Entradas

La actriz y blogger Ana Cuesta embarazada de su tercer hijo.

Quiero ser mamá blogger

La actriz y blogger Ana Cuesta embarazada de su tercer hijo.

La actriz y blogger Ana Cuesta embarazada de su tercer hijo.

 

La vida es un camino maravilloso lleno de trampas. Hay que aprender a adaptarse a cada etapa y exprimirla al máximo. Nunca olvidemos que cada día que se va ya no vuelve. Alimentemos al niño que llevamos dentro con ilusiones y sueños porque solo ellos saben disfrutar sin más.

Los últimos diez años mi vida han sido una auténtica montaña rusa que en momentos me ha hecho perder el norte y sentirme realmente desorientada y sola. Desde mi perspectiva actual, pasados diez años que dejé la casa de mis padres para sumergirme de lleno en el mundo adulto, puedo ver que hasta de los malos momentos siempre se puede sacar algo positivo y aprender algo bueno.

Hace poco mas de 10 años entraba en la Escuela de Arte Dramático de Sevilla para cumplir mi sueño: ser actriz. Cuando estaba en segundo curso rodé mi primera película, Déjate caer de Jesús Ponce. Ahí empezó mi carrera como actriz profesional. Rodé otras películas como Rivales de Fernando Colomo o series como Arrayán para Canal Sur televisión.

También por aquel entonces monté mi propia compañía de teatro con nuestra ópera prima Apuntes para una copla bajo la magnífica dirección de Estrella Távora. También en esos años de descubrir el mundo conocí al que hoy es mi marido y decidí probar suerte e irme con él a México, a la aventura, aprovechando un proyecto que le había surgido en DF. Pero volví a Madrid en unos meses para rodar con Emilio Aragón su primera película Pájaros de papel, acompañada por grandes compañeros como Carmen Machi, Imanol Arias o Lluis Homar. Iba de una cosa a otra como arrastrada por una maravillosa marea que aún me permitía coger aire entre ola y ola.

Justo después de rodar Pájaros de papel y en mi mejor momento como actriz, nació Carmen, mi primera hija. Ella le dio a mi vida un nuevo sentido. Sin dejar nunca mi esencia de aventurera y apasionada, todo cambió de lugar. Ahora ella era lo más importante. Sinceramente lo era y lo es. Pero ello no impidió que siguiera trabajando. Grabé Los Hombres de Paco y El Barco en 2010, o La soledad del triunfo en 2011 dirigida por Álvaro de Armiñán entre otras. Incluso me licencié en Arte dramático después de varios años de paréntesis. Fueron unos años de mucha exigencia en los que crecí a marcha forzada.

En este momento, y como madre treintaañera de tres niños, después de haber vivido en varias ciudades, estudiado una carrera, hacer un master, trabajado como actriz en el cine y la televisión española, de montar mi propia compañía de teatro, de ser profesora de teatro para una compañía adolescente… siento la necesidad de retomar mi vida laboral, de ampliar mi mundo personal. De esta necesidad surge este blog.

El mejor papel de mi vida es, sin duda, el de MAMÁ, y ahora mamá blogger.

¿Por qué ahora? Y ¿por qué bloguera? Pues porque sí. ¿Por qué no?

Porque ser mamá es una experiencia apasionante y porque ser actriz es una vocación incontenible. Y así, metiendo ambas cosas en una coctelera surge este proyecto que arranco hoy lleno de ilusión y ganas. Que me permite seguir siendo una mamá implicada y dedicada, compartir mis experiencias sobre la maternidad, hablar sobre lactancia, embarazos, plantear dudas y resolver otras.

Ahora tengo tres hijos, vivo en Sevilla, mi marido vive y trabaja África y yo me encargo de ellos 24 horas al día 7 días a la semana sin ayuda. Necesitaba una actividad que supusiera una vía de escape y una forma de enriquecimiento personal más allá de la maternidad, que fuera flexible en horarios y que no estuviera supeditada a un lugar físico concreto. Este blog cumple todos los requisitos y suma algunos otros. Me parece muy enriquecedor poder compartir lo que en estos años como madre he podido aprender y seguiré aprendiendo.

Me gusta ser una madre aplicada y dedicada, disfruto de la crianza y sé que es algo que se agota, que el tiempo se lleva consigo y que no vuelve atrás. Pero soy una mente inquieta y quiero más. Quiero mi parcela de intimidad, mi momento de soledad, de placer. Y para ello creo este blog que espero que os guste y os ayude a resolver dudas, a entreteneros, a desconectar, a reír y a disfrutar, también, tanto como yo. La vida es el camino y hay que vivirla como viene. Intentemos aprender a disfrutar de lo bueno y a afrontar lo malo de la mejor manera posible.