Entradas

sintra viajar niños portugal

Portugal, sierra de Sintra con niños.

La sierra de Sintra es un destino ideal para niños y mayores, en general, para toda la familia. Portugal es un destino genial para viajar con niños, es un país donde se cuida mucho el turismo familiar. En cualquier restaurante tienen tronas y cambiadores, menús para niños o habitaciones familiares en los hoteles.

Nosotros hemos conocido Sintra en verano, y nos ha encantado. El clima maravilloso, fresquito y soleado, la comida espectacular, el paisaje verde y frondoso, la cercanía a la playa y los muchos castillos y palacios que se visitan lo hacen un destino muy completo.

Para ir con niños os recomiendo alojaros en el hotel Vila Galé Sintra. Fantástico. Un hotel nuevo, con spa y servicio de animación incluido en el precio. Habitaciones familiares con dos estancias y dos baños y  opción de media pensión para no tener preocuparte de nada. Los niños estaban entusiasmados con la cantidad de actividades y juegos que tenían. ¡Había camas elástica, piscina con toboganes, sala de juegos y cine e incluso un tiovivo!

¡Y mientras ellos disfrutaban de sus vacaciones, los papis descansábamos felices en las piscinas con vistas a la sierra y a sus palacios!

Hicimos varias excursiones para visitar palacios, os enlazo todos los que se visitan y sus precios y horarios. Nosotros vimos solo algunos de ellos porque fuimos 5 días y no quisimos hacer excursiones muy largas y que los niños se cansaran. Los que estaban mejor preparados para ir con niños según nos aconsejaron en la oficina de información y turismo. Os cuento algunos trucos interesantes si viajáis con niños pequeños.

El palacio más famoso de todos es el Palacio da Pena. Está dentro de un parque, un bosque-jardín, id es una auténtica maravilla. Con la misma entrada puedes ver el palacio, los jardines y el chalet de la Condesa de Elda.

El tráfico para subir hasta la entrada principal del Palacio da Pena es imposible, ya que se juntan en un solo carril: autobuses turísticos que vienen desde Lisboa, autobuses con tours que salen desde Sintra, Tuk-Tuk privados que también puedes alquilar en Sintra, taxis y los coches particulares como nosotros. Decidimos entrar por la entrada de detrás, la que da al chalet y no al palacio. Y fue todo un acierto. Lo mejor, aún así, es ir muy temprano para no pillar tanta bulla. Pero nosotros fuimos a media mañana y pudimos aparcar sin problemas por la puerta de la entrada del chalet. No os recomiendo llevar carrito a esta visita, mucho mejor portear.

Vimos el chalet, que nos pareció magnífico, era como la casita de la bruja del cuento de Hanzel y Gretel.  Los niños estaban convencidos de que era una casa de cuento. Y tiene una zona de rocas y grutas al lado donde pasamos un buen rato buscando gnomos y elfos. Desde allí hay un Hop on hop off gratuito que cada media hora sale hacia el Palacio da Pena dando una paseo por todos los jardines, donde vimos lagos, cabras, y unos árboles tan altos como edificios. Ir andando con niños se hace largo y pesado, es un camino de una hora aproximadamente, mientras que en el autobús tardamos 10 minutos y fuimos muy cómodos.

El palacio tenía una cola de al menos dos horas para poder entrar. Había muchísima gente. Pero al ir con dos niños y un bebé, tuvimos paso preferente, así que entramos directamente. Esto es muy común en todas las actividades y atracciones de Portugal en general, las familias con niños tienen preferencia, ¡solicítala!

El palacio es espectacular, está perfectamente conservado, amueblado hasta el más mínimo detalle y tiene unas vistas infinitas.

No se puede comer dentro ni llevar carrito, por eso es mejor portear y comer antes o después. Hay un restaurante, pero tantísima gente que fue imposible pedir. Menos mal que llevábamos unos bocadillos y pudimos un picnic en el inmenso jardín.

Otro día fuimos a ver al Palacio de Moserrate. Nosotros también fuimos en coche pero se puede llegar en bus. Estaba mucho más tranquilo, lo cual agradecimos. Tampoco aconsejo llevar el carro ya que la bajada hasta el palacio es empedrada y nada confortable, mucho mejor portear. No es un camino muy largo, pero sí no te apetece andar hay un hop ón hop off que te lleva desde el parking hasta el palacio por un par de euros. Los jardines son también una maravilla y el palacio tiene un aire indú que no te dejará indiferente, un trozo de la India en Sintra. Precioso. Se pueden ver las cocinas, la biblioteca, las estancias y el salón principal. No está tan amueblado como el Palacio da Pena, pero merece la pena verlo. Tiene también una cafetería muy agradable justo al lado de la parada del hop ón hop off donde sí se puede consumir sin esperar dos horas de cola.

No nos dio tiempo de ver más palacios, pero prometo volver y completar el post!

Lo que sí fuimos a ver es el Cabo da Roca, el punto más occidental del continente. Desde donde se puede ver una sublime puesta se Sol y respirar aire puro. Las vistas son preciosas. Es un sitio con una energía muy particular al que merece la pena ir pese a las muchas curvas que hay en la carretera.

A la vuelta, camino del hotel paramos en un restaurante muy pequeñito en un lateral de la carretera, con un acceso a pie complicado porque no había acera, pero con mucho encanto. Y fue un acierto. Se llama O Lavrador. El plato típico es ternera hecha a la plancha, pero te la haces tú mismo. A los niños es de lo que más les gusto del viaje. Ponen en la mesa una plancha de mármol con una especie de infiernillo debajo y una bandeja con una carne extraordinaria y muchas patatas fritas. Cenamos muy bien y muy entretenidos. Lo recomiendo.

Me quede con muchas ganas de ver el Palacio de Queluz, la playa de Estoril y su castillo, un pueblito precioso que se llama Azhenas do mar y de comer en la famosa pizzería Tiffosi, que dicen quienes han ido que hace las mejores pizzas del mundo. Os contaré cuando vuelva. O cuéntame tú si ya has tetado y quieres compartir tu experiencia.

Si tienes alguna duda sobre cómo organizar tu viaje deja aquí tu comentario. Si te ha gustado comparte! Gracias

Anacuesta_yoyo_viajar

REVIEW Babyzen YoYo

Estreno mi sección de REVIEWS con un carro que está causando sensación en este último año. Le está ganando terreno a la famosa Maclaren e incluso al Bugaboo Bee. Os presento la silla Babyzen YoYo.

La compré para usarla con mis tres hijos en un viaje largo con dos transbordos de avión y uno de tren. Necesitaba algo específico que cupiera en la cabina del avión. Reconozco que al principio no confiaba nada en que fuera gustarme, pero me equivocaba. Después de usarla solo le veo ventajas. Hasta los defectos que a priori veía, han desaparecido en el uso diario de mi Yoyo.

Antes de decidirme por Babyzen, comparé la Yoyo muy mucho con la nueva City Tour de Baby Jogger y la Nano de Mountain Buggy. Y decididamente creo que acerté de pleno. Qué bien nos ha servido. El carro en su uso diario es muy cómodo y sorprendentemente práctico y confortable tanto para bebés como para niños grandes.

Medidas

  • Ancho: 45cm en su punto más ancho.
  • Alto: 105 cm del suelo al manillar.
  • Anchura del asiento: 36 cm.
  • Profundidad del asiento: 25cm.
  • Altura del asiento: 43cm.
  • Altura hasta la capota: 72cm.
  • Distancia del asiento al reposapiés: 20cm.
  • Profundidad para ascensores abierto por completo: 83cm. Y bajando el manillar 66cm.

Plegado: Claramente su mayor virtud. Fácil, cómodo, rápido y ultracompacto. Una maravilla. Puedes llevarlo dentro del avión como equipaje de mano.

Plegado mide 45x20x54cm.

 

Peso: 6,5kg reales, lo he pesado en la báscula de mi casa.

Silla: Es una silla ultracompacta, resistente y muy amplia pese a lo que aparente. Cabe mi niña de 7 años. Viene homologada para su uso hasta 18kg, aunque estoy convencida de que aguanta mucho más si no nos dedicamos a subir y bajar escalones con ella.

Accesorios: El modelo 2017 viene de serie con el plástico de la lluvia y una bolsa para guardarla o transportarla. Podemos comprar nuestra Yoyo en dos opciones: desde recién nacido, que trae una opción de silla que mira hacia los padres y hace las veces de capazo; o a partir de 6 meses, que no trae esta opción.

Además, se le pueden comprar accesorios originales como los adaptadores de gr0 de anclaje universal , mosquitera, saco, sombrilla, patín de hermano mayor y portavasos. Os enlazo la página de Babyzen para que podáis comprobar precios.

Nada es barato en este carro, pero todo es de buena calidad y duradero. Además la atención postventa funciona muy bien.

No tiene ni barra apoyabrazos ni reposapiés ajustable original. Pero, si queremos comprarlos, en Aliexpres los podemos encontrar a un módico precio.

Textiles: Los textiles son intercambiables por si nos gusta lucir diferentes looks según la ocasión, aunque nada baratos. También en Aliexpres podemos encontrar más colores, aunque yo prefiero lo original con su sello de calidad y sus controles de seguridad aprobados.

Hay mamis que, en grupos de Facebook, muestran sus colchonetas y capotas hechas a mano para esta silla y que le dan un toque muy original. Os dejo el enlace AQUÍ. En estos grupos además se ponen en común dudas y soluciones sobre tu Yoyo e incluso puedes comprar alguna cosa de segunda mano.

El modelo nuevo tiene varios colores originales: negro, verde, salmón, azul, rojo rosa y gris. Y además podemos usar Colchonetas para customizarlo. Por ejemplo Fundas Bcn hace textiles específicos para la silla Yoyo que encajan perfectas, o la colchoneta nueva de Stokke que le queda genial y es la que yo uso.

Arnés: Tiene un arnés de 5 puntos que se puede dejar en 3 si queremos y se abre con un clip para meter o sacar la colchoneta o el saco. Es cómodo.

Cesta: La cesta es amplia, con capacidad para 5kg de peso y bastante accesible. Para plegar el carro hay que vaciarla por completo. Yo suelo llevar la bolsa que trae de serie para guardar el carro como bolsa para la cesta, así agilizo su vaciado para plegar. Saco la bolsa con todo y cuando lo abro la vuelvo a meter.

Capota: La capota del modelo nuevo lleva un bolsillo amplio para poder guardar una muda, toallitas y pañales si no queremos llevar bolso. tiene protección solar y una ventanita por la que vemos al bebé cuando va dormido y tumbado. Y si queremos se puede levantar la parte trasera para aumentar la ventilación si hace calor cuando están durmiendo. Es de un tejido muy agradable al tacto. Solo tiene dos posturas. Abierta o cerrada. Funciona con un tope automático.

Reclinado: No reclina del todo, pero más que suficiente para que el bebé duerma sin problemas. El sistema de reclinado no es uno de sus puntos fuertes, pero una vez te acostumbras no supone un problema. Lleva una correa con una presilla que alargamos o acortamos según necesitemos tumbarlo o no. El respaldo no es excesivamente alto, pero hasta los tres o cuatro años suficiente como para que puedan dormir y no se les salga la cabeza.

Reposapiés. No tiene. Como mencioné antes se puede comprar por Aliexpres al igual que la barra delantera. Pero a favor de la silla diré que la profundidad del asiento es suficiente como para que a un bebé de hasta un año no se le salgan las piernas mientras duerme, no le cuelguen. Y que la configuración de reposapiés del chasis es tan buena,  que tampoco le cuelgan a un niño grande. Reposan genial y no le molesta nada al dormir.

Manillar: es fijo, y suficientemente alto. Yo mido 175 cm. y no me resulta bajo. Tiene una opción de dejarlo plegado hacia atrás de forma que el carro se convierte en silla o hamaquita, lo cual es muy pero que muy cómodo para llevarlo por casa de un sitio a otro ya que cabe por cualquier parte o incluso como silla para el bebé en un restaurante o cafetería. Mis hijos además están deseando que ponga así el manillar para poder llevar ellos a su hermana por la casa. Me encanta esta característica del carro.

Se puede colgar un bolso y no se cae de espaldas como otras sillas ligeras. Tiene bastante estabilidad.

Ruedas. Son pequeñas y compactas. De goma densa. No se pinchan. Tienen amortiguación de muelle en las dos delanteras y freno de pedal en las dos traseras. Para suelos lisos son perfectas y el manejo es sorprendentemente suave. Si el suelo es empedrado o adoquinado, éste no es nuestro carro. Ahí tiene una limitación grande. Es un carro claramente urbano.

Precio: Depende de los complementos y configuración puede rondar los 400€, lo cual parece mucho, pero teniendo en cuenta que será el único carro que necesitemos en todo el tiempo que usemos carro, yo lo veo genial!

Además es compatible con los gr0 Besafe y podemos aprovechar las ventajas del sistema modular para llevar a nuestro hijo ACM hasta los 4 años.

Como conclusión a mi análisis, diré que lo que mas me gusta es lo versátil, compacto y manejable que es. Cabe en cualquier sitio, tanto abierto como cerrado. Y puedo usarlo con cualquiera de mis tres hijos, incluso con los dos pequeños a la vez. Me encanta que se le pueda bajar el manillar y quede como una hamaquita.

Lo que menos me gusta es que hay terrenos que se le resisten y no tiene ni barra ni reposapiés como complementos originales.

Os dejo un video para que lo veas en persona. Espero que os haya sido útil.