lactancia_bebe_teta

CONFESIONES: La teta contorsionista

lactancia_bebe_teta

Alrededor de los diez meses, tu bebé lactante desarrolla unas habilidades gimnásticas innatas que nunca antes habías conocido. El momento de darle el pecho a tu bebé da un giro inesperado y pasa de ser vuestro ratito de descanso, paz, sosiego y apego a ser un auténtico número contorsionista digno del mejor circo. Te sorprenderás de la elasticidad infinita que tiene tu teta y de la gran variedad de formas y posturas que existen para poder amamantar y mamar.

lactancia_bebe_teta

 

Mi bebé en concreto, está completamente convencida de que puede mamar del revés, mirando hacia fuera y no hacia mi, para así poder alimentarse sin perderse nada de lo que ocurre en el mundo. Y para conseguir su propósito adopta las más inauditas posturas. Sobre todo por las noches, cuando mama tumbada. Bueno no. Mamaba tumbada. Ahora yo sigo tumbada pero ella igual hace el pino que se da la vuelta o pone su culo en mi cara, se atraviesa sobre mi, se pone boca arriba y tuerce el cuello como un pollito creando toda una danza de superación para acabar cayendo rendida y resignada a mamar quieta y dormirse acurrucada a mamá.

 

lactancia_bebe_teta

Para mí, la lactancia materna es tan sacrificada como gratificante. Al principio es muy dura y agotadora hasta que consigues instaurarla bien. Entonces es una gozada ademas de cómodo, rápido y barato. No te tienes que preocupar de tomas, de llevar leche y agua, de lavar biberones ni de nada.

Además favorece claramente el apego. Demasiado a veces, porque como la mamá es la fuente de alimentación del bebé, ambos deben estar siempre juntos. Tardas más tiempo en recuperar tu independencia pero menos en recuperar tu figura. Claramente ésta es otra gran ventaja. Dar el pecho ayuda a perder el peso y el volumen tras el parto mucho más rápido que si no lo das.

A mí me compensa de cualquier manera. Esta situación de dependencia se prolonga como mucho un año, aunque lo normal son seis meses,  porque a partir de ahí, aunque sigas con lactancia materna, el bebé empezará con alimentación complementaria y ya podrás ir despegándote un poco de él.



lactancia_bebe_teta

lactancia_bebe_tetalactancia_bebe_teta

Además, alrededor del año, como ya os he contados, los bebés están más preocupados de conocer y descubrir el mundo que les rodea que de comer. Hay muchos que empiezan a comer peor y dejan de ganar tanto peso. Esto es normal, comen menos y se mueven más. Están creciendo y ahora toca moverse y descubrir. Ya no necesitan estar pegados a mama 24 horas al día.

¡Acompañemosle también en esta etapa tan emocionante y mucho más divertida! Crezcamos con ellos y permitámosle crecer aunque sintamos nostalgia de bebé y veamos cómo se van convirtiendo en personitas. ¡Es parte de nuestra labor como mamás!

¿Quieres compartir conmigo tu experiencia con la lactancia? ¡Puedes dejar un comentario aquí abajo!

14 comentarios
  1. Rocío
    Rocío says:

    Me encanta el concepto “lactancia contorsionista” ?
    El mío todavía es pequeño y el momento de mamar sigue siendo un poco ortopédico… Sueño con el día en el que aprenda a comer sin tener que levantarme.
    Me encantan las fotos!!

    Responder
  2. Paula
    Paula says:

    La mia a partir de los 5 meses empezó a desengancharse del pecho cada vez que oia algo o alguien se movía, ahora tiene 7 y cada ves se mueve mas, no me quiero imaginar como serà cuando tenga un año!

    Responder
  3. Maria
    Maria says:

    En mi caso, con mi primer bebe, tuve que dejar el pecho antes de llegar al contorsionismo. En esta segunda ocasión intentare convertirme en contorsionista!!! Jajajaja

    Responder
  4. Celia
    Celia says:

    Creo que tienes roda la razón, la lactancia es tan sacrificada como gratificante, estaría bien que en este país mas mujeres tuvieran la opción de elegir, y se le diera a la lactancia el valor que merece! Que hermosas fotos! Digna de una mujer actriz mamá valiente como tu! Como alguien me dijo ayer tenemos que abogar cada vez mas por una sociedad niñocentrista, eres un ejemplo Ana.

    Responder
  5. Regina
    Regina says:

    Aún recuerdo cuando Adriana dejo de querer el pecho a los 3 meses y yo la obligaba, finalmente fueron 10 meses de lactancia que no cambio por nada!

    Responder
  6. Sara
    Sara says:

    No tengo mu ha experiencia con la teta como ya sabes… Yo decidí independizarme antes de eso… Santa paciencia que has tenido… Realmente me da un poquito de envidia (algunas veces). Me encanta el título la teta contorsionista jejejejeje

    Responder
  7. María José
    María José says:

    Yo les di hasta los dos años (en exclusiva solo hasta los cuatro meses). Doy fe de la evolución, aunque al final, cuando ya solo les daba una toma al día, ellas se acurrucaban y parecían disfrutar del momento de paz tanto como yo.
    Por cierto, preciosas las fotos ?

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *