Entradas

etiquetas_niños_vuelta al cole

Etiquetas para la vuelta al cole

 

niños_etiquetas_vuelta al cole

El curso pasado, en la operación vuelta al cole, hice un pedido de etiquetas a tres empresas distintas para poder comparar y comentar mis impresiones este año. Antes de elegir el tipo de etiqueta hice un exhaustivo estudio de mercado, ya que la oferta es bastante amplia y variada. Finalmente me decidí por las etiquetas termo adhesivas, descartando las adhesivas sin más, las de tela personalizables para coser o los sellos para ropa también personalizables.

En mi caso no elegí las de tela porque no tengo máquina de coser y con tres niños iba a tardar muchísimo en marcarlo todo, ni el sello para ropa porque la tinta es negra y en las prendas oscuras no se ve bien. El uniforme de mis hijos es polo blanco y jersey y falda o pantalón oscuro. Así que me he decanté por las termo adhesivas de las marcas Ludilabel, Petit Fernand y Stikets. Mis primeras impresiones fueron las siguientes:

Las tres ofrecen packs combinados con varios tipos de pegatinas (para ropa, para zapatos, para material escolar) que salen más económicos que cogiéndolas por separado. De igual manera que mientras más cantidad encargas más rentable sale cada unidad. Además las tres marcas ofrecen accesorios como cantimploras, llaveros o tuppers personalziados. Todas las webs son bastante sencillas e intuitivas y tienen mucha variedad de colores y motivos. Y todas traen papel vegetal para poder plancharlas en la ropa.

etiquetas_niños_vuelta al cole

 

Petit Fernand tiene una aplicación muy intuitiva con muchas opciones para elegir. Es la única en la que puedes elegir hasta el color de la letra. Las demás son blancas por defecto. En su versión mas económica solo permite una linea de texto, por lo que si quieres poner nombre y teléfono, por ejemplo, tienes que elegir una opción más cara. Tarda una semana en llegar por correo ordinario sin número de seguimiento. Esto para mí es un punto negativo, ya que la primera vez que lo pedí el paquete se extravió y tuve que volver a pedirlo. Viene presentado en un talonario con unas instrucciones muy bien explicadas. Otra característica que destacaría es que cuesta muchisimo separar las etiquetas del plástico en el que vienen presentadas. A primera vista me pareció que son de buena calidad, fieles a la lo que encargué, el color queda perfecto y la imagen sin pixelar. No se deforma aunque el tejido sea de canalé o rugoso. En general buena impresión.

Ludilabel tiene unos packs muy completos pero no cabe el nombre y el teléfono si tienes un nombre largo o compuesto ya que tiene un límite de caracteres máximo corto por línea. Viene también presentado en un talonario y llega por correo ordinario sin numero de seguimiento. Son, en precio, muy similares a Petit Fernand pero, en mi opinión, de peor calidad . El color de fondo esta pixelado y el material es más rígido y menos adaptable. Se deforma más al planchar y no responde tan bien a tejidos de canalé o rugosos como la lana. Sin embargo es muy fácil de despegarlas del talonario. A mí personalmente no me han convencido.

Stikets sí que me ha sorprendido muy positivamente. En cuanto a precios es la más rentable. Lo cogí casi a la mitad de precio que las otras dos y además trae más cantidad de pegatinas. Otro punto a favor es que envían con paquetería privada en 48 horas. Permite poner nombre y teléfono en todas las etiquetas en la opción básica. Y ofrece también packs y mucha variedad de colores y motivos. La calidad es bastante buena. Viene presentado en una carpeta archivadora tamaño cuartilla muy cómoda y fácil de usar, aunque sin instrucciones.

Una vez expuesta mis primeras experiencias, os cuento que después de su uso en la vida diaria de lavadoras y secadoras durante el curso pasado sin lugar a dudas las que mejor han aguantado son las de Stikets, siendo además las más económicas y las únicas que llegaron por mensajería 48horas, todas siguen pegadas y con el mismo aspecto que el primer día, tanto en tejidos de algodón, como lana. Las de Ludi se han despegados casi todas y las que quedan están como encogidas, endurecidas. Y las de Petit Fernand en polos y jerseys están cuarteadas aunque siguen pegadas, el resto también están bien. Aquí podéis ver de cada marca fotos después de un curso de uso:

Personalmente, por relación calidad/precio y rapidez yo me quedo con Stikets para este curso. Aunque esto es sólo mi experiencia y mi opinión personal. Os invito a comentarme las vuestras.

Vuelta al cole

CONFESIONES: La vuelta al cole

¡Llegó el día, por fin! ¡Bendito colegio! ¡Qué contenta estoy!

¡Ay mi niño, que es muy chico! Pobrecito, qué madrugón. Tantas horas allí solito, sin su mamá. ¡Ya tendrá tiempo de aprender! Si es aun mi bebé.

¡Qué ganas tenía de tener tiempo para mi! Si donde mejor están es en su cole, con sus amigos. Qué bien se lo pasan.

Bien podría parecer una conversación entre dos mamás con puntos de vistas muy distintos en referencia a la vuelta al cole. Pero no. Son todas las cosas que se me han pasado a mí por mi cabeza esta semana previa al esperado momento.

Y es que este verano ha sido muy largo. Casi muero en el intento. Sin vacaciones en la playa ni en ningún lado. En casa. Sola con mis tres niños casi todo el tiempo y con el propósito de lanzar este blog.

Fiel a mi espíritu y a mis ideas, he intentado ser una mamá optimista, organizada, precavida e ingeniosa. Disfrutar del tiempo y aprovecharlo al máximo. Tareas, trabajo, juego, piscina, planes, descanso. Todo tiene su momento. Pero el calor de Sevilla no ayuda y tres meses sin cole es mucho tiempo. Y ha llegado un momento en el que las fuerzas han empezado a flaquear, la inspiración se me ha secado y ya no sabía que hacer con mis niños.

El espejismo del colegio se dibujaba de lo más atractivo. Las dos últimas semanas de agosto han sido de pura supervivencia. Malamadre total. He sacado el armamento tecnológico y quitado las restricciones. Hemos abusado de comida PRE-cocinada y por encargo. Roto los horarios, las rutinas y el orden. Desastre total. O vacaciones a la desesperada. Llamémoslo como queramos. Sobrevivir hasta que empiece el cole y todo vuelva a su lugar es un buen resumen de mi final de verano.

Recuerdo que cuando era mamá primeriza y solo tenía una niña, no entendía porque las otras mamás estaban deseando que empezase el cole. ¡Ilusa de mí! Todo te cae encima. Ahora las entiendo. ¡Y tanto! ¡Bendito colegio!

Cierto es que cuando este acabando el curso me veré igual de desesperada pero en el otro lado de este discurso, deseando que empiecen las vacaciones para poder descansar. ¡Pero, si en vacaciones tampoco descanso!

Llego pues, a la conclusión habitual en todos mis debates sobre maternidad: Ser mamá es el trabajo más duro y mas apasionante que hay.  No descansaremos nunca así que disfrutemos mientras dure y sintámonos afortunadas por ello.

Podéis dejarme un comentario contandome qué tal vuestro verano y vuestra vuelta al cole! Gracias!