Entradas

etiquetas_niños_vuelta al cole

Etiquetas para la vuelta al cole

 

niños_etiquetas_vuelta al cole

El curso pasado, en la operación vuelta al cole, hice un pedido de etiquetas a tres empresas distintas para poder comparar y comentar mis impresiones este año. Antes de elegir el tipo de etiqueta hice un exhaustivo estudio de mercado, ya que la oferta es bastante amplia y variada. Finalmente me decidí por las etiquetas termo adhesivas, descartando las adhesivas sin más, las de tela personalizables para coser o los sellos para ropa también personalizables.

En mi caso no elegí las de tela porque no tengo máquina de coser y con tres niños iba a tardar muchísimo en marcarlo todo, ni el sello para ropa porque la tinta es negra y en las prendas oscuras no se ve bien. El uniforme de mis hijos es polo blanco y jersey y falda o pantalón oscuro. Así que me he decanté por las termo adhesivas de las marcas Ludilabel, Petit Fernand y Stikets. Mis primeras impresiones fueron las siguientes:

Las tres ofrecen packs combinados con varios tipos de pegatinas (para ropa, para zapatos, para material escolar) que salen más económicos que cogiéndolas por separado. De igual manera que mientras más cantidad encargas más rentable sale cada unidad. Además las tres marcas ofrecen accesorios como cantimploras, llaveros o tuppers personalziados. Todas las webs son bastante sencillas e intuitivas y tienen mucha variedad de colores y motivos. Y todas traen papel vegetal para poder plancharlas en la ropa.

etiquetas_niños_vuelta al cole

 

Petit Fernand tiene una aplicación muy intuitiva con muchas opciones para elegir. Es la única en la que puedes elegir hasta el color de la letra. Las demás son blancas por defecto. En su versión mas económica solo permite una linea de texto, por lo que si quieres poner nombre y teléfono, por ejemplo, tienes que elegir una opción más cara. Tarda una semana en llegar por correo ordinario sin número de seguimiento. Esto para mí es un punto negativo, ya que la primera vez que lo pedí el paquete se extravió y tuve que volver a pedirlo. Viene presentado en un talonario con unas instrucciones muy bien explicadas. Otra característica que destacaría es que cuesta muchisimo separar las etiquetas del plástico en el que vienen presentadas. A primera vista me pareció que son de buena calidad, fieles a la lo que encargué, el color queda perfecto y la imagen sin pixelar. No se deforma aunque el tejido sea de canalé o rugoso. En general buena impresión.

Ludilabel tiene unos packs muy completos pero no cabe el nombre y el teléfono si tienes un nombre largo o compuesto ya que tiene un límite de caracteres máximo corto por línea. Viene también presentado en un talonario y llega por correo ordinario sin numero de seguimiento. Son, en precio, muy similares a Petit Fernand pero, en mi opinión, de peor calidad . El color de fondo esta pixelado y el material es más rígido y menos adaptable. Se deforma más al planchar y no responde tan bien a tejidos de canalé o rugosos como la lana. Sin embargo es muy fácil de despegarlas del talonario. A mí personalmente no me han convencido.

Stikets sí que me ha sorprendido muy positivamente. En cuanto a precios es la más rentable. Lo cogí casi a la mitad de precio que las otras dos y además trae más cantidad de pegatinas. Otro punto a favor es que envían con paquetería privada en 48 horas. Permite poner nombre y teléfono en todas las etiquetas en la opción básica. Y ofrece también packs y mucha variedad de colores y motivos. La calidad es bastante buena. Viene presentado en una carpeta archivadora tamaño cuartilla muy cómoda y fácil de usar, aunque sin instrucciones.

Una vez expuesta mis primeras experiencias, os cuento que después de su uso en la vida diaria de lavadoras y secadoras durante el curso pasado sin lugar a dudas las que mejor han aguantado son las de Stikets, siendo además las más económicas y las únicas que llegaron por mensajería 48horas, todas siguen pegadas y con el mismo aspecto que el primer día, tanto en tejidos de algodón, como lana. Las de Ludi se han despegados casi todas y las que quedan están como encogidas, endurecidas. Y las de Petit Fernand en polos y jerseys están cuarteadas aunque siguen pegadas, el resto también están bien. Aquí podéis ver de cada marca fotos después de un curso de uso:

Personalmente, por relación calidad/precio y rapidez yo me quedo con Stikets para este curso. Aunque esto es sólo mi experiencia y mi opinión personal. Os invito a comentarme las vuestras.

En este post os desvelo mis trucos y secretos como fotografa de mis niños. Ya que os gustan tanto mis fotos y siempre me comentáis sobre ellas, he pensado que os puede gustar saber algunas fórmulas para conseguir que las fotos caseras de tus niños queden dignas de ser colgadas en la pared del salón.

Trucos para hacer buenas fotos a tus hijos

En este post os desvelo mis trucos y secretos como fotógrafa de mis hijos.

Ya que os gustan tanto mis fotos y siempre me comentáis sobre ellas, he pensado que os puede gustar saber algunas fórmulas para conseguir que las fotos caseras de tus niños queden dignas de ser colgadas en la pared del salón. 

Lo primero que os voy a contar es que yo soy muy aficionada a la fotografia desde que era adolescente y tiraba carretes en blanco y negro con mi reflex manual. ¡Ni autofoco tenía! Y luego yo misma revelaba en mi cuarto oscuro. He retratado a primos, sobrinos e hijos de amigas durante mucho tiempo y por puro gusto. Ahí el primer factor a tener en cuenta. El gusto. Esto tiene que gustarte y además hay que tener buen gusto.

La fotografía de niños es muy expontánea. Los niños no posan, ellos viven una situación y es nuestro reto como fotógrafos saber captarlo. A mi no me gustan las fotos posadas y sin vida y memos de niños. Me gusta que cuenten algo, que transmitan. que puedas ver su cara y su personalidad a la vez.

Facilita mucho el trabajo tener una buena cámara. ¡Y saber usarla, claro! Si eres de hacer fotos con el móvil y sin complicarte mucho hazte con un Iphone 7 plus, con su doble objetivo y el modo retrato hace auténticas maravillas: mide la luz automáticamente y con mucha precisión, desenfoca el fondo para que resalte nuestro niño, obtura a gran velocidad aunque haya poca luz evitando que salga movida o que se nos pase el segundo perfecto que queremos captar y porque es sencillísimo cortar luego para arreglar el encuadre.

Si queremos ir mas allá, nada como una reflex para disfrutar disparando. Aunque sea más trabajoso, requiera más formación y postproducción, los resultados no son comparables.

De cualquier manera, os enumero cosas básicas a tener en cuenta:

La luz. Importantísimo que haya suficiente luz. Luz natural siempre mejor que artificial. Evita el flash siempre que puedas. Mejor luz indirecta, es decir, sombra. Sí, la sombra es mejor. El sol produce sombras en las caras que no son favorecedoras y además hace que arruguemos la mirada. Un día nublado es perfecto. O bien un sol de última hora, cálido y suave que da un toque muy romántico.

La profundidad de campo. Esto es, para entendernos, lo que enfocamos y lo que no enfocamos en nuetra foto. Para hacer fotos de niños, a no ser que el paisaje sea maravilloso y nos apetezca retratarlo, mejor desenfocar el fondo. Con el movil se hace a base de filtros y con la reflex en modo manual abriendo el diafragma al maximo o utilizando un teleobjetivo y compensándo con la velocidad de obturación para que la foto no salga quemada o más clara de la cuenta.

Para que lo entendáis, con un lenguaje más cotidiano os lo explico: La velocidad de obturación es el tiempo que el objetivo está abierto. Si lo abrimos mucho tiempo la foto puede salir movida o quemada, velada, porque le ha entrado más luz de la cuenta. Para ello podemos compensar con la abertura del diafragma, que es el tamaño del agujero del obturador, por el que entra la luz en la foto. Si lo abrimos mucho entra mucha luz y si lo abrimos poco, entra poca luz. Jugando con velocidad de obturación y abertura de diafragma podemos conseguir el efecto deseado.

El escenario. Busquemos sitios amplios, abiertos y sencillos. No pongamos al niño delante del bombo de la ropa sucia y al lado de la tabla de la plancha. Un sitio al aire libre, que no tenga nada detrás muy cercano, para que no le robe protagonismo a nuestro hijo. O una pared lisa si no tenemos más opciones. Os diré un truco a los que usáis reflex. La abertura del diafragma de la que os hablaba antes, además de determinar la cantidad de luz que dejamos pasar, conlleva una profundidad de campo determinada. Esto significa lo que sale enfocado y lo que no. Si abrimos mucho el diafragma, habrá menos profundidad de campo, es decir, lo de detrás sale desenfocado. Lo cual nos interesa para retratos. Y además para no quemar la foto habrá que disprar a una velocidad elevada, lo que también nos interesa para fotografiar niños.

El color. Ahora es fácil cambiar una foto de color a blanco y negro con cualquier aplicación. Si hemos hecho una foto a nuestros hijos y van vestidos de mil colores y encima el fondo es morado y tanto color nos distrae pues mejor prescindir de él y poner la foto en blanco y negro. Esto es cuestion de probar y de gustos.

Finalmente la guinda del pastel.

¿Cómo hacer para que nuestro hijo se quede haciéndose fotos y no salga corriendo?

Aquí nuestro ingenio como padres debe agudizarse. Lo mejor es que esperemos a que estén entretenidos haciendo algo y disparemos sin que se lo esperen. No importa que no estén mirando. La foto puede ser bonita igual. Hay que ser pacientes. Podemos cantar una canción con ellos y mientras hacer la foto, contarles un chiste, una historia… cualquier cosa que se nos ocurra para llamar su atención un segundo y estar listos para disparar.

Mi consejo es que no le pidas que pose, porque entonces ni posará ni podrás cogerlo desprevenido.

 

Y si finalmente no conseguimos un buen resultado, hay fotógrafos maravillosos que harán las delicias de toda la familia. Para niños, yo os recomiendo sin duda Érase una vez la luz. Todo lo que hace me gusta y ella es encantadora.

 

Os animo a contarme vuestros trucos y experiencias y a preguntar lo que necesitéis o no hayáis entendido.

niños_reyes_carta

La carta de los Reyes Magos

¿Qué le vas a pedir a los Reyes? Cada año por estas fechas es pregunta obligada a todos los niños.

Hay niños que se quedan callados porque no saben qué pedir y otros que empiezan a enumerar una lista tan larga, que acaban antes diciéndole a los Reyes lo que no quieren. En cualquiera de los dos extremos, los padres no saben qué hacer, se sienten perdidos y llenos de dudas.

La tarea de Rey Mago no es sencilla. Pero, con un poco de magia y algunos consejos, todo se puede arreglar.

Lo primero es tener claro qué presupuesto tenemos e intentar no salirnos de ahí. Lo siguiente es hacer la carta y pensar dónde van a traer cada cosa los Reyes. Porque debemos tener en cuenta que normalmente los Reyes dejan cosas en casa de los abuelos, los titos o los padrinos. En mi opinión hay que hacer un buen uso de los recursos y dividir los regalos para que el día 6 no falte ni sobre nada.

Con respecto a qué pedir. En mi casa los Reyes lo tienen claro. Juguetes educativos, para compartir y jugar en grupo. Que fomenten la cooperación, la imaginación y el desarrollo de los niños. De lógica, o juego simbólico. Para hacer manualidades. Libros y cuentos. Actividades al aire libre. Nada de juguetes comerciales con pilas y mil luces y nada de videojuegos.

Desde que Carmen nació, cada año pienso: a ver cómo lo hago el año que viene para que no pida el juguete de moda carísimo y absurdo con el que luego no jugará más de dos días. Y por ahora puedo estar orgullosa seguir consiguiéndolo. No es trabajo de unos días. Es cuestión de educación y de perseverancia todo el año. De que entiendan que las modas y la publicidad no deben regir sus gustos. Para mí este debate va más allá, pienso en cuando sean mayores y en que si hago bien mi trabajo de madre, mus hijos sabrán elegir bien el día de mañana, cuando la elección sea más trascendente que un juguete u otro.

¿Cómo lo hago? Pues antes de hacer la carta los llevo a ver los juguetes a jugueterías interesantes donde venden los juguetes que yo quiero que pidan y no a grandes almacenes. Por ejemplo Rayuela, Baobab, Princesas y Caballeros,  Imaginarium o Eurekakids. Intento que no vean la tele en general, todo el año, y cuando la ponemos elegimos películas online y sin anuncios. A cambio de no ver la tele juegan mucho en casa a los juegos y actividades que ya tenemos. Muchos elegidos por mi y que les encantan. Así consigo que confíen en mí y en mi criterio para escribir sus cartas. Las marcas que más me gustan son Goula, Janod, Kidkraft, Smart Games, Hape, Small foot company, Kalandraka, Lego, Playmobil, Eduland o Miyo entre otras.

Y siempre y lo más importante, salud, ilusión y mucho amor.

pokino_niños

¡Nos encanta jugar a El POKINO en familia y con amigos!

Agradezco que me dejéis un comentario con vuestra opinión y consejos. ¿Qué van a traer los Reyes en vuestras casas?

mama_blog_bebe

Cómo lo haces sola con tres niños

mama_blog_bebe

Ésta es la pregunta que mas oigo últimamente. Os prometo que no es para tanto. ¡Os voy a desvelar el secreto del éxito!

Organización, rutina y autonomía. ¡Si me sacas de ahí estoy perdida!

El truco, para llevarlo todo para adelante y no perder la cabeza, es la organización. Las rutinas deben estar claras para todos y todos debemos respetarlas. Durante el curso escolar es fácil. En verano hay que soltar un poco más la cuerda, pero aun así se puede establecer una rutina, al menos en ciertos momentos del día. Y por supuesto de vez en cuando hay que saltársela, si no ¡qué gracia tiene!

El segundo factor que entra en juego, en mi caso, es la autonomía de los niños. Desde muy pequeños les enseño a hacerse sus cosas ellos solitos. Mis hijos, desde que cumplen un año empiezan a hacer cosas solos.

Los míos y todos los demás niños pueden lavarse solos los dientes, ducharse y vestirse solos, comer solos, recoger sus juguetes solos o peinarse solos. Todo esto con dos años es absolutamente factible. Siempre bajo nuestra supervisión pero sin necesidad de  intervenir. A los dos años pueden dejar de llevar pañales y van al water solitos. Os dejo un enlace donde os explico como retirar el pañal.

mama_blog_bebe

Y  a partir de tres años se les pueden ir otorgando labores comunes que no entrañen peligro como vaciar el friegaplatos, hacerse el desayuno, preparar la mochila para el colegio o la piscina, hacer sus camas, guardar la ropa doblada o pasar la aspiradora. Además de ayudarnos, los niños están entretenidos y se lo pasan bien. Es una solución perfecta y la clave del éxito. Carmen es la encargada de vaciar el friegaplatos, y Gloria siempre la ayuda muy dispuesta, como veis en la foto. Manuel es mi mejor ayudante con la colada, dobla genial los calcetines y sabe poner cada prenda en su sitio. Le encanta ayudarme y a mi que lo haga.

Aún así, hay días en los que no puedo con mi alma. Los días que estoy sola con ellos se me hacen especialmente duros. Ahora nos toca la vuelta al cole y papi no estará. ¡A ver cómo se nos da!

El sentimiento de equipo y unidad es igualmente importante. El respeto y el cariño siempre deben estar presentes, entre los niños y entre mayores y niños. Hacerlos poco a poco responsables y enseñarlos a empatizar. Que sepan que mamá es una persona con defectos y virtudes que también se equivoca y necesita ayuda. Que no es una superhéroe.

En el fondo no existe una receta mágica, tener hijos pequeños requiere mucha dedicación. Yo afronto mi maternidad con ganas e ilusión. Intento exprimir al máximo esta etapa y ofrecerles cada día la mejor versión de mi misma. ¡Hay días que me sale mejor y otros peor!

Mis niños y sus amigos de excursión en la playa.

Hacer amigos nuevos

Mis niños y sus amigos de excursión en la playa.

Mis niños y sus amigos de excursión en la playa.

 

Con la cantidad de veces que nos hemos mudado, mis niños y yo nos hemos hecho expertos en hacer amigos. Carmen, a sus siete años ha vivido en más de 5 casas y ha ido a dos guarderías y cuatro colegios diferentes. Se ha graduado en ser “la nueva”. De hecho, ella da por sentado que lo normal es cambiar de colegio cada año. Manuel, por el momento, lleva dos guarderías en su haber. Y para el próximo curso todo parece indicar que ¡volveremos a cambiar de casa, de colegio y de país!

 

Nuestro cartel para buscar amigos en Valencia

Nuestro cartel para buscar amigos en Valencia

La opción mas fácil y rápida para hacer amigos es conocer a los vecinos del bloque o la calle. Para esto, nosotros, usamos un cartel que ellos mismos decoran invitando a los futuros amigos a merendar. Lo pegamos en el ascensor o la portería y ¡nos vamos a casa a hacer bizcocho y galletas! Tener de amigos a tus vecinos es lo más parecido a tener a la familia cerca cuando estás lejos. Nosotros siempre hemos tenido mucha suerte, tenemos vecinos maravillosos en varios sitios del mundo a los que seguimos queriendo muchísimo.

La siguiente fórmula, que ya os la he recomendado en otro post, es ir al parque. Si sales al parque todos los días sobre la misma hora acabarás coincidiendo con los mismos niños y sus mamás o papás con los que podréis hacer amistad. Hablar de los niños, la lactancia, los colegios y la maternidad en general es fácil cuando te sientas en el parque junto a otras mamàs que comparten una misma etapa de crianza. Y además nuestros niños se lo pasan pipa y se cansan para luego dormir como angelitos.

Hay una cosa más que podemos hacer para terminar de integrarnos en un nuevo barrio o ciudad, las actividades extraescolares. Siempre hay algún centro de ocio, ludoteca, biblioteca o centro de actividades donde podemos ir a practicar alguna habilidad como pintura, teatro, música, gimnasia o danza y de paso conocer gente.

Como pasa con la fama, lo difícil no es conseguirla, sino mantenerla. Y la amistad es un regalo que debemos cuidar cada día para que crezca. Los amigos son un tesoro y hay que mimarlos. Tener amigos sin importar la clase, raza o religión es algo que nos enriquece enormemente y que debemos enseñar a nuestros niños desde muy pequeños. La tolerancia, la empatía y el amor son valores imprescindibles y los papás debemos dar ejemplo.

Viajar_ninos

Viajar con niños en avión low cost

 

 

Viajar_ninos

Si vuelas sola con niños o bebés en una compañía low cost, prepárate para hacer el equipaje más compacto de tu vida. Lo bueno es que suelen ser vuelos cortos. Lo malo es que no hay nada incluido, ninguna facilidad. Ahora vas a saber el verdadero significado de economizar y sacar rentabilidad a algo. Tu lema ha de ser “menos es más”. Tranquila que parece peor de lo que es. Te cuento algunos trucos que te salvarán de vivir una pesadilla en las alturas.

Viajar_ninos

Vamos por partes:

Si llevas un bebé necesitas un carrito. Olvídate de llevar tu supercarro en esta ocasión, no tenemos manos para plegarlo y empaquetarlo en la puerta del avión mientras todos te miran con asombro y tus otros hijos se suben por los sillones y saltan por encima de los pasajeros. Por no hablar de los controles previos en los que tendrás que desmontarlo y montarlo a toda velocidad porque siempre hay prisas.

Necesitas un carro compacto que pliegue en una pieza y con una mano. Porque en la otra llevarás las tarjetas de embarque, tu maleta y el bolso y el bebé, y el abrigo y si tuvieras más manos más cosas llevarías. Para mi, la mejor opción es la Yoyo de Babyzen, cumple todos los requisitos y además puedes meterla en el avión contigo evitando así que la destrocen y manchen o pierdan. Todas las aerolíneas permiten llevar un carro de bebé gratis.

Ana Cuesta con sus hijos
Una vez dentro del avión, lo primero es ubicarte en tu sitio. Si llevas bebé de menos de dos años ya te habrán asignado una fila específica e incluso te pueden permitir embarque prioritario, aunque no siempre. Cuando ya estéis todos sentados y preparados seguro que alguno quiere ir al baño. ¡Ve! Porque si no vas ahora, ya tendréis que esperar a que se apaguen las luces del cinturón una vez alcancéis la altura de vuelo. En ese momento puedes relajarte y empezar a sacar golosinas, bocadillos, pinturas, juguetes y todo lo que se te haya ocurrido llevarte para pasar el viaje.

¡Justo ahora te darás cuenta de que has olvidado en casa tu pijama, por ejemplo! No te preocupes, seguro que puedes comprar uno en tu destino o dormir con la ropa del día siguiente. Poco te has dejado teniendo en cuenta que has hecho la maleta mientras tus niños jugaban al escondite dentro de ella.

Una mamá viajando sola con sus tres hijos, de Sevilla a Cambridge

Y hablando de maletas, ¿qué echamos en ella? Lo imprescindible. Nada más. Nada de “porsiacasos” o necesitarás un gachetobrazo para cargar con todo y no perder a un niño por el aeropuerto. De hecho, para prevenir, por si esto ocurre, es muy útil etiquetar a los niños con unas pulseras de seguridad en las que apuntas un número de teléfono al que llamar para localizarte en caso de que se extravien. Llegado el caso te ahorraras un disgusto. Las venden en tiendas de bebé y cuestan unos 3€.

Una mamá viajando sola con sus tres hijos, de Sevilla a Cambridge

Volviendo al equipaje. Pon la maleta en la cama. Al lado ve amontonando las cosas y una vez esté todo, lo metes. Así repasas y aprovechas más los huecos. Incluso puedes haber hecho una lista con cosas imprescindibles para asegurarte de que no se te olvidan. Aunque vayas 10 días no necesitas mucha más ropa que para 3 días si puedes lavar y si viajas con niños busca alojamiento con lavadora. Pañales para un par de días solo y luego compras en el destino y un antitérmico que después según el país no es facil comprar medicinas sin receta. Haré un post específico explicando qué medicinas llevo yo siempre.

A no ser que vayas a un sitio muy precario, todo puede comprarse luego si ves que es imprescindible y pocas veces lo es. Como es equipaje de mano, jabones y demás en botes pequeños y si puedes no los lleves. Comida y bebida para niños y bebés sí puedes llevar todo lo que necesites, pero vete con tiempo porque pasan más controles que el resto de maletas.

Viajar_ninos

¡Ya solo te queda rezar a la virgen de tu pueblo para que no haya retrasos ni cancelaciones y prepararte a disfrutar de tus vacaciones!