Mis noches de bocadillo de mortadela

Confesiones: Me siento mortadela

Mis noches de bocadillo de mortadela

Mis noches de bocadillo de mortadela.

 

¿Dónde esta el emoticono de sentirse como una loncha de mortadela? Seguro que no soy la única mamá que cada noche se siente mortadela en un bocadillo. Loncha estratégica en un sandwich, entre pan y pan. Sin ella no sería un sandwich, pero a ojo solo vemos el pan.

Pues yo cada noche me convierto en mortadela metida entre mis panecillos. De un lado una bebé enganchada en la teta y del otro un niño abrazado a mi espalda. Ocupando solo media cama porque en la otra media está papá y toda la orquesta sinfónica versionando a trompeta una melodía celestial.

He de confesar que me encanta. Mi plan de sandwich y música celestial es uno de mis favoritos los viernes después de una semana frenética. Yo disfruto de mi cama llena de amores. Me gusta el colecho en todo su esplendor.

Y es que aquí, en mi más íntima faceta de mortadela me siento mía y de ellos al mismo tiempo. ¡Y a mí me gusta! Duermo como una bendita y ellos también. Mamá y niños contentos.

El colecho es un tema muy controvertido. Tiene tantos defensores como detractores. Todo el mundo se cree con derecho a opinar. Y no. Es una elección de la mamá, de la pareja, de la familia y de nadie más.

Con Carmen, no coleché, no di el pecho, no portee. Muchos “no” por oír consejos y opiniones. No seguí mis instintos, no confié en mí y como ya os conté, sufrí una depresión postparto grande (os lo enlazo). Aprendí entonces a oírme a mí solamente, a la mamá que soy y que quiero ser.

Y cada día que me acuesto y me siento mortadela me regocijo en el placer que me supone dormir apretada entre mis amores. ¡Qué sabe nadie!

 

13 comentarios
  1. Carmen
    Carmen says:

    Me encanta. Dentro de una misma están los mejores libros escritos de “cómo ser mamá de tus hijos”. Ana, ayudas a que muchas mujeres no se sientan inseguras sintiendo su imstinto. Tu vida es un ejemplo. Bravo!

    Responder
  2. Irene BF
    Irene BF says:

    Cuanta razón tienes en lo de que tienes q escucharte a ti misma y hacer caso de tu intuición. Ese es el mejor consejo q se le puede dar a una futura mamá!

    Responder
  3. Alba Infante
    Alba Infante says:

    Y eres un ejemplo a seguir como mamá y como persona!! Aprendo leyendo tus post y viendo tu día a día, como quieres a tus hijos y le das lo mejor de ti, y no solo eso, sino cómo te quieres a ti misma como mujer y como madre. Orgullosa de tu como mujer!! ??

    Responder
  4. Alejandra
    Alejandra says:

    ¡Hola Ana! No sé si me recordarás. Soy Alejandra, amiga de Julio, Sofía, etc. Me comentó Julio que hacías este blog y te busqué. Me encantas, y mi niño se mea de la risa viendo tu vídeo de mortadela!! Jajajaja. Un besito! Seguiré siguiéndote.

    Responder
    • anacuesta
      anacuesta says:

      Hola a! Sí que me acuerdo! Me encanta que os guste! Estoy preparando otro vídeo payaso! Puedes seguirme en Facebook o instaurar como anacuestamamablog. Un besado!

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Aunque no haya encontrado la palabra en la RAE, sí que he encontrado muchísimos estudios científicos sobre los beneficios e inconvenientes del “colecho”. En todos ellos se ciñen a estudiar el colecho  entre los padres y el bebé. Pero no he encontrado ninguno que hable del colecho entre hermanos. Y es que a partir del año, cuando nuestro bebé ya es mas autónomo, a mí me parece que es una posibilidad que puede ser de lo mas oportuna. ¡Aunque ya sabéis que yo soy una mamá-mortadela! […]

  2. […] aplicamos el famoso Método Estivil con tan solo tres meses. Por aquel entonces, yo no contemplaba el colecho, no daba el pecho y no había asumido que dormir toda la noche del tirón ya no era una opción […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *