embarazo_maternidad

Segundo embarazo

embarazo_maternidad

¡Nuestro bebé va a tener un hermanito! ¡Va a ser hermano mayor! Qué ilusión. Y qué miedo también. Cuánta alegría mezclada con dudas. Mucha culpa. Sentimiento de abandono. El día que descubres que estas de nuevo embarazada pasan por tu cuerpo toda una procesión de emociones tan dispares que no sabrás muy bien lo que sientes y que te acompañarán el resto de tu segundo embarazo.

Tranquila, desaparecerán de golpe el día que veas a tus dos hijos juntos y notes cómo tu amor se multiplica exponencialmete y que tienes más que de sobra para los dos. Pero hasta entonces, todo ese batiburrillo emocional unido a las nauseas del embarazo, el coctel hormonal que padeces y el cansancio acumulado desde que nació tu primer hijo son una autentica bomba explosiva. Díselo asi al papi: ¡cuidadito conmigo que exploto!!

Y es que crear a una persona no es cualquier cosa. Y hacerlo por segunda vez con más aún. ¡Estás “fabricando” a un segundo bebé mientras crias al primero!

embarazo_maternidad

Como mamás, ya sabemos muchas cosas de nuestro primer embarazo. Sabemos cuidar a un bebé, sabemos cómo es un parto, sabemos que el postparto es duro y sobre todo sabemos que todo pasa muy rápido. Pero ahora nos invaden nuevos miedos, inseguridades y un enorme sentimiento de culpa. ¿Podré querer al nuevo bebé tanto como a mi hijo mayor? ¿Se sentirá mi niño abandonado cuando nazca su hermano? ¿Cómo voy a hacerlo para estar con los dos a la vez? Tan pronto lloras como te ries. Igual te agobias y lo ves todo dificilísimo que te lo imaginas idílico! Así es. ¡Esto también se pasa!

El segundo embarazo suele ser más tranquilo, se le dedica menos atención porque el hermano mayor nos ocupa todo el tiempo. Queremos exprimir cada segundo al máximo porque somos conscientes de lo poco que dura y cuánto lo echaremos de menos después.

Bebe_mama

 

Te diré, como madre de tres, que el amor no se divide. ¡Se multiplica! No tendrás que repartir la mitad de tu amor para cada uno. Tendras el doble de amor para cada uno de los dos. O el triple si esperas el tercero e imagino que asi sucesivamente. Planteatelo así y todo te resultará menos complicado. Tener un hermano es tener un tesoro.

La experiencia con nuestro primer parto puede repercutir mucho en cómo afrontemos el segundo. No dejemos que una mala experiencia marque esta segunda oportunidad. Cada embarazo es distinto y podemos aprender de los errores y volver a intentarlo con más ganas aún. Tanto si es cesárea como parto vaginal, los segundos suelen ser mas fáciles y rápidos. Y la recuperacion también es mejor. Como siempre os digo, disfrutad que el tiempo vuela y cada dia que se va, no vuelve.


Publicaré otro post de continuación a éste sobre cómo preparar la llegada de un hermanito. Puedes dejarme aquí un comentario contándome como te sentiste tú en este caso. Gracias

5 comentarios
  1. María José
    María José says:

    Jajajja y yo que creía que era la única que me comía la cabeza. Con mi primera hija me sorprendió lo que era capaz de llegar a amar y algo me decía que era imposible que pudiera volver a ocurrir. Y, efectivamente, no fue así. Como tú dices, no se divide, se multiplica 🙂

Trackbacks y pingbacks

  1. […] quizás te interese mi post sobre cómo preparar la llegada de un hermanito o sobre los miedos del segundo embarazo. Te los enlazo por si te apetece […]

  2. […] ese momento se te quitan todos los miedos y te das cuenta que tu amor no se divide, se multiplica. Como ya dije en mi post sobre el segundo embarazo, tienes el doble de amor para cada uno de ellos. De verdad. Como todo en lo referente a maternidad, amor y calma. Y disfrutemos que pasa muy […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario