Después de nacer tu bebé y, si vas a darle el pecho, va muy bien usar para los pezones Purelan de Medela. Contiene lanolina pura y es muy buena para prevenir grietas. No necesitas lavarte antes de ponerte al bebe a mamar.

Y ya por último, y si puedes, haz ejercicio. Por lo menos sal a andar. Sobre todo en el último trimestre. Favorece que el bebé se encaje y vaya desencadenando el parto. Mejora la circulacion y evita la retencion de líquidos y que se nos pongan las piernas como elefantas.

Si no es tu primer embarazo ya sabrás todas estas cosas, pero quizás te interese mi post sobre cómo preparar la llegada de un hermanito o sobre los miedos del segundo embarazo. Te los enlazo por si te apetece leerlos.

embarazo_bebe¡Ánimo mamás!

En este post os desvelo mis trucos y secretos como fotografa de mis niños. Ya que os gustan tanto mis fotos y siempre me comentáis sobre ellas, he pensado que os puede gustar saber algunas fórmulas para conseguir que las fotos caseras de tus niños queden dignas de ser colgadas en la pared del salón.

Trucos para hacer buenas fotos a tus hijos

En este post os desvelo mis trucos y secretos como fotógrafa de mis hijos.

Ya que os gustan tanto mis fotos y siempre me comentáis sobre ellas, he pensado que os puede gustar saber algunas fórmulas para conseguir que las fotos caseras de tus niños queden dignas de ser colgadas en la pared del salón. 

Lo primero que os voy a contar es que yo soy muy aficionada a la fotografia desde que era adolescente y tiraba carretes en blanco y negro con mi reflex manual. ¡Ni autofoco tenía! Y luego yo misma revelaba en mi cuarto oscuro. He retratado a primos, sobrinos e hijos de amigas durante mucho tiempo y por puro gusto. Ahí el primer factor a tener en cuenta. El gusto. Esto tiene que gustarte y además hay que tener buen gusto.

La fotografía de niños es muy expontánea. Los niños no posan, ellos viven una situación y es nuestro reto como fotógrafos saber captarlo. A mi no me gustan las fotos posadas y sin vida y memos de niños. Me gusta que cuenten algo, que transmitan. que puedas ver su cara y su personalidad a la vez.

Facilita mucho el trabajo tener una buena cámara. ¡Y saber usarla, claro! Si eres de hacer fotos con el móvil y sin complicarte mucho hazte con un Iphone 7 plus, con su doble objetivo y el modo retrato hace auténticas maravillas: mide la luz automáticamente y con mucha precisión, desenfoca el fondo para que resalte nuestro niño, obtura a gran velocidad aunque haya poca luz evitando que salga movida o que se nos pase el segundo perfecto que queremos captar y porque es sencillísimo cortar luego para arreglar el encuadre.

Si queremos ir mas allá, nada como una reflex para disfrutar disparando. Aunque sea más trabajoso, requiera más formación y postproducción, los resultados no son comparables.

De cualquier manera, os enumero cosas básicas a tener en cuenta:

La luz. Importantísimo que haya suficiente luz. Luz natural siempre mejor que artificial. Evita el flash siempre que puedas. Mejor luz indirecta, es decir, sombra. Sí, la sombra es mejor. El sol produce sombras en las caras que no son favorecedoras y además hace que arruguemos la mirada. Un día nublado es perfecto. O bien un sol de última hora, cálido y suave que da un toque muy romántico.

La profundidad de campo. Esto es, para entendernos, lo que enfocamos y lo que no enfocamos en nuetra foto. Para hacer fotos de niños, a no ser que el paisaje sea maravilloso y nos apetezca retratarlo, mejor desenfocar el fondo. Con el movil se hace a base de filtros y con la reflex en modo manual abriendo el diafragma al maximo o utilizando un teleobjetivo y compensándo con la velocidad de obturación para que la foto no salga quemada o más clara de la cuenta.

Para que lo entendáis, con un lenguaje más cotidiano os lo explico: La velocidad de obturación es el tiempo que el objetivo está abierto. Si lo abrimos mucho tiempo la foto puede salir movida o quemada, velada, porque le ha entrado más luz de la cuenta. Para ello podemos compensar con la abertura del diafragma, que es el tamaño del agujero del obturador, por el que entra la luz en la foto. Si lo abrimos mucho entra mucha luz y si lo abrimos poco, entra poca luz. Jugando con velocidad de obturación y abertura de diafragma podemos conseguir el efecto deseado.

El escenario. Busquemos sitios amplios, abiertos y sencillos. No pongamos al niño delante del bombo de la ropa sucia y al lado de la tabla de la plancha. Un sitio al aire libre, que no tenga nada detrás muy cercano, para que no le robe protagonismo a nuestro hijo. O una pared lisa si no tenemos más opciones. Os diré un truco a los que usáis reflex. La abertura del diafragma de la que os hablaba antes, además de determinar la cantidad de luz que dejamos pasar, conlleva una profundidad de campo determinada. Esto significa lo que sale enfocado y lo que no. Si abrimos mucho el diafragma, habrá menos profundidad de campo, es decir, lo de detrás sale desenfocado. Lo cual nos interesa para retratos. Y además para no quemar la foto habrá que disprar a una velocidad elevada, lo que también nos interesa para fotografiar niños.

El color. Ahora es fácil cambiar una foto de color a blanco y negro con cualquier aplicación. Si hemos hecho una foto a nuestros hijos y van vestidos de mil colores y encima el fondo es morado y tanto color nos distrae pues mejor prescindir de él y poner la foto en blanco y negro. Esto es cuestion de probar y de gustos.

Finalmente la guinda del pastel.

¿Cómo hacer para que nuestro hijo se quede haciéndose fotos y no salga corriendo?

Aquí nuestro ingenio como padres debe agudizarse. Lo mejor es que esperemos a que estén entretenidos haciendo algo y disparemos sin que se lo esperen. No importa que no estén mirando. La foto puede ser bonita igual. Hay que ser pacientes. Podemos cantar una canción con ellos y mientras hacer la foto, contarles un chiste, una historia… cualquier cosa que se nos ocurra para llamar su atención un segundo y estar listos para disparar.

Mi consejo es que no le pidas que pose, porque entonces ni posará ni podrás cogerlo desprevenido.

 

Y si finalmente no conseguimos un buen resultado, hay fotógrafos maravillosos que harán las delicias de toda la familia. Para niños, yo os recomiendo sin duda Érase una vez la luz. Todo lo que hace me gusta y ella es encantadora.

 

Os animo a contarme vuestros trucos y experiencias y a preguntar lo que necesitéis o no hayáis entendido.

niños_reyes_carta

La carta de los Reyes Magos

¿Qué le vas a pedir a los Reyes? Cada año por estas fechas es pregunta obligada a todos los niños.

Hay niños que se quedan callados porque no saben qué pedir y otros que empiezan a enumerar una lista tan larga, que acaban antes diciéndole a los Reyes lo que no quieren. En cualquiera de los dos extremos, los padres no saben qué hacer, se sienten perdidos y llenos de dudas.

La tarea de Rey Mago no es sencilla. Pero, con un poco de magia y algunos consejos, todo se puede arreglar.

Lo primero es tener claro qué presupuesto tenemos e intentar no salirnos de ahí. Lo siguiente es hacer la carta y pensar dónde van a traer cada cosa los Reyes. Porque debemos tener en cuenta que normalmente los Reyes dejan cosas en casa de los abuelos, los titos o los padrinos. En mi opinión hay que hacer un buen uso de los recursos y dividir los regalos para que el día 6 no falte ni sobre nada.

Con respecto a qué pedir. En mi casa los Reyes lo tienen claro. Juguetes educativos, para compartir y jugar en grupo. Que fomenten la cooperación, la imaginación y el desarrollo de los niños. De lógica, o juego simbólico. Para hacer manualidades. Libros y cuentos. Actividades al aire libre. Nada de juguetes comerciales con pilas y mil luces y nada de videojuegos.

Desde que Carmen nació, cada año pienso: a ver cómo lo hago el año que viene para que no pida el juguete de moda carísimo y absurdo con el que luego no jugará más de dos días. Y por ahora puedo estar orgullosa seguir consiguiéndolo. No es trabajo de unos días. Es cuestión de educación y de perseverancia todo el año. De que entiendan que las modas y la publicidad no deben regir sus gustos. Para mí este debate va más allá, pienso en cuando sean mayores y en que si hago bien mi trabajo de madre, mus hijos sabrán elegir bien el día de mañana, cuando la elección sea más trascendente que un juguete u otro.

¿Cómo lo hago? Pues antes de hacer la carta los llevo a ver los juguetes a jugueterías interesantes donde venden los juguetes que yo quiero que pidan y no a grandes almacenes. Por ejemplo Rayuela, Baobab, Princesas y Caballeros,  Imaginarium o Eurekakids. Intento que no vean la tele en general, todo el año, y cuando la ponemos elegimos películas online y sin anuncios. A cambio de no ver la tele juegan mucho en casa a los juegos y actividades que ya tenemos. Muchos elegidos por mi y que les encantan. Así consigo que confíen en mí y en mi criterio para escribir sus cartas. Las marcas que más me gustan son Goula, Janod, Kidkraft, Smart Games, Hape, Small foot company, Kalandraka, Lego, Playmobil, Eduland o Miyo entre otras.

Y siempre y lo más importante, salud, ilusión y mucho amor.

pokino_niños

¡Nos encanta jugar a El POKINO en familia y con amigos!

Agradezco que me dejéis un comentario con vuestra opinión y consejos. ¿Qué van a traer los Reyes en vuestras casas?

MAMA_BEBE_HIJO

Cómo preparar la llegada de un hermanito

bebe_hermano

Cuando estaba embarazada de Manuel investigué mucho sobre cómo prepararnos para la llegada del hermanito y los trucos que seguí me funcionaron genial. Con Gloria hemos vuelto a hacerlo y según mi experiencia puedo decir que funcionan. Ambos han llevado muy bien ser hermanos mayores. De hecho piden màs hermanitos y les encantan los bebés.

bebe_hermano

Lo primero que hacemos es ponerle nombre al hermano, así en sus cabecitas, pueden materializar la idea “hermano”. Al ponerle nombre cobra una entidad. Ya es su hermano Manuel, o su hermana Gloria. Y para que entiendan mejor que el bebé está dentro de la barriga, los llevamos a una ecografía en el segundo trimestre, una vez pasadas las primeras 12 semanas. Hasta entonces, es preferible que no sepan nada, para evitarles un disgusto en caso de que el embarazo no siga adelante, y para que no se les haga tan larga la espera.

Cuando ya empieza a notarse la tripita, aprovecho la hora del cuento por la noche para que puedan hablarle o cantarle una canción a su hermano en la barriga. Les hace mucha ilusión pensar que les escucha y que se mueve para bailar con ellos. Hay un cuento muy interesante para leer en esta etapa que se titula “Helio con H”. Lo recomiendo.

bebe_hermano

Todo el mundo suele decirles: – ¡Qué bien, vas a tener un hermanito! ¡Que suerte! – Y no les falta razón, es una buena noticia y es una suerte tener un hermano. Pero no será así desde el principio.

Al principio mamá estará todo el día ocupada con el bebé, cansada, y el bebé llorará y comerá todo el rato. Y no jugará. Y luego le quitará sus juguetes y alguno hasta se lo querrá comer o romper. Contémosle las cosas como son para que cuando el bebé nazca no se sientan perdidos y desamparados. Si esperan que llegue un hermano para jugar con ellos y llega un bebé que llora y no los deja jugar se sentirán engañados. !Normal!

hermano_bebe

Pongámonos en su lugar, a su nivel. Contémosle que al principio es un rollo, los bebés son aburridos. Pero que ya verán como poco a poco ellos, que son muy mayores, pueden enseñarle cosas.

– ¡Serás su hermano mayor! ¡Y querrá estar contigo y ser como tú! Porque tú eres mi niño precioso y yo te quiero mucho, muchísimo.  Te quiero más que a nada en el mundo. Y mientras más te quiero, más amor tengo y nunca se me gasta.

 

hermano_bebe

Mi consejo es este: Hagámoslos partícipes de una manera realista. Que no idealicen el acontecimiento porque después se sentirán desorientados y engañados.

Preparar la ropita y el cuarto del hermano es también muy aconsejable. Sacar con ellos la ropita de cuando eran pequeños y contarles lo guapísimos que estaban con eso puesto. Incluso podemos ver con ellos el álbum de fotos de cuando nacieron y de cuando estaban aún en la barriga.

hermano_bebe

Hay que tener en cuenta que es posible que vuelvan un poco atrás en cuestiones como el uso del chupete, el biberón o el carrito. Si ya no lo usan pueden volverlo a pedir. Yo recomiendo respetar sus tiempos, su proceso. Es normal. Pueden incluso volver a hacerse pipí encima. No creamos que lo hacen para molestar. Estan creciendo de golpe y necesitan volver a encontrar su sitio en la nueva estructura familiar. Cada niño tiene su ritmo y su forma de encajar cambios . Con amor y comprensión, todo es más llevadero.

Bebe_hermanoIntentemos también no quejarnos delante de ellos del embarazo. que no nos escuchen decir que nos duele la espalda por culpa de la barriga, que se me hinchan los pies o tengo nauseas del embarazo. Esto los confundirá y harán que crean que su hermanito nos esta haciendo sentirnos mal.Hay que tener mucho cuidado con no referir las molestias al embarazo delante de ellos, sino todo lo contrario.

 

hermano_bebe

Es un momento precioso cuando tu bebé se convierte en hermano mayor. En ese momento se te quitan todos los miedos y te das cuenta que tu amor no se divide, se multiplica. Como ya dije en mi post sobre el segundo embarazo, tienes el doble de amor para cada uno de ellos. De verdad. Como todo en lo referente a maternidad, amor y calma. Y disfrutemos que pasa muy rapido.

embarazo_maternidad

Segundo embarazo

embarazo_maternidad

¡Nuestro bebé va a tener un hermanito! ¡Va a ser hermano mayor! Qué ilusión. Y qué miedo también. Cuánta alegría mezclada con dudas. Mucha culpa. Sentimiento de abandono. El día que descubres que estas de nuevo embarazada pasan por tu cuerpo toda una procesión de emociones tan dispares que no sabrás muy bien lo que sientes y que te acompañarán el resto de tu segundo embarazo.

Tranquila, desaparecerán de golpe el día que veas a tus dos hijos juntos y notes cómo tu amor se multiplica exponencialmete y que tienes más que de sobra para los dos. Pero hasta entonces, todo ese batiburrillo emocional unido a las nauseas del embarazo, el coctel hormonal que padeces y el cansancio acumulado desde que nació tu primer hijo son una autentica bomba explosiva. Díselo asi al papi: ¡cuidadito conmigo que exploto!!

Y es que crear a una persona no es cualquier cosa. Y hacerlo por segunda vez con más aún. ¡Estás “fabricando” a un segundo bebé mientras crias al primero!

embarazo_maternidad

Como mamás, ya sabemos muchas cosas de nuestro primer embarazo. Sabemos cuidar a un bebé, sabemos cómo es un parto, sabemos que el postparto es duro y sobre todo sabemos que todo pasa muy rápido. Pero ahora nos invaden nuevos miedos, inseguridades y un enorme sentimiento de culpa. ¿Podré querer al nuevo bebé tanto como a mi hijo mayor? ¿Se sentirá mi niño abandonado cuando nazca su hermano? ¿Cómo voy a hacerlo para estar con los dos a la vez? Tan pronto lloras como te ries. Igual te agobias y lo ves todo dificilísimo que te lo imaginas idílico! Así es. ¡Esto también se pasa!

El segundo embarazo suele ser más tranquilo, se le dedica menos atención porque el hermano mayor nos ocupa todo el tiempo. Queremos exprimir cada segundo al máximo porque somos conscientes de lo poco que dura y cuánto lo echaremos de menos después.

Bebe_mama

 

Te diré, como madre de tres, que el amor no se divide. ¡Se multiplica! No tendrás que repartir la mitad de tu amor para cada uno. Tendras el doble de amor para cada uno de los dos. O el triple si esperas el tercero e imagino que asi sucesivamente. Planteatelo así y todo te resultará menos complicado. Tener un hermano es tener un tesoro.

La experiencia con nuestro primer parto puede repercutir mucho en cómo afrontemos el segundo. No dejemos que una mala experiencia marque esta segunda oportunidad. Cada embarazo es distinto y podemos aprender de los errores y volver a intentarlo con más ganas aún. Tanto si es cesárea como parto vaginal, los segundos suelen ser mas fáciles y rápidos. Y la recuperacion también es mejor. Como siempre os digo, disfrutad que el tiempo vuela y cada dia que se va, no vuelve.


Publicaré otro post de continuación a éste sobre cómo preparar la llegada de un hermanito. Puedes dejarme aquí un comentario contándome como te sentiste tú en este caso. Gracias

Sueño_bebe

El sueño del bebé

Sueño_bebe

Cuando te conviertes en mamá, el significado de la palabra trasnochar cambia radicalmente de matiz. Ya no suena a musica disco, amigos y copas. Ahora suena a llanto, bostezos y desesperación. Es mejor que te hagas a la idea de que ya no vas a volver a dormir como lo hacías antes de ser mamá. Pero no pierdas la esperanza, hay algunas fórmulas que pueden ayudarte a pasarlo de forma más llevadera.

En este tema, he de confesaros que he cambiado mucho mi punto de vista desde que empecé en mi andadura como mamá. A Carmen bebé le aplicamos el famoso Método Estivil con tan solo tres meses. Por aquel entonces, yo no contemplaba el colecho, no daba el pecho y no había asumido que dormir toda la noche del tirón ya no era una opción posible. Cayó en mis manos el “Duérmete niño” y me pareció mi salvación.

Os prometo que yo estaba convencida de que era lo mejor para mi bebé y para nosotros. La dejé llorar tal y como pauta el método hasta que una semana después empezó a dormir como una bendita de 9 a 9 con un par de biberones por medio. Lo hice convencida. Segura de que era lo mejor para ella.

A día de hoy lo pienso y me muero de la pena. Ahora mismo no lo volvería a hacer. No lo he vuelto a hacer, de hecho. Manuel durmió en mi cama hasta que nacio Gloria y ahora duerme ella conmigo. Los dos han tomado pecho. Colechar favorece y facilita enormemente la lactancia. Y la lactancia, en mi opinión, facilita y favorece el sueño de la mamá y el bebé sin necesidad de forzar los ritmos. Sin llantos.

cohecho_bebe

Sabiendo que he llegado a esta postura partiendo del extremo opuesto, puedo deciros que en mi experiencia es mucho mejor enseñarlos a dormir durmiendo. Los bebes aprenden por imitación. Están conectados con los biorritmos de las mamás. Llevan 9 meses dentro de nosotras, necesitan nuestro olor, nuestro calor y nuestro ejemplo. Y nosotras, o yo, necesito sentirlos cerca, saber que respiran.

En mi caso, las primeras semanas duermo sola con mi bebé, hasta que la lactancia se instaura y las molestias del parto desaparecen. Hasta que me recupero y mi bebé empieza a diferenciar el dia de la noche y a dormir más seguido. La cuarentena más o menos. A partir de ahí todo es más fácil. Para mí es más cómodo dar el pecho que el biberón, sobre todo para dormir. Lo doy tumbada y casi ni me desvelo.

Imagino que cada mamá tendrá su versión, pero yo que he probado los dos extremos, no tengo dudas. Soy una mamá de colecho y teta. Me encanta. Mucho.

Si os apetece os animo a dejarme un comentario con vuestra experiencia y opinión.

 

 

mama_blog_bebe

Cómo lo haces sola con tres niños

mama_blog_bebe

Ésta es la pregunta que mas oigo últimamente. Os prometo que no es para tanto. ¡Os voy a desvelar el secreto del éxito!

Organización, rutina y autonomía. ¡Si me sacas de ahí estoy perdida!

El truco, para llevarlo todo para adelante y no perder la cabeza, es la organización. Las rutinas deben estar claras para todos y todos debemos respetarlas. Durante el curso escolar es fácil. En verano hay que soltar un poco más la cuerda, pero aun así se puede establecer una rutina, al menos en ciertos momentos del día. Y por supuesto de vez en cuando hay que saltársela, si no ¡qué gracia tiene!

El segundo factor que entra en juego, en mi caso, es la autonomía de los niños. Desde muy pequeños les enseño a hacerse sus cosas ellos solitos. Mis hijos, desde que cumplen un año empiezan a hacer cosas solos.

Los míos y todos los demás niños pueden lavarse solos los dientes, ducharse y vestirse solos, comer solos, recoger sus juguetes solos o peinarse solos. Todo esto con dos años es absolutamente factible. Siempre bajo nuestra supervisión pero sin necesidad de  intervenir. A los dos años pueden dejar de llevar pañales y van al water solitos. Os dejo un enlace donde os explico como retirar el pañal.

mama_blog_bebe

Y  a partir de tres años se les pueden ir otorgando labores comunes que no entrañen peligro como vaciar el friegaplatos, hacerse el desayuno, preparar la mochila para el colegio o la piscina, hacer sus camas, guardar la ropa doblada o pasar la aspiradora. Además de ayudarnos, los niños están entretenidos y se lo pasan bien. Es una solución perfecta y la clave del éxito. Carmen es la encargada de vaciar el friegaplatos, y Gloria siempre la ayuda muy dispuesta, como veis en la foto. Manuel es mi mejor ayudante con la colada, dobla genial los calcetines y sabe poner cada prenda en su sitio. Le encanta ayudarme y a mi que lo haga.

Aún así, hay días en los que no puedo con mi alma. Los días que estoy sola con ellos se me hacen especialmente duros. Ahora nos toca la vuelta al cole y papi no estará. ¡A ver cómo se nos da!

El sentimiento de equipo y unidad es igualmente importante. El respeto y el cariño siempre deben estar presentes, entre los niños y entre mayores y niños. Hacerlos poco a poco responsables y enseñarlos a empatizar. Que sepan que mamá es una persona con defectos y virtudes que también se equivoca y necesita ayuda. Que no es una superhéroe.

En el fondo no existe una receta mágica, tener hijos pequeños requiere mucha dedicación. Yo afronto mi maternidad con ganas e ilusión. Intento exprimir al máximo esta etapa y ofrecerles cada día la mejor versión de mi misma. ¡Hay días que me sale mejor y otros peor!

Manuel buceando

Cómo enseñar a nadar a tu hijo

Llega el verano, el calor, las piscinas y la playa. Es el momento de enseñar a nadar a nuestros hijos. Yo he enseñado a los míos en pocos días y sin traumas ni presiones ni cursillos. Jugando. O eso creen ellos. En realidad mi objetivo es que aprendan a no ahogarse. No me gusta apuntarlos a talleres de natación antes de que naden, me fío más de mí que de nadie y quiero compartir con ellos ese aprendizaje.

La mejor opción, pues, es que seamos las mamás y papás quienes nos pongamos con nuestros hijos a esta tarea. Ellos confian en nosotros por encima de todo y estarán más relajados si estamos con ellos en esto y sienten que estamos seguros y convencidos de lo que hacemos. Así que mi consejo es que no los apuntéis a clases de natación, al menos hasta que sepan nada o corremos el riesgo de que ocurra justo lo contrario y le cojan miedo al agua.

Es muy importante nuestra actitud. Fuera miedos y tensiones. Estamos jugando y es muy divertido. Asumamos que van a tragar agua y que hay que dejarlos probar, equivocarse y que asuman riesgos. Confiemos en que son capaces. Nuestros hijos han de vernos seguros. Decididos. Relajados.

El objetivo del juego es conseguir que  sean capaces de saltar al agua y agarrarse al bordillo ellos solos. Con eso sabremos que si se caen al agua no se ahogarán. Así que fuera manguitos y fuera miedos. Poco a poco. En dos semanas debe estar superado y no necesitamos mas de 10 min al día. El juego se llama ¡vamos a saltar! Y se juega así:

Mamá o papá se ponen en el agua, muy cerca del bordillo y de la escalerilla. Nuestro hijo salta y nosotros lo cogemos. El primer dia sin asumir riesgos, que coja confianza. Lo cogemos antes de que meta la cabeza bajo agua y lo acompañamos directos al bordillo o la escalerilla sin que se nos agarre al cuello como un mono. Así conseguimos por un lado pierda el miedo, y por otro, que interiorice el camino de vuelta a tierra firme.

Cuando el paso uno esté asumido en un par de días o tres, hacemos lo mismo pero un salto de cada tres dejamos que la cabeza se hunda en el agua. Si sale asustado le quitamos importancia, nosotros lo felicitamos por lo bien que lo hace y lo invitamos a repetir. Debemos quitarle importancia y gravedad. Es un juego.

Carmen buceando

Carmen buceando.

Poco a poco cada vez dejaremos que se hunda más y nos pondremos un poco más lejos para, en vez de acompañarlo hasta la escalera, soltarlo una cuarta antes. Y así progresivamente hasta que en diez días, y sin darse cuenta, nuestro hijo es capaz de saltar, girarse y agarrar el bordillo solito. ¡Ya sabe nadar!

Ya podemos felicitarlo xq es todo un campeón y empezar a complicar la ecuación hasta que no tengamos que estar dentro del agua y puedan saltar y cogerse al bordillo solos. Para esto podemos proponerle que salte como un avión, como un tigre, una princesa o una roca. Les encanta hacer saltos animados y se olvidan del objetivo que es que aprendan a nadar.

Por supuesto, no dejemos nunca  nuestros hijos en el agua sin supervisión de un adulto.

 

Os muestro un vídeo explicativo para que veáis en vivo y en directo lo que os cuento:

 

embarazo_lactancia

Lactancia

 

Ana Cuesta dando el pecho a su segundo hijo, Manuel

Escribo mis post desde el móvil y con una mano mientras doy teta. Es el único rato que tengo tranquila. La lactancia materna con Gloria está siendo un verdadero disfrute como mamá. Pero he de reconocer que mis inicios en esta práctica hace siete años con Carmen no fueron para nada fáciles. Lo pasé realmente mal. Ella nació con frenillo y yo era una mamá inexperta. Novata. Nerviosa.  No eran buenos ingredientes para empezar. Mi obsesión por dar el pecho me costó dolor, lágrimas y una depresión postparto.

Había leído varios libros sobre lactancia materna y estaba decidida a conseguirlo. Parecía de lo más sencillo y natural. Ciertamente lo es cuando funciona, pero no siempre funciona. ¿Porqué a mí no me funcionaba? Hay muchos factores a tener en cuenta para que dar el pecho a tu bebé sea un disfrute o se convierta en una pesadilla. Os comento lo general y otro día os hablo en detalle de lactancia y de sueño del bebé, que para mí van muy unidas.

Lo primero y mas importante es la elección de la madre. Tú como mamá, ¿qué quieres? Es una elección muy personal y por nada debe ser juzgada. Es nuestra maternidad, nuestro cuerpo, nuestra vida, nuestro bebé y nuestra decisión. Podemos leer, informarnos o escuchar opiniones, pero nosotras decidimos.

Para ello, yo me centraría en nuestro deseo y en nuestra circunstancia personal. Por ejemplo, si vamos a poder disfrutar de una baja larga o no, si vamos a colechar o no, si tenemos más hijos, si estamos dispuestas al sacrificio que supone instaurar bien la lactancia, si tenemos ayuda en casa, si papá nos apoya, etc. Son muchos factores los que debemos sopesar. Me refiero siempre a mamás sanas y bebés sanos a término basándome en mi propia experiencia.

Si finalmente elegimos dar el pecho al bebé, ¿vamos a disfrutarlo, no? Es muy importante el contacto piel con piel las primeras horas y los primeros días, sin interferencias, sin visitas, sin más preocupaciones que mirar, oler y sentir a nuestro bebé. En mi caso el colecho y el porteo han sido claves para el éxito. Debemos tener paciencia, al principio es muy pesada, nos ocupa todo el tiempo. Pero poco a poco el tiempo que el bebé mama es cada vez más rápido y más espaciado.

La verdadera clave del éxito es la confianza en tu instinto maternal. No oigas a abuelas y vecinas, tú eres la madre y tú sabes todo lo que tienes que saber. No siempre que llora es por hambre, de hecho son las menos veces. Los bebés piden teta para que los cojas, porque quieren mamá, porque tienen frío, calor, dolor o cualquier cosa. Los primeros meses la teta es todo lo que quieren, no necesitan más. Dásela. Date al tu bebé y “bienacostúmbralo” a tenerte siempre, noche y día. Gástalo de cogerlo en brazos y achucharlo. ¡Notarás que al olerlo y besarlo te sube la leche!

Y si, por las razones que sean, decides no dar el pecho, quédate tranquila, tu bebé estará igual de estupendo si te tiene a ti consigo y lo “bienacostumbras” igual. ¡Disfruta, mamá que se acaba pronto! Casi todo lo demás puede esperar.