Entradas

emociones_niños_navidad

La magia de la Navidad

emociones_niños_navidad

Para mí, lo más bonito de la navidad es la ilusión de los niños. Esa magia que ven sus ojos gracias a la inocencia. Eso es la magia de la navidad. Solo eso.

Hoy puedo volver a vivir esas emociones gracias a mi maternidad. Ahora yo soy la madre y no la niña inocente, pero hay momentos que se repiten casi igual a como los recuerdo desde el otro lado. El de la niña. Me encanta. Me parece mágico. Y me siento niña otra vez, aunque mucho más consciente del valor que tiene poder sentirse así.

emociones_niños_navidad

El ejemplo más claro es la ilusión. Ese nerviosismo lleno de ilusión la noche de Reyes. Recuerdo cuando me acostaba y no era capaz de dormirme porque no sabía controlar todas aquellas emociones que tenía dentro. Creer en la magia es algo importantísimo en la vida de un niño. Los mayores debemos procurar que crean en ella y que alimenten la ilusión lo maximo posible porque luego, en su vida adulta, necesitarán esa mochila llena para afrontar otras cosas.

Vivir la ilusión a través de sus ojos de niños me permite viajar en el tiempo con mis ojos de madre.

emociones_niños_navidad

Soy capaz de recordar y revivir el placer que se siente cuando tu mamá te cogía en brazos y te acunaba. Ya cuando era una niña “grande” de 5 o 6 años y algo me preocupaba o tenía un mal día, un abrazo de mamá era capaz de curarlo todo. Mi mamá. No necesitaba nada más. Y ahora con mis hijos puedo volver a vivirlo, desde el otro lado, y sentir esa confianza ciega que tienen en que yo puedo arreglar todos los males del universo. Es un superpoder que ellos nos otorgan y solo su amor alimenta.

emociones_niños_navidad

Puedo recordar  el miedo terrible que me producía la oscuridad, vértigo. Terror. Y como mi mamá me enseñó a convivir con el miedo y a plantarle cara. A normalizar aquella sensacion desagradable que también forma parte de nuestra vida. Miedo a la muerte, al dolor, a lo desconocido. Fue una etapa dura, y mamá estaba ahí para ayudarme. Como siempre. Siempre está, aunque tenga mas de 30 años y ya no quepa en su cama. Fui una fortunada, lo soy.

La culpa, los remordimientos, el amor, el desamor, la impaciencia, los celos, la envidia, el odio, el desconsuelo, la euforia, la decepción. Emociones que recuerdo, que aprendí a conocer y a ubicar de niña y que ahora veo en mis hijos y reconozco en mí como si fueran mías. Maravilloso. Mágico.

emociones_niños_navidad

El trabajo emocional está muy olvidado en los colegios y en la rutina diaria en general. Yo tengo la suerte de haber trabajado mucho la inteligencia emocional en mi carrera como actriz. Y ahora que estoy centrada en mi papel de mamá, pongo en práctica lo aprendido y trabajo con mis hijos para que sean capaces de reconocer y vivir intensamente sus emociones. En mi opinión y experiencia es básico para que se conviertan en personas adultas sanas y felices.

Saber gestionar nuestro mundo interior y a la vez saber estar en contacto con el mundo exterior.

emociones_niños_navidad

Os recomiendo varios libros a traves de los cuales podemos trabajar nuestro mundo emocional y el de nuestros hijos: El monstruo de colores, El pequeño libro de mindfulness, El monstruo de la ira, Emocionario, Te quiero casi siempre o A qué saben los besos.

Os invito a trabajar con ellos y vuestros hijos y a contarme vuestras experiencias.

bebe_niña

Un año de Gloria

bebe_niña

Hoy cumple Gloria un año. Un año de amor, de ternura y travesuras, de sonrisas y alegría, de aprender juntas. Una vuelta completa alrededor del sol. El primer año pasa demasiado rápido. Los bebés crecen muy deprisa. Me he bebido su año con ganas, con ansia. 

Cuesta trabajo pensar que un día como hoy hace justo un año estaba naciendo. La conocíamos por primera vez. Bebé, indefensa, pequeñita, preciosa. Y ya sabe andar. Ya va a la guarde. Ya come sola. Ya no puedo imaginarme mi vida sin ella y me cuesta recordar cómo era nuestra vida antes de ella. Cuando tu bebé nace, no solo empieza su vida. Empieza también la tuya. La vida de la mamá. La mía ha empezado tres veces.

bebe_niña

Hoy me invade una sensación de vértigo y de orgullo a partes iguales. Quedarme sin bebé me da miedo, miedo a lo desconocido. No sé cómo es ser madre de niños grandes. Pero a la vez me siento orgullosa de verlos crecer y hacerse independientes y capaces. De verlos felices. Estoy melancólica. Emocionada. Triste. Alegre. Hoy estoy más mamá que nunca.

Se me agolpan los recuerdos y las emociones, como deseando salir de su lugar. Puedo cerrar los ojos y volver a sentir aquel día. Los recuerdos están vivos dentro de mí y no quiero que se borren nunca. Recuerdo ese olor a vida que tenía cuando la cogí por primera vez. El tacto húmedo, suave y caliente. El calor. Recuerdo las luces, los olores, los dolores… Su primera bocanada de aire. La vi respirar por primera vez y volverse “color de rosa”. Lo siento todo tan vivo hoy. Y esa paz inmensa y plena cuando la abracé por fin después de nueve meses esperándola. Ya no la he vuelto a soltar.

bebe_niña

La primera mirada, nos miramos a los ojos mucho rato. Sentía como si se hubiera parado el tiempo. La miraba y pensaba: ha salido de mí. Ella estaba ahí dentro. Es increíble. Es mi bebé. Es ella. Está aquí, conmigo. Borracha de amor, como una leona protegiendo a su cría. En ese momento el mundo giraba a nuestro alrededor.

Hoy hace un año de aquello, pero si cierro los ojos puedo volver allí y revivir cada instante. Magia. Madre. Mamá. Eso es amor. Quien lo probó, lo sabe.bebe_niña

Gracias Gloria. Eres mi tesoro pequeño.

 

cohecho_bebe

COLECHO ENTRE HERMANOS

cohecho_maternidad

 

Voy a empezar este post por la definición de “colecho”. He de reconocer mi asombro cuando busqué en el diccionario de la Real Academia Española y no encontré el término. Con lo habitual y antiguo que resulta su uso entre las familias con bebés, ¿cómo puede ser que no exista oficialmente? De cualquier manera, aunque el término no esté reconocido, la práctica si que lo está y no exenta de controversias. En mis ocho años de mamá he escuchado tantas opiniones enfrentradas al respecto que me moría por escribir un post sobre el tema.

cohecho_maternidad

Ya sabeis que mi posición como mamá es que cada uno en su casa haga las cosas como mejor le parezcan y que cada madre sabe mejor que nadie lo que necesitan sus hijos. Amor y respeto por encima de todo. Lo demás son detalles. En nuestro caso el cohecho es una práctica habitual y que considero muy positiva, sobre todo para mí y en el primer año de vida del bebé.

Aunque no haya encontrado la palabra en la RAE, sí que he encontrado muchísimos estudios científicos sobre los beneficios e inconvenientes del “colecho”. En todos ellos se ciñen a estudiar el colecho  entre los padres y el bebé. Pero no he encontrado ninguno que hable del colecho entre hermanos. Y es que a partir del año, cuando nuestro bebé ya es mas autónomo, a mí me parece que es una posibilidad que puede ser de lo mas oportuna. ¡Aunque ya sabéis que yo soy una mamá-mortadela!

cohecho_maternidad

Ya sea para defender el colecho o para criticarlo, todo el mundo opina. Cada vez que me dicen algo al respecto se me pasa la misma idea por la cabeza: Este es un tema muy íntimo, no hay lugar a opiniones. Además, la mayoría de la gente que opina en contra nunca ha colechado. Yo pienso que si el cohecho no se alarga excesivamente no tiene porqué afectar a la intimidad ni a la sexualidad de la pareja. Ya sea colechando o no la pareja esta criando. No solo cría la madre. Deberían los dos estar igual de involucrados en la crianza y cuando se acaba de tener un bebé, duermas donde duermas dormirás poco y mal.

cohecho_maternidad

Y con respecto a la vida sexual de la pareja, no creo  que sea el colecho lo que se interpone entre ambos, sino la maternidad y la paternidad en sí. Ambos padres están en otra cosa. Es así naturalmente. Es así en los animales. Un bebé humano es bebé dos años. No digo que vayamos a estar dos años sin tener sexo, pero si que éste se ve eclipsado por el niño, coleche o no. Os enlazo un post genial de una amiga sobre sexo después de la maternidad.

Entre las ventajas mas conocidas del colecho están: que favorece la lactancia materna, que mejora la adaptación del bebe al sueño nocturno, que hace que se reduzcan los despertares y los llantos, que mantiene al bebe calentito y seguro y que favorece el apego. Y para paliar el posible inconveniente de la intimidad cuando la vida de pareja ya empieza a volver a su ser en mi casa hemos dado con la solución perfecta. Hemos descubierto el COLECHO ENTRE HERMANOS.

 

Gloria y Manuel duermen juntos casi todas las noches, de forma natural, por ellos mismos. Disfrutando así de las ventajas del colecho y dejando a sus papis un espacio de intimidad si quieren tenerla y no llegan exhaustos a la cama.

cohecho_bebe