Manuel en plena operación pañal off

Quitar el pañal a tu bebé

 

Manuel en plena operación pañal off

Manuel en plena operación pañal off

 

Desde que me convertí en mamá, he podido descubrir que la maternidad es una experiencia maravillosamente escatológica. Cacas, pedos, pis, mocos y demás líquidos gástricos han sido mis compañeros de viaje en numerosas ocasiones. Quitar el pañal a tu bebé es un hito importante en esta travesía que te dará un poco de libertad una vez esté superado.

Si tienes un bebé que acaba de cumplir los dos años, ¡es tu momento! Y si además es verano, ¡aprovecha! Ha llegado la hora de la operación pañal off. Tú bebé se hace mayor, asúmelo. Tienes tres meses por delante sin cole y con calor para conseguirlo. Confía en tu hijo y ten a mano siempre varias mudas y un paquete de toallitas grande. Te aconsejo que compres ropa interior barata para poder tirar sin miedo después de algún escape gordo.

Es importante una actitud positiva. No nos enfademos si se escapa el pipí o la caca, no pasa nada. Piensa que no lo hace queriendo, que tiene que aprender a anticiparse a la naturaleza y eso no es fácil. Lo está intentando. Los dos primeros días son los peores. Si puedes hazlo coincidir con un fin de semana largo que no trabajes fuera de casa, así es más cómodo para todos.

Prepara la casa para la ocasión: si tienes alfombras quítalas, pon empapaderas en el sofá, en la silla del coche y en el carro hasta que la cosa esté controlada la operación pañal off. Y ten siempre a mano la fregona y un rollo de papel de cocina.

A algunos niños les da impresión el water y no quieren sentarse en él. Podemos usar un reductor de taza o un orinal. Hay uno genial que sirve de ambas cosas y además es plegable para poder llevarlo en el carro y funciona con bolsas de plástico desechables. Un gran invento. Es el que yo tengo, se llama Potette Plus.

Cada vez que nosotros vayamos al baño podemos pedirle que nos acompañen y así hacemos pipí juntos, eso les encanta. Para la caca, lo más cómodo es buscar una hora que nos venga bien y sentarlos siempre a la misma hora un rato a leer un cuento por ejemplo y que intenten hacerla. Así evitamos que se estriñan o se le escape en la calle. Al principio no les saldrá, pero poco a poco empiezan a acostumbrarse, su cuerpo se regula y funciona.

El refuerzo positivo es imprescindible en esta etapa. Recompénsalo con cosas de mayores como ir al cine o acostarse un poco más tarde, así tendrán mayor motivación. Lo importante es que ellos quieran y crean que pueden.

5 comentarios
  1. Familia A
    Familia A says:

    Nos encanta tu blog, lo bien que te explicas y expones tus historias. Resulta práctico, ameno y divertido leerte!!!!! Nos dejas con ganas de más!! Enhorabuena ?

    Responder
  2. Tati
    Tati says:

    Gracias, Ana por tu blog!! Es un placer leer con qué claridad y frescura nos acercas ese “mundo de niñ@s”. Estoy impaciente por leer tu nuevo post. Corre!!!

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Los míos y todos los demás niños pueden lavarse solos los dientes, ducharse y vestirse solos, comer solos, recoger sus juguetes solos o peinarse solos. Todo esto con dos años es absolutamente factible. Siempre bajo nuestra supervisión pero sin necesidad de  intervenir. A los dos años pueden dejar de llevar pañales y van al water solitos. Os dejo un enlace donde os explico como retirar el pañal. […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *