Entradas

Mama_desesperada

CONFESIONES : ¡Desesperada!

bebe_embarazo_maternidad

 

Desesperada. Hay días en los que estoy desesperada. No se si quiero desaparecer yo o que desaparezcan ellos, mis hijos. Normalmente ésta es una sensación que me va invadiendo a lo largo del día y cuando dan las 8 de la tarde se apodera de mi un “yoquesé que queseyo” que me comería a un niño si pudiera. La maternidad, a veces, se me hace cuesta arriba.

Mama_desesperada

Son días en los que ya me despierto con cansancio acumulado, porque no he llegado a desconectar del anterior. Normalmente los jueves, que son los peores días porque llevo ya el cansancio de toda la semana encima. ¡Aunque los fines de semana que paso sola con mis tres hijos no se quedan atrás!

Suelo hacer planes con ellos cada tarde. Cuando los recojo del colegio tengo prevista una actividad que les guste y casi siempre con alguna amiga que me acompañe, así los niños se divierten y yo tengo vida social adulta: parque, merienda, piscina, cine, Ikea o bolas.  Y si es fin de semana pues excursión, teatro, parque de atracciones o bricolages y tareas domésticas por ejemplo. ¡Les encanta!

Pero, claro, para tener las tardes y los fines de semana libre, tengo que exprimir las mañanas a tope y hacer la comida, la compra, la colada, bancos, recados, plancha y ¡qué os voy a contar!  con mi bebé siempre conmigo. Y ahora además buscar tiempo para escribir mi blog y estudiar oposiciones. ¡Vuelven a faltarme horas! Soy especialista en equilibrios y malabares con tres niños.

En conclusión, que la maternidad es dura, requiere de grandes dosis de paciencia e imaginación, y tiempo. Y la rutina diaria de nuestra sociedad nos lleva a vivir deprisa, acumulamos cansancio y estrés que va mermando en nuestras ganas de ser mamá y así, llegan los jueves y podemos cantar “desesperada” a voz en grito a la hora de la ducha para reírnos un poco de nosotras mismas y conseguir un plus de energía hasta que se acuesten.

 

¡Ánimo mamás!

medicinas_niños_viajar

Botiquín para viajar con niños en avión

medicinas_niños_viajar

Os cuento lo que llevo en mi botiquín básico en los viajes con mis hijos. En concreto esto fue lo que lleve en nuestro viaje a Cambridge el pasado verano. Como viajaba sola con los tres y con Ryanair, lo llevaba como equipaje de mano, ya que no embarcamos la maleta. Por si también os interesa, enlazo mi post sobre cómo volar con niños en avión low cost.

Lo primero que debéis saber es que, viajando con niños, en general, puedes llevar líquidos y comida sin demasiado problema, aunque como ya os cuento en el post de volar con niños, debéis ir con tiempo de sobra al aeropuerto porque pasan más controles que un equipaje normal. Pero al viajar con tus hijos te está permitido llevar su comida, bebida y medicinas. Si van en una maleta embarcada en el maletero del avión no debéis tener ningún problema, en principio. Pero si lo lleváis como equipaje de mano, entonces sí deberéis tener en cuenta mis consejos.

medicinas_niños_viajar

Tened una cosa presente: Según la normativa de cada aeropuerto y/o pais, os pueden pedir las recetas de los medicamentos que lleváis para permitiros pasarlos por la aduana o el control de equipajes. De hecho, en nuetro viaje a Cambridge, yo no llevaba las recetas y tuve que dejar varias cosas allí. Me permitieron entrar con ello pero no salir. ¡Cosas de aeropuertos! Yo os recomiendo que pidáis una receta de todos los medicamentos que vayáis a llevar en vuestro botiquín para evitar contratiempos y retrasos en el control.

Por otro lado. ¿Cómo decidir qué medicamentos llevar? Yo llevo casi siempre lo mismo, y si viajo a un sitio con menos recursos añado un botiquín de primeros auxilios con tijeras, vendas, esparadrapo, yodo y alcohol y repelente de mosquitos. Y además algun antibiótico genérico ya que a veces no es facil encontrar medicinas en según que sitios. ¡O un médico!

En mi experiencia, aunque vayas a viajar a un destino “civilizado” es mejor llevamos el botiquín preparado desde casa. Que haya de todo no quiere decir que puedas comprarlo. En Alemania, por ejemplo, no te venden ni un paracetamol sin receta. Y cuando vas pocos días de turismo y no conoces el sitio o el idioma puede resultar complicado conseguirlo.

medicinas_niños_viajar

Por supuesto, si se nos pone un niño malo y no sabemos lo que tiene, o no le baja la fiebre o la cosa es grave, debemos acudir al médico cuanto antes. Los seguros privados cubren tres meses en el extranjero por turismo, y la sanidad publica española también tiene un servicio de asistencia fuera del país, que si no me equivoco tienes que solicitar que te activen antes de salir de viaje.

Como en este caso iba a un destino europero, a casa de una amiga y en Ryanair, viajé con lo básico que yo suelo usar en casa, que ya las mamás sabemos en general tratar un catarro, una urticaria o una fiebre por virus.  Además nuestro pediatra tiene una plataforma de consulta on-line, por lo que viajo muy tranquila de que llegado el caso vamos a poder contar con su diagnóstico y asesoramiento. Os lo he enlazado por si necesitáis usarlo alguna vez.

Teniendo todo esto en cuenta, os enumero lo que llevamos en nuestro botiquín de viajes básico: Antitérmicos, aerosoles porque mis niños son propensos a que se les coja el pecho, mucolítico, cremas antibióticas, antifúngicas y de corticoides por si les pica algo, antihistamínico, un antitusivo, gotas antibióticas para los ojos, y gotas de corticoides orales, un probiótico, suero nasal, spray para las llagas, spray de vitamina E y poco más.

¡Lo mejor es que casi nunca lo necesitamos usar, pero mamá tiene que estar preparada para todo!

¿Qué llevas tú en tu botiquín? ¿Tienes alguna anécdota para compartir? Te animo a dejar tu comentario a continuación.

 

Anacuesta_yoyo_viajar

REVIEW Babyzen YoYo

Estreno mi sección de REVIEWS con un carro que está causando sensación en este último año. Le está ganando terreno a la famosa Maclaren e incluso al Bugaboo Bee. Os presento la silla Babyzen YoYo.

La compré para usarla con mis tres hijos en un viaje largo con dos transbordos de avión y uno de tren. Necesitaba algo específico que cupiera en la cabina del avión. Reconozco que al principio no confiaba nada en que fuera gustarme, pero me equivocaba. Después de usarla solo le veo ventajas. Hasta los defectos que a priori veía, han desaparecido en el uso diario de mi Yoyo.

Antes de decidirme por Babyzen, comparé la Yoyo muy mucho con la nueva City Tour de Baby Jogger y la Nano de Mountain Buggy. Y decididamente creo que acerté de pleno. Qué bien nos ha servido. El carro en su uso diario es muy cómodo y sorprendentemente práctico y confortable tanto para bebés como para niños grandes.

Medidas

  • Ancho: 45cm en su punto más ancho.
  • Alto: 105 cm del suelo al manillar.
  • Anchura del asiento: 36 cm.
  • Profundidad del asiento: 25cm.
  • Altura del asiento: 43cm.
  • Altura hasta la capota: 72cm.
  • Distancia del asiento al reposapiés: 20cm.
  • Profundidad para ascensores abierto por completo: 83cm. Y bajando el manillar 66cm.

Plegado: Claramente su mayor virtud. Fácil, cómodo, rápido y ultracompacto. Una maravilla. Puedes llevarlo dentro del avión como equipaje de mano.

Plegado mide 45x20x54cm.

 

Peso: 6,5kg reales, lo he pesado en la báscula de mi casa.

Silla: Es una silla ultracompacta, resistente y muy amplia pese a lo que aparente. Cabe mi niña de 7 años. Viene homologada para su uso hasta 18kg, aunque estoy convencida de que aguanta mucho más si no nos dedicamos a subir y bajar escalones con ella.

Accesorios: El modelo 2017 viene de serie con el plástico de la lluvia y una bolsa para guardarla o transportarla. Podemos comprar nuestra Yoyo en dos opciones: desde recién nacido, que trae una opción de silla que mira hacia los padres y hace las veces de capazo; o a partir de 6 meses, que no trae esta opción.

Además, se le pueden comprar accesorios originales como los adaptadores de gr0 de anclaje universal , mosquitera, saco, sombrilla, patín de hermano mayor y portavasos. Os enlazo la página de Babyzen para que podáis comprobar precios.

Nada es barato en este carro, pero todo es de buena calidad y duradero. Además la atención postventa funciona muy bien.

No tiene ni barra apoyabrazos ni reposapiés ajustable original. Pero, si queremos comprarlos, en Aliexpres los podemos encontrar a un módico precio.

Textiles: Los textiles son intercambiables por si nos gusta lucir diferentes looks según la ocasión, aunque nada baratos. También en Aliexpres podemos encontrar más colores, aunque yo prefiero lo original con su sello de calidad y sus controles de seguridad aprobados.

Hay mamis que, en grupos de Facebook, muestran sus colchonetas y capotas hechas a mano para esta silla y que le dan un toque muy original. Os dejo el enlace AQUÍ. En estos grupos además se ponen en común dudas y soluciones sobre tu Yoyo e incluso puedes comprar alguna cosa de segunda mano.

El modelo nuevo tiene varios colores originales: negro, verde, salmón, azul, rojo rosa y gris. Y además podemos usar Colchonetas para customizarlo. Por ejemplo Fundas Bcn hace textiles específicos para la silla Yoyo que encajan perfectas, o la colchoneta nueva de Stokke que le queda genial y es la que yo uso.

Arnés: Tiene un arnés de 5 puntos que se puede dejar en 3 si queremos y se abre con un clip para meter o sacar la colchoneta o el saco. Es cómodo.

Cesta: La cesta es amplia, con capacidad para 5kg de peso y bastante accesible. Para plegar el carro hay que vaciarla por completo. Yo suelo llevar la bolsa que trae de serie para guardar el carro como bolsa para la cesta, así agilizo su vaciado para plegar. Saco la bolsa con todo y cuando lo abro la vuelvo a meter.

Capota: La capota del modelo nuevo lleva un bolsillo amplio para poder guardar una muda, toallitas y pañales si no queremos llevar bolso. tiene protección solar y una ventanita por la que vemos al bebé cuando va dormido y tumbado. Y si queremos se puede levantar la parte trasera para aumentar la ventilación si hace calor cuando están durmiendo. Es de un tejido muy agradable al tacto. Solo tiene dos posturas. Abierta o cerrada. Funciona con un tope automático.

Reclinado: No reclina del todo, pero más que suficiente para que el bebé duerma sin problemas. El sistema de reclinado no es uno de sus puntos fuertes, pero una vez te acostumbras no supone un problema. Lleva una correa con una presilla que alargamos o acortamos según necesitemos tumbarlo o no. El respaldo no es excesivamente alto, pero hasta los tres o cuatro años suficiente como para que puedan dormir y no se les salga la cabeza.

Reposapiés. No tiene. Como mencioné antes se puede comprar por Aliexpres al igual que la barra delantera. Pero a favor de la silla diré que la profundidad del asiento es suficiente como para que a un bebé de hasta un año no se le salgan las piernas mientras duerme, no le cuelguen. Y que la configuración de reposapiés del chasis es tan buena,  que tampoco le cuelgan a un niño grande. Reposan genial y no le molesta nada al dormir.

Manillar: es fijo, y suficientemente alto. Yo mido 175 cm. y no me resulta bajo. Tiene una opción de dejarlo plegado hacia atrás de forma que el carro se convierte en silla o hamaquita, lo cual es muy pero que muy cómodo para llevarlo por casa de un sitio a otro ya que cabe por cualquier parte o incluso como silla para el bebé en un restaurante o cafetería. Mis hijos además están deseando que ponga así el manillar para poder llevar ellos a su hermana por la casa. Me encanta esta característica del carro.

Se puede colgar un bolso y no se cae de espaldas como otras sillas ligeras. Tiene bastante estabilidad.

Ruedas. Son pequeñas y compactas. De goma densa. No se pinchan. Tienen amortiguación de muelle en las dos delanteras y freno de pedal en las dos traseras. Para suelos lisos son perfectas y el manejo es sorprendentemente suave. Si el suelo es empedrado o adoquinado, éste no es nuestro carro. Ahí tiene una limitación grande. Es un carro claramente urbano.

Precio: Depende de los complementos y configuración puede rondar los 400€, lo cual parece mucho, pero teniendo en cuenta que será el único carro que necesitemos en todo el tiempo que usemos carro, yo lo veo genial!

Además es compatible con los gr0 Besafe y podemos aprovechar las ventajas del sistema modular para llevar a nuestro hijo ACM hasta los 4 años.

Como conclusión a mi análisis, diré que lo que mas me gusta es lo versátil, compacto y manejable que es. Cabe en cualquier sitio, tanto abierto como cerrado. Y puedo usarlo con cualquiera de mis tres hijos, incluso con los dos pequeños a la vez. Me encanta que se le pueda bajar el manillar y quede como una hamaquita.

Lo que menos me gusta es que hay terrenos que se le resisten y no tiene ni barra ni reposapiés como complementos originales.

Os dejo un video para que lo veas en persona. Espero que os haya sido útil.

embarazo_maternidad

Segundo embarazo

embarazo_maternidad

¡Nuestro bebé va a tener un hermanito! ¡Va a ser hermano mayor! Qué ilusión. Y qué miedo también. Cuánta alegría mezclada con dudas. Mucha culpa. Sentimiento de abandono. El día que descubres que estas de nuevo embarazada pasan por tu cuerpo toda una procesión de emociones tan dispares que no sabrás muy bien lo que sientes y que te acompañarán el resto de tu segundo embarazo.

Tranquila, desaparecerán de golpe el día que veas a tus dos hijos juntos y notes cómo tu amor se multiplica exponencialmete y que tienes más que de sobra para los dos. Pero hasta entonces, todo ese batiburrillo emocional unido a las nauseas del embarazo, el coctel hormonal que padeces y el cansancio acumulado desde que nació tu primer hijo son una autentica bomba explosiva. Díselo asi al papi: ¡cuidadito conmigo que exploto!!

Y es que crear a una persona no es cualquier cosa. Y hacerlo por segunda vez con más aún. ¡Estás “fabricando” a un segundo bebé mientras crias al primero!

embarazo_maternidad

Como mamás, ya sabemos muchas cosas de nuestro primer embarazo. Sabemos cuidar a un bebé, sabemos cómo es un parto, sabemos que el postparto es duro y sobre todo sabemos que todo pasa muy rápido. Pero ahora nos invaden nuevos miedos, inseguridades y un enorme sentimiento de culpa. ¿Podré querer al nuevo bebé tanto como a mi hijo mayor? ¿Se sentirá mi niño abandonado cuando nazca su hermano? ¿Cómo voy a hacerlo para estar con los dos a la vez? Tan pronto lloras como te ries. Igual te agobias y lo ves todo dificilísimo que te lo imaginas idílico! Así es. ¡Esto también se pasa!

El segundo embarazo suele ser más tranquilo, se le dedica menos atención porque el hermano mayor nos ocupa todo el tiempo. Queremos exprimir cada segundo al máximo porque somos conscientes de lo poco que dura y cuánto lo echaremos de menos después.

 

bebe_embarazo_maternidad

Te diré, como madre de tres, que el amor no se divide. ¡Se multiplica! No tendrás que repartir la mitad de tu amor para cada uno. Tendras el doble de amor para cada uno de los dos. O el triple si esperas el tercero e imagino que asi sucesivamente. Planteatelo así y todo te resultará menos complicado. Tener un hermano es tener un tesoro.

La experiencia con nuestro primer parto puede repercutir mucho en cómo afrontemos el segundo. No dejemos que una mala experiencia marque esta segunda oportunidad. Cada embarazo es distinto y podemos aprender de los errores y volver a intentarlo con más ganas aún. Tanto si es cesárea como parto vaginal, los segundos suelen ser mas fáciles y rápidos. Y la recuperacion también es mejor. Como siempre os digo, disfrutad que el tiempo vuela y cada dia que se va, no vuelve.


Publicaré otro post de continuación a éste sobre cómo preparar la llegada de un hermanito. Puedes dejarme aquí un comentario contándome como te sentiste tú en este caso. Gracias

Ana cuesta y sus hijos

CONFESIONES: Ser madre te cambia la vida

Ana cuesta y sus hijos

Ana cuesta y sus hijos.

Ser madre te cambia la vida… Aprovecha ahora que luego ya no podrás… Disfruta tú que puedes… Cuando tengas hijos no tendrás tiempo de nada… Qué mamá no ha escuchado éstas y otras tantas afirmaciones por el estilo. Desde luego pareciera que ser mamá es una condena. Que cuando nazca tu hijo te convertirás en esclava. Que no podrás salir, no irás más a la peluquería, ni de copas, ni al cine, ni de viaje. Nada.

Un poco es así… jijijiji… sobre todo al principio, en el post parto. Pero no para siempre, ¡que no cunda el pánico! Hay vida más allá de la cuarentena y por supuesto hay vida más allá de la maternidad. Es una etapa preciosa y finita que no volverá más. Disfrútala. El resto del mundo y de planes seguirán estando ahí cuando tu hijo crezca. Todo eso que hacías y que ahora ves imposible lo vas a volver a hacer y además otras muchas cosas nuevas que descubrirás gracias a tu maternidad. Date tiempo.

Es cierto que ser madre te cambia la vida. Mucho. Muchísimo, te la pone del revés. Es una sacudida brutal. Ya no volverás a dormir del tirón en varios meses o años, olvídate de ir sola al baño, de quedarte remoloneando en la cama un domingo, de tener tiempo libre o aburrirte, de poder acostarte con tu pareja cuando te apetezca (os enlazo un post muy divertido sobre sexo después de la maternidad), o de ir al teatro en un tiempo por ejemplo. 

Todo cambia. Tu cuerpo cambia, tu rutina cambia, tus prioridades cambian. Eso sí que cambia. Tu casa cambia. ¡Hasta el papel higiénico cambia! Cuando tu bebé descubra que puede tirar y tirar de él y que no se acaba, tendrás caminos de papel por toda la casa. Vas a tener las paredes pintadas con colores de cera a rayones con forma de árbol o caracol, tu despacho poco a poco será un cuarto de juegos hasta que ya no haya despacho , solo cuarto de juegos. Tu cama parecerá el camarote de los hermanos Marx. Y eso es solo el principio.

 

Todo cambia. Pero tu vida no desaparece. Antes de que te des cuenta volverás a ser la que eras en una versión mejorada 2.0. Encontrarás la libertad en otras cosas, sentirás que el amor no tiene límites, disfrutarás de un beso como nunca antes, vivirás la ilusión con otros ojos, conocerás lo que es estar agotado hasta decir basta y que aún así no dices basta.

Tómate con calma el post parto y los primeros meses. No tengas prisa por nada. Confía en que todo va a volver a su sitio. El puzzle ahora tiene una pieza más y hay que aprender a encajarla. Pero cuando lo hagas verás que es mucho más bonito. Las cosas pueden cambiar en un segundo. Disfruta de lo realmente importante.

Tu bebé. Tu hijo.

 

Manuel buceando

Cómo enseñar a nadar a tu hijo

Llega el verano, el calor, las piscinas y la playa. Es el momento de enseñar a nadar a nuestros hijos. Yo he enseñado a los míos en pocos días y sin traumas ni presiones ni cursillos. Jugando. O eso creen ellos. En realidad mi objetivo es que aprendan a no ahogarse. No me gusta apuntarlos a talleres de natación antes de que naden, me fío más de mí que de nadie y quiero compartir con ellos ese aprendizaje.

La mejor opción, pues, es que seamos las mamás y papás quienes nos pongamos con nuestros hijos a esta tarea. Ellos confian en nosotros por encima de todo y estarán más relajados si estamos con ellos en esto y sienten que estamos seguros y convencidos de lo que hacemos. Así que mi consejo es que no los apuntéis a clases de natación, al menos hasta que sepan nada o corremos el riesgo de que ocurra justo lo contrario y le cojan miedo al agua.

Es muy importante nuestra actitud. Fuera miedos y tensiones. Estamos jugando y es muy divertido. Asumamos que van a tragar agua y que hay que dejarlos probar, equivocarse y que asuman riesgos. Confiemos en que son capaces. Nuestros hijos han de vernos seguros. Decididos. Relajados.

El objetivo del juego es conseguir que  sean capaces de saltar al agua y agarrarse al bordillo ellos solos. Con eso sabremos que si se caen al agua no se ahogarán. Así que fuera manguitos y fuera miedos. Poco a poco. En dos semanas debe estar superado y no necesitamos mas de 10 min al día. El juego se llama ¡vamos a saltar! Y se juega así:

Mamá o papá se ponen en el agua, muy cerca del bordillo y de la escalerilla. Nuestro hijo salta y nosotros lo cogemos. El primer dia sin asumir riesgos, que coja confianza. Lo cogemos antes de que meta la cabeza bajo agua y lo acompañamos directos al bordillo o la escalerilla sin que se nos agarre al cuello como un mono. Así conseguimos por un lado pierda el miedo, y por otro, que interiorice el camino de vuelta a tierra firme.

Cuando el paso uno esté asumido en un par de días o tres, hacemos lo mismo pero un salto de cada tres dejamos que la cabeza se hunda en el agua. Si sale asustado le quitamos importancia, nosotros lo felicitamos por lo bien que lo hace y lo invitamos a repetir. Debemos quitarle importancia y gravedad. Es un juego.

Carmen buceando

Carmen buceando.

Poco a poco cada vez dejaremos que se hunda más y nos pondremos un poco más lejos para, en vez de acompañarlo hasta la escalera, soltarlo una cuarta antes. Y así progresivamente hasta que en diez días, y sin darse cuenta, nuestro hijo es capaz de saltar, girarse y agarrar el bordillo solito. ¡Ya sabe nadar!

Ya podemos felicitarlo xq es todo un campeón y empezar a complicar la ecuación hasta que no tengamos que estar dentro del agua y puedan saltar y cogerse al bordillo solos. Para esto podemos proponerle que salte como un avión, como un tigre, una princesa o una roca. Les encanta hacer saltos animados y se olvidan del objetivo que es que aprendan a nadar.

Por supuesto, no dejemos nunca  nuestros hijos en el agua sin supervisión de un adulto.

 

Os muestro un vídeo explicativo para que veáis en vivo y en directo lo que os cuento:

 

cohecho_bebe

COLECHO ENTRE HERMANOS

 

cohecho_bebe

Voy a empezar este post por la definición de “colecho”. He de reconocer mi asombro cuando busqué en el diccionario de la Real Academia Española y no encontré el término. Con lo habitual y antiguo que resulta su uso entre las familias con bebés, ¿cómo puede ser que no exista oficialmente? De cualquier manera, aunque el término no esté reconocido, la práctica si que lo está y no exenta de controversias. En mis ocho años de mamá he escuchado tantas opiniones enfrentradas al respecto que me moría por escribir un post sobre el tema.

Ya sabeis que mi posición como mamá es que cada uno en su casa haga las cosas como mejor le parezcan y que cada madre sabe mejor que nadie lo que necesitan sus hijos. Amor y respeto por encima de todo. Lo demás son detalles. En nuestro caso el cohecho es una práctica habitual y que considero muy positiva, sobre todo para mí y en el primer año de vida del bebé.

Aunque no haya encontrado la palabra en la RAE, sí que he encontrado muchísimos estudios científicos sobre los beneficios e inconvenientes del “colecho”. En todos ellos se ciñen a estudiar el colecho  entre los padres y el bebé. Pero no he encontrado ninguno que hable del colecho entre hermanos. Y es que a partir del año, cuando nuestro bebé ya es mas autónomo, a mí me parece que es una posibilidad que puede ser de lo mas oportuna. ¡Aunque ya sabéis que yo soy una mamá-mortadela!

cohecho_maternidad

Ya sea para defender el colecho o para criticarlo, todo el mundo opina. Cada vez que me dicen algo al respecto se me pasa la misma idea por la cabeza: Este es un tema muy íntimo, no hay lugar a opiniones. Además, la mayoría de la gente que opina en contra nunca ha colechado. Yo pienso que si el cohecho no se alarga excesivamente no tiene porqué afectar a la intimidad ni a la sexualidad de la pareja. Ya sea colechando o no la pareja esta criando. No solo cría la madre. Deberían los dos estar igual de involucrados en la crianza y cuando se acaba de tener un bebé, duermas donde duermas dormirás poco y mal.

cohecho_maternidad

Y con respecto a la vida sexual de la pareja, no creo  que sea el colecho lo que se interpone entre ambos, sino la maternidad y la paternidad en sí. Ambos padres están en otra cosa. Es así naturalmente. Es así en los animales. Un bebé humano es bebé dos años. No digo que vayamos a estar dos años sin tener sexo, pero si que éste se ve eclipsado por el niño, coleche o no. Os enlazo un post genial de una amiga sobre sexo después de la maternidad.

Entre las ventajas mas conocidas del colecho están: que favorece la lactancia materna, que mejora la adaptación del bebe al sueño nocturno, que hace que se reduzcan los despertares y los llantos, que mantiene al bebe calentito y seguro y que favorece el apego. Y para paliar el posible inconveniente de la intimidad cuando la vida de pareja ya empieza a volver a su ser en mi casa hemos dado con la solución perfecta. Hemos descubierto el COLECHO ENTRE HERMANOS.

 

Gloria y Manuel duermen juntos casi todas las noches, de forma natural, por ellos mismos. Disfrutando así de las ventajas del colecho y dejando a sus papis un espacio de intimidad si quieren tenerla y no llegan exhaustos a la cama.