Entradas

Paris_viajar_niños_disney

Paris y Disney

Paris es maravillosa, viajes con niños o sin ellos, seas joven o mayor, vayas de mochilero, de hoteles o en Airbnb. Es un destino clásico que nunca te defrauda. Yo he ido varias veces en mi vida y la última con mis hijos. Cuando has viajado a un sitio de joven y vuelves luego con tu familia y tus hijos, el destino cobra otra visión totalmente diferente. Ver el mundo a través de los ojos de los niños es un privilegio que no deberíamos perdernos.

Desde España, lo mejor para llegar a Paris es un viaje de avión. Os enlazo mi post sobre Viajar con niños en avión , por si queréis apuntaros algunos trucos y consejos. En París hay tres aeropuertos, pero cuidado, porque dos están en la ciudad y uno está en un pueblo a una hora de autobús. Si vuelas con Ryanair, ten en cuenta que el aeropuerto de Paris Bouvais no está en la ciudad. Así que calcula si el ahorro de billete de avión compensa el precio del bus y el tiempo luego hasta el destino. Si el destino es directamente Disney no creo que te interese, ya que no tiene conexión directa con el parque y te tendrás que gastar unos 100€ en taxi. Si vas a Paris entonces debes valorarlo personalmente.

En nuestro viaje decidimos pasar tres noches en Disneyland y tres en Paris. Y sinceramente, nos sobraron noches en Disney y nos faltaron en Paris. Que esto lo piense yo que ya no soy una niña puede parecer razonable, pero que lo piensen mis hijos ya es para tenerlo en cuenta. Nosotros volveremos a Paris pero no creo que volvamos a Disney.

Os cuento sobre nuestra visita a Disney. Fuimos con un paquete de pensión completa a un hotel dentro del parque. Y la experiencia fue bonita, pero había tantísima gente para subir a cualquier atracción que los niños se aburrían. Las colas eternas para simplemente hacer una foto con un personaje se les hacían soporíferas. Y eso que no era temporada alta, fuimos en pleno invierno. Carmen tenía 6 años, Manuel 2 y Gloria 3 meses. Quizás eran demasiado pequeños. Tenemos amigos que han ido con los niños mayores y la experiencia ha sido diferente.

Las atracciones que más nos gustaron fueron las de Peter Pan , el laberinto de Alícia, Ratatouille y una de los muñecos del mundo que es un circuito en barco precioso. En temporada baja hay muchas atracciones que están cerradas. Puedes consultarlo en la app del parque, es muy útil para organizar la visita y ver la ubicación de atracciones y restaurantes y horarios. Pudimos entrar gracias a Fast Pass, porque hacer la cola con los tres niños y el frío que hacía era inviable. Funciona sacando un ticket de una máquina que te da una cita para el día y puedes entrar directamente y sin esperar a la hora que te toque . Es buena opción, pero las citas se acaban pronto y además no puedes coger dos a la vez, así que solo merece la pena con las atracciones más concurridas. Si te alojas dentro del parque en uno de sus hoteles, puedes entrar una hora antes de que abran, pero solo para pasear, porque las atracciones están cerradas. ¡El tren que recorre el parque por arriba y la cabalgata fueron nuestra salvación, nos encantaron!

Todos coincidimos en que lo que más disfrutamos fueron los restaurantes. Al llevar la comida incluida reservamos con tiempo en varios restaurantes del parque. Imprescindible el restaurante Mickey. Comimos allí varias veces ya que es la única opción de estar con los personajes sin hacer colas ni esperas. Lo recomiendo especialmente. Nos gustó mucho el de Aladino y el de Ratatouille, porque se come muy bien, no porque hubiera ninguna animación, que no la había.

Para ir con bebés puedes llevar tu carrito, aunque no puedes entrar con el en ninguna atracción, los vas dejando en la puerta, así que si tienes un bebé que aún no anda es muy aconsejable combinarlo con una mochila y portear, porque como os digo se pasa mucho tiempo en las colas y se hace pesado llevarlo en brazos. Para niños más grandes puedes pedir carros del propio parque, son una especie de silla de ruedas alta, que no reclinan ni nada, pero dan apaño.

Y pasamos ahora a Paris. Aquí si que nos quedamos con ganas de más. Estuvimos tres dias y cogí os un apartamento con Airbnb entre las estaciones del este y del norte. Una zona más residencial y perfectamente comunicada con metro. Los hoteles suelen ser muy caros y de peor calidad que en España a mismo nivel de estrellas. Yendo con tres niños hicimos una visita relajada de los principales monumentos y zonas. Parece poco pero dió mucho de sí. Os enumero cosas que no os debéis perder y que se pueden hacer con niños.

La subida a Montmatre en el funicular, es para ellos una autentica atracción. Y el barrio es preciosos para pasear, tiene unas vistas maravillosas y la basílica del Sacre Coeur es una visita obligada. Todo esto ocupa una mañana. Planéalo un día que no haya mucha prevision de lluvia, aunque en París nunca estás libre de mojarte. De vuelta paramos en Ópera y entramos a verla por dentro !Que maravilla! De ahí fuimos a dar un paseo tranquilo por la orilla del sena desde el Pont Neuf, pasando por las pirámides del Louvre hasta los jardines de las Tullerías y el Puente de la Concordia. Pesar por el Sena es siempre un privilegio, hay historia, belleza y arte allá donde mires. Un disfrute.

Paris_viajar_niños_disney

Nosotros no entramos en ningún museo porque íbamos poco tiempo y preferíamos ver otras cosas, pero no lo descarto para la próxima vez. Lo que sí hicimos y varias veces fue comernos un fantástico crepe parisino. Y aquí os tengo que confesar que como en la crepería La creme de París no te comerás un crepe en ningún sitio. ¡Que ricos! Dulces o salados. Desde la primera vez que fui de adolescente hasta ahora, el local ha mejorado muchísimo, antes te comías el crepe en la calle y ahora tiene un salón muy agradable en el que sentarte, pero siguen estando igual de buenísimos. Está al lado del museo de cera, por si antes o después os apetece entrar a verlo, es divertido.

El segundo día iniciamos nuestra ruta en el la plaza del Centro Pompidou, con su divertida fuente de colores, visitamos la Île de la cité y la catedral de Notre Dame, antes de que ardiera, para acabar en los jardines de Luxemburgo por la tarde. Para movernos por París lo ideal es pasear porque todo es bonito y llano, aunque tanto el metro como el bus son dos opciones geniales si los niños se cansan o las distancias son muy largas.

Y el tercer día no puede faltar la Torre Eiffel. Aquí sí que os diré que si vais con niños es mejor no subir a la torre ya que las colas son eternas y arriba hace mucho aire y mucho frío. Además, desde arriba, las vistas son de París sin torre. Para mí es mucho mejor pasear por los Campos de Marte, hacerte la típica foto con la Torre Eiffel al fondo y luego subir al rascacielos Montparnasse desde donde verás unas magníficas vistas de la ciudad sin bullicio ni frío y con la Torre Eiffel en ellas. A la vuelta no dejes de hacer una parada en Los Inválidos, cruzar el puente y pasear por los Campos Elíseos.

Paris_viajar_niños_disney

Esto es lo q he dió de sí nuestro fin de semana largo en París. Hay opciones más comerciales como los autobuses turísticos, los paseos en barco por el río, pero a nosotros nos gusta ir por libre y según nos vaya apeteciendo.

Yo uso las guías visuales de El País Aguilar para planear las visitas y algunos blogs donde leer detalles y trucos más concretos. Pero luego nos gusta improvisar.

Un dato más a tener en cuenta, en París hay muchos bloques antiguos sin ascensor o con ascensores muy pequeños y los restaurantes suelen ser muy estrechos y en muchos no puedes entrar sin plegar el carro. Como yo tenía dos niños muy pequeños y era invierno, viajé con un gemelar, pero había sitios donde no pudimos entrar solo por el carro. Si puedes elegir, elige un carro como el BABYZEN Yoyo o la Easywalker Charley, ya que las aceras son anchas y lisas, por lo que no tendrás problemas, y las casas estrechas, así que te serán útiles.

Como siempre me suele pasar, me quedé con ganas de más, más París y más Versalles por ejemplo. Creo que siempre me quedaré con ganas de más.

Si quieres compartir tu opinión o estás planeando tu viaje y tienes alguna duda deja aquí tu comentario.

¡Si te ha gustado comparte!

medicinas_niños_viajar

Botiquín para viajar con niños en avión

medicinas_niños_viajar

Os cuento lo que llevo en mi botiquín básico en los viajes con mis hijos. En concreto esto fue lo que lleve en nuestro viaje a Cambridge el pasado verano. Como viajaba sola con los tres y con Ryanair, lo llevaba como equipaje de mano, ya que no embarcamos la maleta. Por si también os interesa, enlazo mi post sobre cómo volar con niños en avión low cost.

Lo primero que debéis saber es que, viajando con niños, en general, puedes llevar líquidos y comida sin demasiado problema, aunque como ya os cuento en el post de volar con niños, debéis ir con tiempo de sobra al aeropuerto porque pasan más controles que un equipaje normal. Pero al viajar con tus hijos te está permitido llevar su comida, bebida y medicinas. Si van en una maleta embarcada en el maletero del avión no debéis tener ningún problema, en principio. Pero si lo lleváis como equipaje de mano, entonces sí deberéis tener en cuenta mis consejos.

medicinas_niños_viajar

Tened una cosa presente: Según la normativa de cada aeropuerto y/o pais, os pueden pedir las recetas de los medicamentos que lleváis para permitiros pasarlos por la aduana o el control de equipajes. De hecho, en nuetro viaje a Cambridge, yo no llevaba las recetas y tuve que dejar varias cosas allí. Me permitieron entrar con ello pero no salir. ¡Cosas de aeropuertos! Yo os recomiendo que pidáis una receta de todos los medicamentos que vayáis a llevar en vuestro botiquín para evitar contratiempos y retrasos en el control.

Por otro lado. ¿Cómo decidir qué medicamentos llevar? Yo llevo casi siempre lo mismo, y si viajo a un sitio con menos recursos añado un botiquín de primeros auxilios con tijeras, vendas, esparadrapo, yodo y alcohol y repelente de mosquitos. Y además algun antibiótico genérico ya que a veces no es facil encontrar medicinas en según que sitios. ¡O un médico!

En mi experiencia, aunque vayas a viajar a un destino «civilizado» es mejor llevamos el botiquín preparado desde casa. Que haya de todo no quiere decir que puedas comprarlo. En Alemania, por ejemplo, no te venden ni un paracetamol sin receta. Y cuando vas pocos días de turismo y no conoces el sitio o el idioma puede resultar complicado conseguirlo.

medicinas_niños_viajar

Por supuesto, si se nos pone un niño malo y no sabemos lo que tiene, o no le baja la fiebre o la cosa es grave, debemos acudir al médico cuanto antes. Los seguros privados cubren tres meses en el extranjero por turismo, y la sanidad publica española también tiene un servicio de asistencia fuera del país, que si no me equivoco tienes que solicitar que te activen antes de salir de viaje.

Como en este caso iba a un destino europero, a casa de una amiga y en Ryanair, viajé con lo básico que yo suelo usar en casa, que ya las mamás sabemos en general tratar un catarro, una urticaria o una fiebre por virus.  Además nuestro pediatra tiene una plataforma de consulta on-line, por lo que viajo muy tranquila de que llegado el caso vamos a poder contar con su diagnóstico y asesoramiento. Os lo he enlazado por si necesitáis usarlo alguna vez.

Teniendo todo esto en cuenta, os enumero lo que llevamos en nuestro botiquín de viajes básico: Antitérmicos, aerosoles porque mis niños son propensos a que se les coja el pecho, mucolítico, cremas antibióticas, antifúngicas y de corticoides por si les pica algo, antihistamínico, un antitusivo, gotas antibióticas para los ojos, y gotas de corticoides orales, un probiótico, suero nasal, spray para las llagas, spray de vitamina E y poco más.

¡Lo mejor es que casi nunca lo necesitamos usar, pero mamá tiene que estar preparada para todo!

¿Qué llevas tú en tu botiquín? ¿Tienes alguna anécdota para compartir? Te animo a dejar tu comentario a continuación.

 

Viajar_ninos

Viajar con niños en avión low cost

 

 

Viajar_ninos

Si vuelas sola con niños o bebés en una compañía low cost, prepárate para hacer el equipaje más compacto de tu vida. Lo bueno es que suelen ser vuelos cortos. Lo malo es que no hay nada incluido, ninguna facilidad. Ahora vas a saber el verdadero significado de economizar y sacar rentabilidad a algo. Tu lema ha de ser “menos es más”. Tranquila que parece peor de lo que es. Te cuento algunos trucos que te salvarán de vivir una pesadilla en las alturas.

Viajar_ninos

Vamos por partes:

Si llevas un bebé necesitas un carrito. Olvídate de llevar tu supercarro en esta ocasión, no tenemos manos para plegarlo y empaquetarlo en la puerta del avión mientras todos te miran con asombro y tus otros hijos se suben por los sillones y saltan por encima de los pasajeros. Por no hablar de los controles previos en los que tendrás que desmontarlo y montarlo a toda velocidad porque siempre hay prisas.

Necesitas un carro compacto que pliegue en una pieza y con una mano. Porque en la otra llevarás las tarjetas de embarque, tu maleta y el bolso y el bebé, y el abrigo y si tuvieras más manos más cosas llevarías. Para mi, la mejor opción es la Yoyo de Babyzen, cumple todos los requisitos y además puedes meterla en el avión contigo evitando así que la destrocen y manchen o pierdan. Todas las aerolíneas permiten llevar un carro de bebé gratis.

Ana Cuesta con sus hijos
Una vez dentro del avión, lo primero es ubicarte en tu sitio. Si llevas bebé de menos de dos años ya te habrán asignado una fila específica e incluso te pueden permitir embarque prioritario, aunque no siempre. Cuando ya estéis todos sentados y preparados seguro que alguno quiere ir al baño. ¡Ve! Porque si no vas ahora, ya tendréis que esperar a que se apaguen las luces del cinturón una vez alcancéis la altura de vuelo. En ese momento puedes relajarte y empezar a sacar golosinas, bocadillos, pinturas, juguetes y todo lo que se te haya ocurrido llevarte para pasar el viaje.

¡Justo ahora te darás cuenta de que has olvidado en casa tu pijama, por ejemplo! No te preocupes, seguro que puedes comprar uno en tu destino o dormir con la ropa del día siguiente. Poco te has dejado teniendo en cuenta que has hecho la maleta mientras tus niños jugaban al escondite dentro de ella.

Una mamá viajando sola con sus tres hijos, de Sevilla a Cambridge

Y hablando de maletas, ¿qué echamos en ella? Lo imprescindible. Nada más. Nada de “porsiacasos” o necesitarás un gachetobrazo para cargar con todo y no perder a un niño por el aeropuerto. De hecho, para prevenir, por si esto ocurre, es muy útil etiquetar a los niños con unas pulseras de seguridad en las que apuntas un número de teléfono al que llamar para localizarte en caso de que se extravien. Llegado el caso te ahorraras un disgusto. Las venden en tiendas de bebé y cuestan unos 3€.

Una mamá viajando sola con sus tres hijos, de Sevilla a Cambridge

Volviendo al equipaje. Pon la maleta en la cama. Al lado ve amontonando las cosas y una vez esté todo, lo metes. Así repasas y aprovechas más los huecos. Incluso puedes haber hecho una lista con cosas imprescindibles para asegurarte de que no se te olvidan. Aunque vayas 10 días no necesitas mucha más ropa que para 3 días si puedes lavar y si viajas con niños busca alojamiento con lavadora. Pañales para un par de días solo y luego compras en el destino y un antitérmico que después según el país no es facil comprar medicinas sin receta. Haré un post específico explicando qué medicinas llevo yo siempre.

A no ser que vayas a un sitio muy precario, todo puede comprarse luego si ves que es imprescindible y pocas veces lo es. Como es equipaje de mano, jabones y demás en botes pequeños y si puedes no los lleves. Comida y bebida para niños y bebés sí puedes llevar todo lo que necesites, pero vete con tiempo porque pasan más controles que el resto de maletas.

Viajar_ninos

¡Ya solo te queda rezar a la virgen de tu pueblo para que no haya retrasos ni cancelaciones y prepararte a disfrutar de tus vacaciones!