Entradas

Paris_viajar_niños_disney

Paris y Disney

Paris es maravillosa, viajes con niños o sin ellos, seas joven o mayor, vayas de mochilero, de hoteles o en Airbnb. Es un destino clásico que nunca te defrauda. Yo he ido varias veces en mi vida y la última con mis hijos. Cuando has viajado a un sitio de joven y vuelves luego con tu familia y tus hijos, el destino cobra otra visión totalmente diferente. Ver el mundo a través de los ojos de los niños es un privilegio que no deberíamos perdernos.

Desde España, lo mejor para llegar a Paris es un viaje de avión. Os enlazo mi post sobre Viajar con niños en avión , por si queréis apuntaros algunos trucos y consejos. En París hay tres aeropuertos, pero cuidado, porque dos están en la ciudad y uno está en un pueblo a una hora de autobús. Si vuelas con Ryanair, ten en cuenta que el aeropuerto de Paris Bouvais no está en la ciudad. Así que calcula si el ahorro de billete de avión compensa el precio del bus y el tiempo luego hasta el destino. Si el destino es directamente Disney no creo que te interese, ya que no tiene conexión directa con el parque y te tendrás que gastar unos 100€ en taxi. Si vas a Paris entonces debes valorarlo personalmente.

En nuestro viaje decidimos pasar tres noches en Disneyland y tres en Paris. Y sinceramente, nos sobraron noches en Disney y nos faltaron en Paris. Que esto lo piense yo que ya no soy una niña puede parecer razonable, pero que lo piensen mis hijos ya es para tenerlo en cuenta. Nosotros volveremos a Paris pero no creo que volvamos a Disney.

Os cuento sobre nuestra visita a Disney. Fuimos con un paquete de pensión completa a un hotel dentro del parque. Y la experiencia fue bonita, pero había tantísima gente para subir a cualquier atracción que los niños se aburrían. Las colas eternas para simplemente hacer una foto con un personaje se les hacían soporíferas. Y eso que no era temporada alta, fuimos en pleno invierno. Carmen tenía 6 años, Manuel 2 y Gloria 3 meses. Quizás eran demasiado pequeños. Tenemos amigos que han ido con los niños mayores y la experiencia ha sido diferente.

Las atracciones que más nos gustaron fueron las de Peter Pan , el laberinto de Alícia, Ratatouille y una de los muñecos del mundo que es un circuito en barco precioso. En temporada baja hay muchas atracciones que están cerradas. Puedes consultarlo en la app del parque, es muy útil para organizar la visita y ver la ubicación de atracciones y restaurantes y horarios. Pudimos entrar gracias a Fast Pass, porque hacer la cola con los tres niños y el frío que hacía era inviable. Funciona sacando un ticket de una máquina que te da una cita para el día y puedes entrar directamente y sin esperar a la hora que te toque . Es buena opción, pero las citas se acaban pronto y además no puedes coger dos a la vez, así que solo merece la pena con las atracciones más concurridas. Si te alojas dentro del parque en uno de sus hoteles, puedes entrar una hora antes de que abran, pero solo para pasear, porque las atracciones están cerradas. ¡El tren que recorre el parque por arriba y la cabalgata fueron nuestra salvación, nos encantaron!

Todos coincidimos en que lo que más disfrutamos fueron los restaurantes. Al llevar la comida incluida reservamos con tiempo en varios restaurantes del parque. Imprescindible el restaurante Mickey. Comimos allí varias veces ya que es la única opción de estar con los personajes sin hacer colas ni esperas. Lo recomiendo especialmente. Nos gustó mucho el de Aladino y el de Ratatouille, porque se come muy bien, no porque hubiera ninguna animación, que no la había.

Para ir con bebés puedes llevar tu carrito, aunque no puedes entrar con el en ninguna atracción, los vas dejando en la puerta, así que si tienes un bebé que aún no anda es muy aconsejable combinarlo con una mochila y portear, porque como os digo se pasa mucho tiempo en las colas y se hace pesado llevarlo en brazos. Para niños más grandes puedes pedir carros del propio parque, son una especie de silla de ruedas alta, que no reclinan ni nada, pero dan apaño.

Y pasamos ahora a Paris. Aquí si que nos quedamos con ganas de más. Estuvimos tres dias y cogí os un apartamento con Airbnb entre las estaciones del este y del norte. Una zona más residencial y perfectamente comunicada con metro. Los hoteles suelen ser muy caros y de peor calidad que en España a mismo nivel de estrellas. Yendo con tres niños hicimos una visita relajada de los principales monumentos y zonas. Parece poco pero dió mucho de sí. Os enumero cosas que no os debéis perder y que se pueden hacer con niños.

La subida a Montmatre en el funicular, es para ellos una autentica atracción. Y el barrio es preciosos para pasear, tiene unas vistas maravillosas y la basílica del Sacre Coeur es una visita obligada. Todo esto ocupa una mañana. Planéalo un día que no haya mucha prevision de lluvia, aunque en París nunca estás libre de mojarte. De vuelta paramos en Ópera y entramos a verla por dentro !Que maravilla! De ahí fuimos a dar un paseo tranquilo por la orilla del sena desde el Pont Neuf, pasando por las pirámides del Louvre hasta los jardines de las Tullerías y el Puente de la Concordia. Pesar por el Sena es siempre un privilegio, hay historia, belleza y arte allá donde mires. Un disfrute.

Paris_viajar_niños_disney

Nosotros no entramos en ningún museo porque íbamos poco tiempo y preferíamos ver otras cosas, pero no lo descarto para la próxima vez. Lo que sí hicimos y varias veces fue comernos un fantástico crepe parisino. Y aquí os tengo que confesar que como en la crepería La creme de París no te comerás un crepe en ningún sitio. ¡Que ricos! Dulces o salados. Desde la primera vez que fui de adolescente hasta ahora, el local ha mejorado muchísimo, antes te comías el crepe en la calle y ahora tiene un salón muy agradable en el que sentarte, pero siguen estando igual de buenísimos. Está al lado del museo de cera, por si antes o después os apetece entrar a verlo, es divertido.

El segundo día iniciamos nuestra ruta en el la plaza del Centro Pompidou, con su divertida fuente de colores, visitamos la Île de la cité y la catedral de Notre Dame, antes de que ardiera, para acabar en los jardines de Luxemburgo por la tarde. Para movernos por París lo ideal es pasear porque todo es bonito y llano, aunque tanto el metro como el bus son dos opciones geniales si los niños se cansan o las distancias son muy largas.

Y el tercer día no puede faltar la Torre Eiffel. Aquí sí que os diré que si vais con niños es mejor no subir a la torre ya que las colas son eternas y arriba hace mucho aire y mucho frío. Además, desde arriba, las vistas son de París sin torre. Para mí es mucho mejor pasear por los Campos de Marte, hacerte la típica foto con la Torre Eiffel al fondo y luego subir al rascacielos Montparnasse desde donde verás unas magníficas vistas de la ciudad sin bullicio ni frío y con la Torre Eiffel en ellas. A la vuelta no dejes de hacer una parada en Los Inválidos, cruzar el puente y pasear por los Campos Elíseos.

Paris_viajar_niños_disney

Esto es lo q he dió de sí nuestro fin de semana largo en París. Hay opciones más comerciales como los autobuses turísticos, los paseos en barco por el río, pero a nosotros nos gusta ir por libre y según nos vaya apeteciendo.

Yo uso las guías visuales de El País Aguilar para planear las visitas y algunos blogs donde leer detalles y trucos más concretos. Pero luego nos gusta improvisar.

Un dato más a tener en cuenta, en París hay muchos bloques antiguos sin ascensor o con ascensores muy pequeños y los restaurantes suelen ser muy estrechos y en muchos no puedes entrar sin plegar el carro. Como yo tenía dos niños muy pequeños y era invierno, viajé con un gemelar, pero había sitios donde no pudimos entrar solo por el carro. Si puedes elegir, elige un carro como el BABYZEN Yoyo o la Easywalker Charley, ya que las aceras son anchas y lisas, por lo que no tendrás problemas, y las casas estrechas, así que te serán útiles.

Como siempre me suele pasar, me quedé con ganas de más, más París y más Versalles por ejemplo. Creo que siempre me quedaré con ganas de más.

Si quieres compartir tu opinión o estás planeando tu viaje y tienes alguna duda deja aquí tu comentario.

¡Si te ha gustado comparte!

Anacuesta_yoyo_viajar

REVIEW Babyzen YoYo

Estreno mi sección de REVIEWS con un carro que está causando sensación en este último año. Le está ganando terreno a la famosa Maclaren e incluso al Bugaboo Bee. Os presento la silla Babyzen YoYo.

La compré para usarla con mis tres hijos en un viaje largo con dos transbordos de avión y uno de tren. Necesitaba algo específico que cupiera en la cabina del avión. Reconozco que al principio no confiaba nada en que fuera gustarme, pero me equivocaba. Después de usarla solo le veo ventajas. Hasta los defectos que a priori veía, han desaparecido en el uso diario de mi Yoyo.

Antes de decidirme por Babyzen, comparé la Yoyo muy mucho con la nueva City Tour de Baby Jogger y la Nano de Mountain Buggy. Y decididamente creo que acerté de pleno. Qué bien nos ha servido. El carro en su uso diario es muy cómodo y sorprendentemente práctico y confortable tanto para bebés como para niños grandes.

Medidas

  • Ancho: 45cm en su punto más ancho.
  • Alto: 105 cm del suelo al manillar.
  • Anchura del asiento: 36 cm.
  • Profundidad del asiento: 25cm.
  • Altura del asiento: 43cm.
  • Altura hasta la capota: 72cm.
  • Distancia del asiento al reposapiés: 20cm.
  • Profundidad para ascensores abierto por completo: 83cm. Y bajando el manillar 66cm.

Plegado: Claramente su mayor virtud. Fácil, cómodo, rápido y ultracompacto. Una maravilla. Puedes llevarlo dentro del avión como equipaje de mano.

Plegado mide 45x20x54cm.

 

Peso: 6,5kg reales, lo he pesado en la báscula de mi casa.

Silla: Es una silla ultracompacta, resistente y muy amplia pese a lo que aparente. Cabe mi niña de 7 años. Viene homologada para su uso hasta 18kg, aunque estoy convencida de que aguanta mucho más si no nos dedicamos a subir y bajar escalones con ella.

Accesorios: El modelo 2017 viene de serie con el plástico de la lluvia y una bolsa para guardarla o transportarla. Podemos comprar nuestra Yoyo en dos opciones: desde recién nacido, que trae una opción de silla que mira hacia los padres y hace las veces de capazo; o a partir de 6 meses, que no trae esta opción.

Además, se le pueden comprar accesorios originales como los adaptadores de gr0 de anclaje universal , mosquitera, saco, sombrilla, patín de hermano mayor y portavasos. Os enlazo la página de Babyzen para que podáis comprobar precios.

Nada es barato en este carro, pero todo es de buena calidad y duradero. Además la atención postventa funciona muy bien.

No tiene ni barra apoyabrazos ni reposapiés ajustable original. Pero, si queremos comprarlos, en Aliexpres los podemos encontrar a un módico precio.

Textiles: Los textiles son intercambiables por si nos gusta lucir diferentes looks según la ocasión, aunque nada baratos. También en Aliexpres podemos encontrar más colores, aunque yo prefiero lo original con su sello de calidad y sus controles de seguridad aprobados.

Hay mamis que, en grupos de Facebook, muestran sus colchonetas y capotas hechas a mano para esta silla y que le dan un toque muy original. Os dejo el enlace AQUÍ. En estos grupos además se ponen en común dudas y soluciones sobre tu Yoyo e incluso puedes comprar alguna cosa de segunda mano.

El modelo nuevo tiene varios colores originales: negro, verde, salmón, azul, rojo rosa y gris. Y además podemos usar Colchonetas para customizarlo. Por ejemplo Fundas Bcn hace textiles específicos para la silla Yoyo que encajan perfectas, o la colchoneta nueva de Stokke que le queda genial y es la que yo uso.

Arnés: Tiene un arnés de 5 puntos que se puede dejar en 3 si queremos y se abre con un clip para meter o sacar la colchoneta o el saco. Es cómodo.

Cesta: La cesta es amplia, con capacidad para 5kg de peso y bastante accesible. Para plegar el carro hay que vaciarla por completo. Yo suelo llevar la bolsa que trae de serie para guardar el carro como bolsa para la cesta, así agilizo su vaciado para plegar. Saco la bolsa con todo y cuando lo abro la vuelvo a meter.

Capota: La capota del modelo nuevo lleva un bolsillo amplio para poder guardar una muda, toallitas y pañales si no queremos llevar bolso. tiene protección solar y una ventanita por la que vemos al bebé cuando va dormido y tumbado. Y si queremos se puede levantar la parte trasera para aumentar la ventilación si hace calor cuando están durmiendo. Es de un tejido muy agradable al tacto. Solo tiene dos posturas. Abierta o cerrada. Funciona con un tope automático.

Reclinado: No reclina del todo, pero más que suficiente para que el bebé duerma sin problemas. El sistema de reclinado no es uno de sus puntos fuertes, pero una vez te acostumbras no supone un problema. Lleva una correa con una presilla que alargamos o acortamos según necesitemos tumbarlo o no. El respaldo no es excesivamente alto, pero hasta los tres o cuatro años suficiente como para que puedan dormir y no se les salga la cabeza.

Reposapiés. No tiene. Como mencioné antes se puede comprar por Aliexpres al igual que la barra delantera. Pero a favor de la silla diré que la profundidad del asiento es suficiente como para que a un bebé de hasta un año no se le salgan las piernas mientras duerme, no le cuelguen. Y que la configuración de reposapiés del chasis es tan buena,  que tampoco le cuelgan a un niño grande. Reposan genial y no le molesta nada al dormir.

Manillar: es fijo, y suficientemente alto. Yo mido 175 cm. y no me resulta bajo. Tiene una opción de dejarlo plegado hacia atrás de forma que el carro se convierte en silla o hamaquita, lo cual es muy pero que muy cómodo para llevarlo por casa de un sitio a otro ya que cabe por cualquier parte o incluso como silla para el bebé en un restaurante o cafetería. Mis hijos además están deseando que ponga así el manillar para poder llevar ellos a su hermana por la casa. Me encanta esta característica del carro.

Se puede colgar un bolso y no se cae de espaldas como otras sillas ligeras. Tiene bastante estabilidad.

Ruedas. Son pequeñas y compactas. De goma densa. No se pinchan. Tienen amortiguación de muelle en las dos delanteras y freno de pedal en las dos traseras. Para suelos lisos son perfectas y el manejo es sorprendentemente suave. Si el suelo es empedrado o adoquinado, éste no es nuestro carro. Ahí tiene una limitación grande. Es un carro claramente urbano.

Precio: Depende de los complementos y configuración puede rondar los 400€, lo cual parece mucho, pero teniendo en cuenta que será el único carro que necesitemos en todo el tiempo que usemos carro, yo lo veo genial!

Además es compatible con los gr0 Besafe y podemos aprovechar las ventajas del sistema modular para llevar a nuestro hijo ACM hasta los 4 años.

Como conclusión a mi análisis, diré que lo que mas me gusta es lo versátil, compacto y manejable que es. Cabe en cualquier sitio, tanto abierto como cerrado. Y puedo usarlo con cualquiera de mis tres hijos, incluso con los dos pequeños a la vez. Me encanta que se le pueda bajar el manillar y quede como una hamaquita.

Lo que menos me gusta es que hay terrenos que se le resisten y no tiene ni barra ni reposapiés como complementos originales.

Os dejo un video para que lo veas en persona. Espero que os haya sido útil.