Entradas

Paris_viajar_niños_disney

Paris y Disney

Paris es maravillosa, viajes con niños o sin ellos, seas joven o mayor, vayas de mochilero, de hoteles o en Airbnb. Es un destino clásico que nunca te defrauda. Yo he ido varias veces en mi vida y la última con mis hijos. Cuando has viajado a un sitio de joven y vuelves luego con tu familia y tus hijos, el destino cobra otra visión totalmente diferente. Ver el mundo a través de los ojos de los niños es un privilegio que no deberíamos perdernos.

Desde España, lo mejor para llegar a Paris es un viaje de avión. Os enlazo mi post sobre Viajar con niños en avión , por si queréis apuntaros algunos trucos y consejos. En París hay tres aeropuertos, pero cuidado, porque dos están en la ciudad y uno está en un pueblo a una hora de autobús. Si vuelas con Ryanair, ten en cuenta que el aeropuerto de Paris Bouvais no está en la ciudad. Así que calcula si el ahorro de billete de avión compensa el precio del bus y el tiempo luego hasta el destino. Si el destino es directamente Disney no creo que te interese, ya que no tiene conexión directa con el parque y te tendrás que gastar unos 100€ en taxi. Si vas a Paris entonces debes valorarlo personalmente.

En nuestro viaje decidimos pasar tres noches en Disneyland y tres en Paris. Y sinceramente, nos sobraron noches en Disney y nos faltaron en Paris. Que esto lo piense yo que ya no soy una niña puede parecer razonable, pero que lo piensen mis hijos ya es para tenerlo en cuenta. Nosotros volveremos a Paris pero no creo que volvamos a Disney.

Os cuento sobre nuestra visita a Disney. Fuimos con un paquete de pensión completa a un hotel dentro del parque. Y la experiencia fue bonita, pero había tantísima gente para subir a cualquier atracción que los niños se aburrían. Las colas eternas para simplemente hacer una foto con un personaje se les hacían soporíferas. Y eso que no era temporada alta, fuimos en pleno invierno. Carmen tenía 6 años, Manuel 2 y Gloria 3 meses. Quizás eran demasiado pequeños. Tenemos amigos que han ido con los niños mayores y la experiencia ha sido diferente.

Las atracciones que más nos gustaron fueron las de Peter Pan , el laberinto de Alícia, Ratatouille y una de los muñecos del mundo que es un circuito en barco precioso. En temporada baja hay muchas atracciones que están cerradas. Puedes consultarlo en la app del parque, es muy útil para organizar la visita y ver la ubicación de atracciones y restaurantes y horarios. Pudimos entrar gracias a Fast Pass, porque hacer la cola con los tres niños y el frío que hacía era inviable. Funciona sacando un ticket de una máquina que te da una cita para el día y puedes entrar directamente y sin esperar a la hora que te toque . Es buena opción, pero las citas se acaban pronto y además no puedes coger dos a la vez, así que solo merece la pena con las atracciones más concurridas. Si te alojas dentro del parque en uno de sus hoteles, puedes entrar una hora antes de que abran, pero solo para pasear, porque las atracciones están cerradas. ¡El tren que recorre el parque por arriba y la cabalgata fueron nuestra salvación, nos encantaron!

Todos coincidimos en que lo que más disfrutamos fueron los restaurantes. Al llevar la comida incluida reservamos con tiempo en varios restaurantes del parque. Imprescindible el restaurante Mickey. Comimos allí varias veces ya que es la única opción de estar con los personajes sin hacer colas ni esperas. Lo recomiendo especialmente. Nos gustó mucho el de Aladino y el de Ratatouille, porque se come muy bien, no porque hubiera ninguna animación, que no la había.

Para ir con bebés puedes llevar tu carrito, aunque no puedes entrar con el en ninguna atracción, los vas dejando en la puerta, así que si tienes un bebé que aún no anda es muy aconsejable combinarlo con una mochila y portear, porque como os digo se pasa mucho tiempo en las colas y se hace pesado llevarlo en brazos. Para niños más grandes puedes pedir carros del propio parque, son una especie de silla de ruedas alta, que no reclinan ni nada, pero dan apaño.

Y pasamos ahora a Paris. Aquí si que nos quedamos con ganas de más. Estuvimos tres dias y cogí os un apartamento con Airbnb entre las estaciones del este y del norte. Una zona más residencial y perfectamente comunicada con metro. Los hoteles suelen ser muy caros y de peor calidad que en España a mismo nivel de estrellas. Yendo con tres niños hicimos una visita relajada de los principales monumentos y zonas. Parece poco pero dió mucho de sí. Os enumero cosas que no os debéis perder y que se pueden hacer con niños.

La subida a Montmatre en el funicular, es para ellos una autentica atracción. Y el barrio es preciosos para pasear, tiene unas vistas maravillosas y la basílica del Sacre Coeur es una visita obligada. Todo esto ocupa una mañana. Planéalo un día que no haya mucha prevision de lluvia, aunque en París nunca estás libre de mojarte. De vuelta paramos en Ópera y entramos a verla por dentro !Que maravilla! De ahí fuimos a dar un paseo tranquilo por la orilla del sena desde el Pont Neuf, pasando por las pirámides del Louvre hasta los jardines de las Tullerías y el Puente de la Concordia. Pesar por el Sena es siempre un privilegio, hay historia, belleza y arte allá donde mires. Un disfrute.

Paris_viajar_niños_disney

Nosotros no entramos en ningún museo porque íbamos poco tiempo y preferíamos ver otras cosas, pero no lo descarto para la próxima vez. Lo que sí hicimos y varias veces fue comernos un fantástico crepe parisino. Y aquí os tengo que confesar que como en la crepería La creme de París no te comerás un crepe en ningún sitio. ¡Que ricos! Dulces o salados. Desde la primera vez que fui de adolescente hasta ahora, el local ha mejorado muchísimo, antes te comías el crepe en la calle y ahora tiene un salón muy agradable en el que sentarte, pero siguen estando igual de buenísimos. Está al lado del museo de cera, por si antes o después os apetece entrar a verlo, es divertido.

El segundo día iniciamos nuestra ruta en el la plaza del Centro Pompidou, con su divertida fuente de colores, visitamos la Île de la cité y la catedral de Notre Dame, antes de que ardiera, para acabar en los jardines de Luxemburgo por la tarde. Para movernos por París lo ideal es pasear porque todo es bonito y llano, aunque tanto el metro como el bus son dos opciones geniales si los niños se cansan o las distancias son muy largas.

Y el tercer día no puede faltar la Torre Eiffel. Aquí sí que os diré que si vais con niños es mejor no subir a la torre ya que las colas son eternas y arriba hace mucho aire y mucho frío. Además, desde arriba, las vistas son de París sin torre. Para mí es mucho mejor pasear por los Campos de Marte, hacerte la típica foto con la Torre Eiffel al fondo y luego subir al rascacielos Montparnasse desde donde verás unas magníficas vistas de la ciudad sin bullicio ni frío y con la Torre Eiffel en ellas. A la vuelta no dejes de hacer una parada en Los Inválidos, cruzar el puente y pasear por los Campos Elíseos.

Paris_viajar_niños_disney

Esto es lo q he dió de sí nuestro fin de semana largo en París. Hay opciones más comerciales como los autobuses turísticos, los paseos en barco por el río, pero a nosotros nos gusta ir por libre y según nos vaya apeteciendo.

Yo uso las guías visuales de El País Aguilar para planear las visitas y algunos blogs donde leer detalles y trucos más concretos. Pero luego nos gusta improvisar.

Un dato más a tener en cuenta, en París hay muchos bloques antiguos sin ascensor o con ascensores muy pequeños y los restaurantes suelen ser muy estrechos y en muchos no puedes entrar sin plegar el carro. Como yo tenía dos niños muy pequeños y era invierno, viajé con un gemelar, pero había sitios donde no pudimos entrar solo por el carro. Si puedes elegir, elige un carro como el BABYZEN Yoyo o la Easywalker Charley, ya que las aceras son anchas y lisas, por lo que no tendrás problemas, y las casas estrechas, así que te serán útiles.

Como siempre me suele pasar, me quedé con ganas de más, más París y más Versalles por ejemplo. Creo que siempre me quedaré con ganas de más.

Si quieres compartir tu opinión o estás planeando tu viaje y tienes alguna duda deja aquí tu comentario.

¡Si te ha gustado comparte!

Un verano en la sierra de Aracena y picos de Aroche

Cuando pensamos en vacaciones de verano con niños lo más habitual es imaginarnos en una playa, pero hay otras muchas opciones muy interesantes lejos del bullicio, las aglomeraciones y los clásicos.

Las vacaciones en familia y en la sierra son una gran alternativa si buscas algo diferente y tranquilo. A nosotros nos encanta escaparnos en cualquier época del año, pero en verano hay muchas cosas que hacer con niños que seguro que resultan inolvidables.

En este post voy a intentar dejaros información sobre excursiones “acuáticas”, restauración, alojamientos, fiestas y monumentos que espero que hagan vuestras vacaciones con niños inolvidables y mucho más fáciles y completas.

En la sierra de Aracena hay muchísimo alojamiento rural en casas de alquiler, casas rurales, en hoteles rurales o incluso en hoteles de cuatro estrellas magníficos. Os cuento algunos que conozco personalmente por si os sirve de referencia, pero seguro que hay miles de opciones interesantes. En general es mucho mas económico que la playa en verano, así que podemos venir más días con la misma inversión. ¡Primera ventaja!

Uno de mis alojamientos favoritos para visitar la sierra de Aracena con niños es la Finca los Madroños, tiene casas rurales, restaurante y piscina. Pero no es una piscina cualquiera, es una piscina infinita en un entorno privilegiado. Tanto si te alojas en sus casas como si vas a comer en su restaurante puedes pasar la tarde en la piscina disfrutando con tus niños y respirando aire puro desde uno de los miradores más bonitos de la sierra. Es uno de nuestros planes favoritos y cada años la foto obligada del verano. Es importante reservar si vienes en fin de semana porque el aforo es limitado.

También con restaurante, casa rural y agua tanto en embalse como en piscina está la Finca la Vicaría, en el Pantano Zufre, otra opción interesante si quieres tenerlo todo en uno.

En Aracena hay dos hoteles que me gustan especialmente, el Hotel Essentia y el Hotel Convento de Aracena. Aunque ambos tienen piscina, para verano el Hotel Essentia es nuestra opción preferida para pasar unos días, tiene habitaciones familiares tienen una pequeña cocina y un saloncito y están en el mismo jardín de la piscina, en alto y con una decoración exquisita. Los jueves ofrecen cena y concierto en directo en su terraza jardín con vistas al Castillo desde donde podéis pasar un rato genial. Durante el día, su piscina de agua salada hará las delicias de niños y mayores. ¡Para llegar hasta ella hay que atravesar un puente de cristal que es una aventura para los chicos!

En invierno me gusta más el Hotel Convento de Aracena porque es más acogedor los días de frío, más grande, tiene sala de lectura, salones de uso común, cafeteria, un spa y una decoración espectacular.

Es muy interesante por su relación calidad/precio Villa Onuba. Hoy en día es un hotel con restaurante y piscina, alojado en un antiguo retiro de los Maristas y tiene un jardín botánico precioso con columpios antiguos donde los niños pueden pasar ratos jugando.

En caso de que queráis pasar muchos días hay muchas casas rurales con piscina repartidas por la sierra que son más económicas para temporadas largas. Algunas tienen animales de granja que podéis ver o incluso caballos para dar un paseo.

Para comer, casi cualquier sitio es bueno, en la sierra se come buena carne ibérica y chacinas como en ningún sitio. Y además no suele ser caro. Pero hay ofertas para todos los gustos. A nosotros nos encantan la Pizzería La Stradina en Aracena porque ofrecen comida ecológica y tienen un rinconcito de juego para los niños y la Pizzería la Placita en Alájar, donde ponen las mejores pizzas hechas en horno de leña del mundo, con una combinación de ingredientes de lo más original y serrano. Cada pizza tiene el nombre de un cantaor de flamenco, y es que el local es la Peña flamenca del pueblo. En verano por la noche puedes comerte una pizza serrana espectacular escuchando un concierto en directo. ¡¿Que mejor plan!?

Para merendar, es una parada obligada la confitería Rufino en Aracena, no os digo nada más, no os lo podéis perder. ¡Espectacular todo, todo está bueno! Suele haber mucha gente, pero despachan muy rápido. Merece la pena.

Y para comprar chacinas, os recomiendo ir a Valdelarco. Ademas de ser un pueblito precioso y con unas vistas geniales, venden las mejores chacinas de la sierra. Es una visita cultural-gastronomica interesante.

Si tienes la suerte de que tus vacaciones coinciden con las Jornadas medievales de Cortegana, esta es una actividad imprescindibles. En Cortegana hay un castillo medieval que corona el pueblo y desde donde se ve toda la sierra. A mediados de agosto el castillo cobra vida, todo el pueblo parece un pueblo medieval, con puestos y kioscos de comida y manualidades, espectáculos medievales, artesanos del barro, del hierro y demás oficios que ofrecen talleres y artesanías a los visitantes. Los niños se disfrazan de principes, guerreros y princesas, y los mayores también. Puedes viajar en el tiempo una noche! Hay que dejar el coche aparcado abajo y coger una lanzadera gratuita que sube hasta lo alto del castillo. Los fines de semana suele haber mucha gente y es común que cobren entrada por entrar al castillo y su entorno.

Si no coincides con estas fiestas, no te preocupes, cada fin de semana hay alguna fiesta y los pueblos se vuelcan en hacer actividades para los niños, con fiestas de espuma, toboganes de agua, teatros, cuenta cuentos y conciertos. ai visitará la pagina de turismo de la Sierra de Aracena podrás estar informado al detalle.

Cada pueblo tiene también su piscina municipal que suelen ser muy bonitas y estar muy tranquilas y la entrada no suele pasar de 3€ el día.

Una visita imprescindible en cualquier época del año En Aracena es la Gruta de las Maravillas. Dura una hora aproximadamente y la salida podéis coger el tren turístico un poco mas abajo en la misma calle que hace un recorrido por el centro de Aracena y sube hasta el castillo, donde hace una parada para ir podamos contemplar las espléndidas vistas En la página del ayuntamiento hay información de todo. Para visitar la gruta, y para todas las excursiones en realidad, si llevas bebés o niños pequeños os aconsejo portear, los carritos para este destino no son muy útiles, las calles son empedradas y hay muchas cuestas.

Hay una excursión que a mis hijos les encanta y es la playa fluvial de La Nava. Justo en el km 120 de la nacional 435 en dirección Badajoz, pasando el pueblo de La Nava, hay una playita en el río Múrtiga.

Es un paraje precioso, cómodo para acceder ya que dejas el coche justo en el arcén de la nacional ya hay una bajada directa de unos 30 metros hasta el río. A nosotros nos encanta andar por el mismo río hacia abajo y ellos van remojándose en las pozas y buscando palos y babosas. Si vas con un bebé mejor quedarse en la playita y no bajar por el río, es resbaladizo. En todas las excursiones de agua en la sierra se necesitan escarpines o cangrejeras y es importante llevar un picnic y agua porque no suele haber nada para comprar.

Si buscas algo menos salvaje pero también con agua, el Pantano de Aracena o Lago Verde puede ser tu opción perfecta. Hay merenderos, restaurante y zona de playa donde poner tu sombrilla y tu silla. El agua es muy transparente y está calentita y si lleváis gafas de bucear podéis ver pececillos. Se aparca en el mismo recinto.


Cañaveral de Leon es otro plan de agua muy original y menos arriesgado que una ruta por un río o un sendero, aunque también más masificado, claro. Es un pueblito de la sierra que tiene por plaza del pueblo una piscina gratuita de agua de manantial. Es agua muy fría pero el sitio es tan particular que merece la pena darse un baño.

Otra opción para los amantes del riesgo es la Cascada de Jollarancos o Chorros de Joyancon en Santa Ana. Se accede desde la comarca HU 8106. En el tramo que une Alájar con Santa Ana: en sentido Santa Ana a la derecha, en una curva verás salir un sendero desde la comarca señalizado con éste cartel:

Desde ahí hay un sendero a pie cómodo de una media hora hasta la cascada. El primer tramo se puede incluso hacer en coche, hasta llegar a un puentecito de madera y una subida grande donde ya no queda más remedio que seguir a pie. Nosotros solemos quedarnos en el puentecito y los niños juegan ahí con el agua un rato, merendamos y pasamos una tarde divertida. Antes de irnos recogemos todo muy bien para no estropear ni contaminar el campo, así aprenden también a ser respetuosos con el medio ambiente.

También para amantes del riesgo como nosotros es visita obligada el Risco de levante. Se accede por la comarca HU 8106 en el km 17. Puedes ver este cartel que señala el sendero.

Esta excursión para nosotros tiene dos partes. La primera transcurre por una vereda ancha junto al rio, por la que puedes entrar incluso en coche si el agua no está muy subida hasta una poza grande en la que nos podemos bañar. Es un paseo de 10 minutos y hay varias zonas donde poder parar a que los niños jueguen con el agua. Hasta ahí un plan apto para todos los públicos.

Si seguimos el sendero junto al río unos 15 minutos más, poco a poco veremos que se hace más estrecho y empinado, y el paisaje va volviéndose rocoso. Es una excursión muy completa si sois aventureros o vuestros niños son algo más mayores. De repente parecee como que el camino acaba y te encuentras encima de una Peña con un valle espectacular debajo. Es precioso.

Si bajas hasta el río, podrás bañarte en un enclave único y privilegiado. Pero la bajada no es sencilla, se necesita buen calzado. Yo he bajado con mis tres hijos y lo hemos disfrutado mucho, pero es solo apto para familias aventureras, insisto.

Hemos hecho otras excursiones de senderismo con agua para el verano como el Charco Malo en Cortelazor o las Cascadas del Castañuelo que también os recomiendo si os han gustado las que os he descrito. Puedes dejarme tu comentario si no sabes cómo llegar o tienes alguna duda.

  

Y por último, a nosotros nos gusta mucho hacer la excursión de las Minas de Río Tinto, sobre todo en invierno porque en verano se pasa calor. Está un poco más alejado pero merce la pena hacer el recorrido en tren de vapor por el tramo de via restaurado de las antiguas minas, ver la reproducción a escala real de las antiguas galerías de la mina y visitar el Barrio Ingles. Los niños disfrutan mucho de esta visita que entre una cosa y otra ocupa un día completo.

Síguenos en las redes, puedes encontrarnos como @anacuestamamablog o dejarnos aquí tu comentario con tus dudas o experiencias. Gracias